25 libros para reír sin parar

25 libros para reír sin parar¿Cansado del mal tiempo?
¿Cansado del jefe?
¿De los vecinos?
¿De la familia?
¿Cansado de estar cansado?

No estás solo. Se trata de un mal común. Relájate y ponte cómodo porque vamos a poner solución al problema.

Prepárate para reír a mandíbula batiente con la lista que hemos preparado. Se trata del remedio definitivo contra el aburrimiento y el mal humor: libros divertidos para desconectar y pasar un buen rato.

Disfruta 🙂

Maldito Karma (David Safier):

Una desternillante novela sobre el secreto de la felicidad que ya ha hecho reír a un millón de lectores en Alemania. La presentadora de televisión Kim Lange está en el mejor momento de su carrera cuando sufre un accidente y muere aplastada por el lavabo de una estación espacial rusa. En el más allá, Kim se entera de que ha acumulado mal karma a lo largo de su vida: ha engañado a su marido, ha descuidado a su hija y ha amargado a cuantos la rodean. Pronto descubre cuál es su castigo: está en un agujero, tiene dos antenas y seis patas… ¡es una hormiga! Kim no tiene ganas de ir arrastrando migas de pastel. Además, no puede permitir que su marido se consuele con otra. Sólo le queda una salida: acumular buen karma para ascender por la escalera de la reencarnación y volver a ser humana. Pero el camino para dejar de ser un insecto y convertirse en un ser bípedo es duro y está plagado de contratiempos.

El antropólogo inocente (Nigel Barley):

El antropólogo inocente es un texto ciertamente insólito del que se dijo: Probablemente el libro más divertido que se ha publicado este año. Nigel Barley hace con la antropología lo que Gerald Durrell hizo con la zoología (David Halloway). El autor, doctorado en antropología por Oxford, se dedicó durante un par de años al estudio de una tribu poco conocida del Camerún, lo que constituyó su primera experiencia en el trabajo de campo, y casi la última. Nigel Barley se instaló en una choza de barro con la intención de investigar las costumbres y creencias del pueblo dowayo, que se resistía a amoldarse a norma alguna. En esta crónica del primer año que pasó en África, Nigel Barley – tras sobrevivir al aburrimiento y a desastres, enfermedades, y hostilidades varias-, nos ofrece una introducción decididamente irreverente a la vida de un antropólogo social. Después de esta experiencia, el autor se incorporó al Museo Británico, cuyo departamento de publicaciones editó este texto como curiosidad. La excitación que causó entre sus primeros lectores motivó que se publicara después en la colección de bolsillo de Penguin con extraordinario éxito.

Me vestiré de medianoche (Terry Pratchett):

Libros divertidosCon casi dieciséis años, Tiffany Dolorido ya es una bruja en pleno derecho. Ha pasado varios años estudiando con brujas veteranas y ahora ejerce su oficio sola en su tierra natal, la Caliza. Lleva a cabo esas partes de la brujería que no son nada divertidas ni glamurosas, no hacen saltar chispas, no tienen nada que ver con varitas, y de las que rara vez se oye hablar: cuida a los necesitados. Pero alguien, o algo, está fomentando el miedo, inculcando oscuras ideas contra las brujas y resucitando rumores muy desagradables sobre ellas. De repente, el simple hecho de llevar un sombrero puntiagudo puede traer muchos problemas. Aún peor, todo apunta a que el culpable sea un misterioso fantasma que está persiguiendo a una joven bruja en especial. Y ya casi ha dado con ella… Con la ayuda de sus diminutos aliados azules, Tiffany deberá encontrar y derrotar el origen de este malestar atacando su raíz. Porque si Tiffany cae, la Caliza entera caerá con ella. Vuelven Tiffany Dolorido y los Pequeños Hombres Libres en una nueva y exuberante aventura del Mundodisco para todas las edades.

49 personajes que encontraron su autor (Enrique Jardiel Poncela):

En esta obra su autor Jardiel Poncela agrupa tres de sus obras teatrales: Usted tiene ojos de mujer fatal, Un adulterio decente y Las cinco advertencias de Satanás, éstas son algunas de las principales comedias con las que el autor se asomó a los escenarios; en el presente volumen ha prologado cada obra con unas cuartillas, de esencia autobiográfica, refiriendo cómo y en qué circunstancias fueron escritas y estrenadas la historia de cada una de ellas.

El diario de Bridget Jones (Helen Fielding):

Es poco usual encontrar a una autora que escriba sobre las mujeres de hoy y que sea realmente divertida e inteligente. Helen Fielding lo ha conseguido con un personaje desenfadado, hilarante y que habla sin tapujos sobre sus contemporáneos. El libro transcribe un año de la vida de Bridget Jones en forma de diario. Bridget, personaje que se hace rápidamente entrañable al lector, rebasa los treinta años, trabaja en una editorial, vive sola y, al iniciar su diario, se propone cinco objetivos: perder peso, dejar de fumar, controlar el alcohol, ser encantadora y conseguir una pareja estable. Por el diario desfilan sus padres (empeñados en casarla), sus amigas (adictas a los libros de autoayuda), un amigo homosexual, un compañero de oficina con el que tiene un ligue y le manda mensajes insinuantes por el ordenador, y otros muchos personajes, en una serie de situaciones divertidísimas.

Un Yanki en la corte del Rey Arturo (Mark Twain):

Con este viaje al pasado, Mark Twain no pretende hacer alardes científicos, «la transposición de épocas y cuerpos» es solo un pretexto para escribir un relato humorístico, empapado, como es habitual en él, de sátira social y política. Las instituciones monárquicas, eclesiásticas y caballerescas reciben un buen repaso; y los personajes, un tanto grotescos y caricaturizados, a la vez que nos divierten, nos sitúan frente a la desconfianza del autor ante ciertos valores morales tenidos entonces por inamovibles.

El Proyecto Esposa (Graeme Simsion):Libros divertidos

Don Tillman, profesor de Genética en la universidad, un hombre atrapado en una visión de la realidad extremadamente rígida, nunca ha tenido una segunda cita con una mujer. Sin embargo, conocedor de los estudios que demuestran que los hombres que viven en pareja son más felices que los solteros, se embarca de lleno en lo que bautiza El Proyecto Esposa, cuyo primer paso consiste en redactar un cuestionario de dieciséis páginas para encontrar la pareja perfecta: una mujer puntual, que no fume ni beba y se adapte a su reglamentada existencia. Y entonces conoce a Rosie Jarman, que es una mujer guapa, capaz y luchadora, pero trabaja en un bar, fuma, bebe, y llega siempre tarde: ¡totalmente descartada para el Proyecto Esposa! Ella tiene un proyecto propio, encontrar a su padre biológico, y nuestro excéntrico profesor se encontrará inventando excusas a diario y saltándose sus estrictas reglas con tal de verla y ayudarla poniendo sus conocimientos de genética al servicio de su causa. Don y Rosie se lanzan así a una intrépida y divertidísima aventura que demuestra que el amor no se busca sino que acude a nosotros cuando menos lo esperamos.

El canguro alcohólico (Kenneth Cook):

En la pequeña localidad de Walgett, lugar donde transcurrió una parte importante de la infancia de Kenneth Cook, había un viejo llamado Benny que tenía como mascota un enorme canguro muy dado a aporrear a su anciano dueño alternativamente con las patas y la cola. De acuerdo a esta inclinación pugilística, el viejo Benny puso al canguro el nombre de Les, inspirándose en un célebre boxeador de la época. En la apacible comunidad de Walgett, Les no suponía un problema para nadie salvo para su amo, sin embargo, ciertas circunstancias impulsaron al canguro a darse a la bebida, y fue así como Les se convirtió en un peligro público. Este episodio, recuerda Cook, supuso su primera confrontación con una persistente verdad que toda su experiencia posterior en innumerables viajes por el Outback australiano no hizo más que confirmar una y otra vez: en la dicotomía entre naturaleza y cultura, al contrario de lo que pensaron filósofos como John Locke o Jean-Jacques Rousseau, la naturaleza no es la parte inocente y buena, y el ser humano tuvo muy buenas razones para alejarse de ella. En El canguro alcohólico, tercer y último volumen de un vasto anecdotario con el Outback australiano como escenario, Kenneth Cook vuelve a dar cuenta de la aberrante fauna humana y animal que habita ese continente a medio camino entre lo silvestre y lo civilizado, en el que no es extraño encontrarse con ratones antropófagos, avestruces enloquecidos, escuadrones de rescate suicidas o emprendedores indigentes.

La vuelta al mundo con la tía Mame (Patrick Dennis):

Tras partir hacia Oriente con el pequeño Michael, tía Mame (que nos sorprendió y fascinó con La tía Mame, Acantilado, 2010) había prometido regresar a tiempo para la vuelta al colegio del niño. Pero ya han pasado dos años y medio, y nada se sabe de la extraña pareja, más allá de algunas postales fortuitas llegadas desde lugares exóticos. Pegeen está fuera de sí, pero Patrick intenta calmarla: tía Mame es la mejor compañera para dar la vuelta al mundo, su único problema es no ver nunca el momento de regresar… Así que Patrick decide explicar a su mujer, con bastantes omisiones, una parte de su vida que había mantenido oculta hasta entonces: unos años antes de la Segunda Guerra Mundial, él dio la vuelta al mundo con tía Mame: París, Londres, la Austria nazi, la Rusia soviética y Oriente son algunos de los destinos de ese divertidísimo viaje, lleno de aventuras, en el que el lector no para­rá de reír con la extravagante y deliciosa Mame, con su sentido del humor irreverente y sus ganas de vivir.

El regreso de Reginald Perrin (David Nobbs):Libros divertidos

Reggie Perrin es un hombre gris, de mediana edad, que lleva una vida si cabe más gris. Hasta que un día decide simular su propio suicidio y comenzar de nuevo como una persona diferente. «El regreso de Reginald Perrin» retoma el espíritu de la hilarante y agridulce «Caída y auge de Reginald Perrin» y nos ofrece las nuevas aventuras de uno de los antihéroes más inolvidables de la literatura británica reciente. Tras diversas tribulaciones, incluida la temporada en que nuestro protagonista se ve obligado a cuidar gorrinos en una granja, Reggie abrirá una tienda, «Basura» en la que todo lo que se vende es completa y absolutamente inútil. Para su sorpresa, el proyecto se convierte en un éxito apabullante. Cuando Reggie decide destruir el monstruo que ha creado, se da cuenta de que hay criaturas difícilmente eliminables. Un canto a la condición suburbana y a la miseria del hombre moderno; una «comedia trágica» plasmada con un ácido humor a prueba de bombas.

El leñador (Michal Witkowski):

A finales de otoño, el protagonista y narrador, Michal Witkowski, se retira a un resort turístico de playa, totalmente solitario en esa época del año, para escribir la novela que le proporcionara dinero, fama y todos los premios literarios. Se aloja en una pequeña casa en medio del bosque pero le cuesta avanzar con el libro, ya que su atención se centra en su anfitrión Robert(el Leñador) quien en realidad es un músico depresivo de mediana edad. Michal, intrigado con este personaje y siguiendo la pista de una fotografía, inicia una investigación que le conducirá a un antiguo centro de ocio de la época comunista y al olvidado caso de la desaparición de una belleza local. De una forma de lo mas excéntrica y con la colaboración de los arquetípicos y grises personajes que se va encontrando, Michal indaga en el pasado de el Leñador.Esta variación de la novela negra contiene los elementos de humor y temática gay habituales en la obra de Witkowski (aunque el componente gay no es tan explicito como en su anterior novela Lovetown publicada en España por Anagrama). Cuando el lector cree que esta en medio de una típica novela negra, se encuentra con una obra que también le habla del contraste entre las Polonias vieja y nueva, entre la antigua mentalidad comunista y el nuevo capitalismo salvaje, se encuentra con un narrador dotado de una capacidad de observación de la realidad fuera de lo común, que describe el mundo hortera y kitsch de la sociedad de una forma original y divertida.El autor combina frases complejas y sintácticamente impecables al estilo de la novela policiaca del siglo XIX con frases cortas extraídas del lenguaje coloquial y en ocasiones vulgar de los personajes que el protagonista se va encontrando en el resort fuera de temporada. Este choque de estilos, junto con la capacidad de realizar ingeniosas asociaciones semánticas y la autoironía del autor, contribuye al efecto cómico que exhala la novela.

Diario de una dama de provincias (E.M.Delafield):

La dama de provincias vive en una preciosa casa de campo, tiene dos hijos encantadores y un marido que, cuando está con ella, acostumbra a dormitar tras las páginas del Times. Lleva un diario que le sirve para poner un poco de distancia con las cosas que le suceden, en él escribe sobre sus esfuerzos para equilibrar la economía familiar y lidiar con su temperamental cocinera y la sensible institutriz francesa de sus hijos, así como sobre su lucha constante por mantener a raya a su engreída vecina, Lady B., y sus denodados esfuerzos por estar siempre a la altura de las circunstancias. Con el relato cotidiano de las desventuras de su protagonista, de sus agobios y preocupaciones, de sus pequeños triunfos, E. M. Delafield creó un vivísimo e inolvidable personaje con el que se identificará cualquier lector que se haya sentido alguna vez sobrepasado por los quehaceres del día a día. Publicado por primera vez de forma seriada en una revista de los años treinta y recogido después en forma de libro, “Diario de una dama de provincias” es un hilarante retrato de la clase alta británica y una de las más divertidas novelas de la literatura inglesa del siglo xx.

La oficina en The New Yorker: El trabajo en viñetas (VV.AA):arton1073

Después de El dinero en The New Yorker llega la segunda antología publicada en castellano de viñetas de la revista The New Yorker. Esta vez el eje temático es el mundo de la oficina, cuyos códigos, situaciones y pequeñas miserias cotidianas dan lugar a una comicidad universal. Más de 300 viñetas que meten el dedo en la llaga y que desatarán carcajadas. Los lunes por la mañana, las recepcionistas, los jefes, recursos humanos, el poder de los contables, las reuniones, la jubilación, cómo pedir un aumento, las entrevistas de evaluación… situaciones de sobra conocidas pero vistas con la ironía característica de la mítica revista americana.

Sin noticias de Gurb (Eduardo Mendoza):

Perdido en la Barcelona preolímpica, el extraterrestre Gurb pone al servicio de su supervivencia la extraña cualidad de adoptar el aspecto que le plazca. Se pierde con la apariencia de Marta Sánchez, mientras su compañero alienígena inicia la búsqueda en la jungla urbana. Por su diario personal vamos conociendo las increíbles peripecias de un extraterrestre en Barcelona. En este relato de carácter paródico y satírico, la invención de Eduardo Mendoza convierte la Barcelona cotidiana y absurda en el escenario de una carnavalada. Tras las máscaras pintarrajeadas y grotescas, se revela el verdadero rostro del hombre urbano actual y, tras el estilo literario, la acerada conciencia artística del escritor. Eduardo Mendoza afirma de esta obra que “Sin noticias de Gurb es, sin duda, el libro más excéntrico de cuantos he escrito. No hay en él una sola sombra de melancolía. Es una mirada sobre el mundo asombrada, un punto desamparada, pero sin asomo de tragedia ni de censura.”

El diario de mamá (Alfonso Ussía):

La madre del marqués murió en el tomo anterior, dejando tranquilo al pobre marqués y haciéndole un hombre mucho más rico de lo que ya era. Pero su muerte no significa que deje de maltratarle como ha venido haciendo desde que él era un niño. Ha dejado un Diario en el que su maldad se hace más evidente, si cabe. El pobre marqués lee el diario cuando sus actividades diarias se lo permiten. Mientras tanto, tiene que organizar una cacería a la que está invitado el juez Garzón y, muy probablemente, el ministro Bermejo. El marqués de Sotoancho es un niño bien y mimado, de la alta aristocracia española, con finca en Andalucía, de los que no ha trabajado en su vida y vive completamente ajeno a la realidad. Pero su vida está llena de estrés y problemas que normalmente vienen producidos por la gente que trabaja para él y por su mujer, mucho más joven que él y guapísima. Alfonso Ussía hace en estas novelas un retrato jocoso y algo crítico de esta clase social que no sabe ganarse la vida y cuya máxima preocupación es quién invitarán a la próxima cacería.

Mafalda (Quino):

Para todos los admiradores y personas devotas de esta única y encantadora niña preguntona, que representa el inconsciente colectivo de toda una generación. Una magnífica recopilación, para disfrutar y compartir. Esta es la colección de todas las tiras de Mafalda: los 10 libritos publicados entre 1964 y 1973 recopilados en un solo volumen, editado en un formato apaisado, con tapa blanda y a un precio muy reducido.

La conjura de los necios (John Kennedy Toole):índice

En este libro todo es extraordinario, empezando por su historia. Escrito a principios de los años 60, el autor no pudo conseguir que se editara; creyéndose un escritor frustrado se suicidó en 1969, a los 32 años. Su madre siguió intentando infatigablemente su publicación, lo que no consiguió hasta 1980 (cuando ella tenía 79 años), gracias al apoyo del gran novelista Walker Percy, y tan sólo en una editorial universitaria de Louisiana, cosa en principio muy poco prometedora para una consagración literaria. Y, sin embargo, el libro alcanzó en pocos meses un éxito inmenso, coronado en 1981 con el premio Pulitzer y con la crítica más entusiasta y unánime aparecida en muchos años. Su autor ha sido comparado a Cervantes, Fielding, Swift, Rabelais, Dickens… Resulta imposible resumir la trama picaresca y siempre sorprendente de esta obra, ambientada en Nueva Orleans y sus bajos fondos. Su figura central es uno de los personajes más memorables de la literatura norteamericana: Ignatius Reilly –una mezcla de Oliver Hardy delirante, Don Quijote adiposo y Tomás de Aquino perverso, reunidos en una persona–, que vive a los 30 años con su estrafalaria madre, ocupado en escribir una extensa y demoledora denuncia contra nuestro siglo, tan carente de «teología y geometría» como de «decencia y buen gusto»; un alegato desquiciado contra una sociedad desquiciada. Por una inesperada necesidad de dinero, se ve «catapultado en la fiebre de la existencia contemporánea» embarcándose en empleos y empresas de lo más disparatado. Los personajes secundarios son tan exóticos (y neuróticos) como los de una película de los Marx Brothers: Darlene la stripteaseuse de la cacatúa; Burma Jones, el quisquilloso portero negro del cabaret Noche de Alegría, regentado por la rapaz Lana Lee, quien completa sus ingresos como modelo de fotos porno; el patrullero Mancuso, el policía más incompetente de la ciudad; Myrna Minkoff, la estudiante contestataria, amiga de Ignatius; Dorian Greene, un líder de la comunidad gay; la desternillante octogenaria Miss Trixie, siempre enfurecida porque no le dan la jubilación… y tantos otros personajes inolvidables.

En nadar – dos – pájaros (Flann O’Brien):

En Nadar-dos-pájaros es un libro tan sorprendente y original como su propio título: tan incomprensible para el lector español como lo es para el inglés. Esta novela está considerada una de las obras maestras de la narrativa del siglo XX y quien se adentre en ella se encontrará con el maravilloso mundo de O’Brien… Es literatura en estado puro. Una sátira, una comedia, una farsa, un truco de magia, un birlibirloque narrativo… todo eso, y más, es esta novela. Es difícil intentar describir lo que es esta novela de novelas de novelas de novelas… O’Brien juega con el lector y con la literatura, asume su condición (como escritor) de creador de verdades, de mago que convierte lo irreal en real, la mentira en verdad, lo falso en auténtico, lo novelado en verdadero, para confundirnos en su papel de dios sobre lo creado, lo muerto, lo contado y lo callado.

Libros divertidosLa vida secreta de Walter Mitty (James Thurber):

Cuando Harold Ross, el fundador de The New Yorker, le comentó en 1927 al entonces joven colaborador James Thurber que todo el mundo creía dominar el uso de la lengua pero que en realidad nadie sabía hacerlo, no podía imaginarse que estaba ante un escritor que iba a convertirse, al lado de nombres como Dorothy Parker o Truman Capote, en uno de los autores de referencia de la mítica revista neoyorkina. Observador milimétrico y narrador incansable, los relatos de Thurber nos divierten, nos arrastran, nos abren un claro de cielo por el que entrevemos, más allá de la ironía, las frustraciones del hombre moderno. La vida secreta de Walter Mitty, el más célebre de sus relatos que da título a nuestra selección, sirvió incluso para bautizar como «síndrome de Walter Mitty» la tendencia compulsiva a fantasear con la que algunos hombres escapan —a su modo heroicamente— de la rígida y anodina cotidianidad de lo que convenimos en llamar «una vida normal».

Piccadilly Jim (P.G.Wodehouse):

Cuando la riquísima Eugenia Van Brunt se casó con Bingley Crocker, un actor de quinta fila, Jimmy, el hijo de Crocker, más conocido como Piccadilly Jim, se despidió de su trabajo. ¿Por qué habría de malgastar la vida trabajando? Y ahora todos viven en Londres, donde Eugenia se ha empeñado en conseguir un título nobiliario para Bingley. Jimmy es un auténtico señorito, dedicado a la buena vida, y sus hazañas son material de los periódicos sensacionalistas. Estas noticias llegan a Nueva York, a oídos de Nesta Pett, la hermana de Eugenia, escritora de novelas muy intensas que toma cartas en el asunto. O sea, que se entromete en la buena vida del alegre Piccadilly Jim.

Pura anarquía (Woody Allen):

Veinticinco años después de su último libro de relatos, Woody Allen vuelve a hacernos reír con sus historias: desde la policía hasta los gourmets, pasando por Mickey Mouse, los detectives privados a las guarderías, nada escapa a las ácidas burlas de Woody Allen en estos dieciocho relatos.

La abadía de Northhanger (Jane Austen):

Irónico y divertido retrato de la sociedad inglesa de la época. Catherine Morland es una muchacha “tan corriente como la que más”: ni por su espíritu ni por su condición social está llamada a ser una heroína novelesca… y, sin embargo, las novelas son su debilidad. La realidad le revelará al fin un mundo acaso más absurdo y angustioso que el imaginado por la peor de sus fantasías.

Ha vuelto (Timur Vermes):Libros divertidos

Es el verano de 2011. Adolf Hitler despierta en un descampado en el centro de Berlín. No hay símbolos nazis, reina la paz, las calles están invadidas por extranjeros, y Alemania está gobernada por una mujer rechoncha que hace lo que quiere en Europa. Sesenta y seis años después de su caída, el resucitado Hitler triunfa en la televisión como perfecto imitador del Führer, un cómico genial. Pero él no bromea en absoluto. La fama es la plataforma perfecta para retomar su carrera política. ¿Qué daño podría hacer hoy Hitler? Esta disparatada historia está contada por él mismo, un hombre que analiza tenazmente su entorno, que descubre de modo fulminante los puntos débiles de los demás, que, con una terquedad sin límites, se guía por su extraña lógica, con fanatismo pero también con lucidez. Las librerías de toda Alemania exhiben la portada del fenómeno literario del año. Esta divertidísima novela que ya ha leído un millón de personas pronto será publicada en treinta y dos países, mientras se rueda la película. Timur Vermes ha logrado algo inimaginable con esta sátira feroz, y es que nos riamos no ya de Hitler, sino con él. ¿Es posible algo así? ¿Está permitido?.

Días de perros (Gilles Legardinier):

Cansado de vivir en un mundo en el que no encuentra su lugar, y triste por la pérdida de sus seres queridos más cercanos, el riquísimo Andrew Blake decide dar un giro radical a su vida y desaparecer. Así, el día que le van a otorgar el Premio a la Excelencia Industrial, como mérito a toda una carrera como empresario, deja su Londres natal y se marcha al campo en Francia… ¡a trabajar como mayordomo! Cuando llega a Beauvillier se da cuenta enseguida de que la mansión ha perdido el alma que tuvo antaño… Entre sus habitantes están Nathalie, su patrona viuda y de horarios y exigencias extrañas Odile; una cocinera refunfuñona; Manon, una joven que no sabe lo que quiere, y Philippe, el jardinero y manitas que vive en la casita del jardín y se pelea con todos… La relación entre todos es un caos, y está llena de malentendidos y situaciones absurdas, así que Andrew no tiene otra opción que intentar poner orden en esta caótica casa…Ah, ¡y hacerse amigo de Méphisto, el gato de Odile!

Clásicos de Mortadelo y Filemón (Francisco Ibáñez):

Este libro contiene seis de los más celebrados títulos de Mortadelo y Filemón. Los tres primeros fueron publicados por primera vez en Editorial Bruguera, mientras que el resto constituyen una muestra de su fructífera y larga relación con Ediciones B. El sulfato atómico (1969), Contra el gang del Chicharrón (1969), Valor y… ¡al toro! (1970), ¡Pesadilla…! (1994) Cien años de cómic (1996) y Mortadelo de La Mancha (2005). Seis títulos fundamentales de Mortadelo y Filemón juntos por vez primera en un mismo libro.

¡A disfrutar!

Madrid, 6 nov. (Jorge García Carmona, Quelibroleo)

Recomendaciones de nuestros lectores:

Calvin y Hobbes (Bill Watterson):

Calvin y Hobbes relata, en clave de humor, las aventuras de Calvin (un niño de seis años) y Hobbes (su tigre de peluche).

(Sugerido por Doradita Macías).

Wilt (Tom Sharpe):

El protagonista, Henry Wilt, encadenado a un empleo demencial como profesor en un Politécnico, acaba de ver postergado su ascenso una vez más. Mientras, las cosas no marchan mejor en casa, donde su maciza esposa, Eva, se entrega a imprevisibles arrebatos de entusiasmo por la meditación trascendental, el yoga o la última novedad recién olfateada. Un día Eva conoce a los Pringsheim, una original pareja de americanos, que invitan al matrimonio Wilt a una fiesta. En ella se producen algunos pequeños incidentes, y a causa del malestar que le produce la situación, Wilt abandona el lugar, deja allí a Eva y se marcha a dar una vuelta. Cuando regresa a su casa, encuentra una nota de su esposa que le comunica que se va de viaje con los Pringsheim. Como se ha acabado el papel higiénico, utiliza la nota para uso propio arrojándola posteriormente al inodoro. Y comienzan los problemas, Eva ha desaparecido y él no puede demostrar que está con los Pringsheim…

(Sugerido por Nora Troisi).

La felicidad es un té contigo (Mamen Sánchez):

La inexplicable desaparición del gentleman Atticus Craftsman en el corazón de las tinieblas de la España profunda parece estar relacionada con las malas artes de cinco mujeres desesperadas, las empleadas de la revista Librarte, capaces de cualquier cosa con tal de conservar su trabajo. El inspector Manchego será el encargado de desenredar una trama en la que la comedia romántica se mezcla con el drama más tierno, la intriga policiaca desemboca en el mayor hallazgo literario de todos los tiempos, lo difícil se vuelve fácil y los problemas se ahogan en un mar de lágrimas… de risa. Todo esto para terminar descubriendo, qué cosas, que el amor lo explica todo. AVISO PARA LECTORES: Esta novela puede afectar seriamente su percepción pesimista de la realidad. Provoca carcajadas y ganas de más. Sus personajes son como los hijos: cuanto más tropiezan, más se les quiere. Cuidado con sus corazones: les pueden entrar ganas irrefrenables.

(Sugerido por Toñi Durán García).

La analfabeta que era un genio de los números (Jonas Jonasson)

Después del éxito mundial de El abuelo que saltó por la ventana y se largó, Jonas Jonasson vuelve a deleitarnos con una novela tan desenfadada como llena de sorpresas. Con su fecunda imaginación y su sentido del humor surrealista e irreverente, que no deja títere con cabeza, Jonasson ha ideado una historia trepidante que ar remete contra la hipocresía de la clase política al tiempo que ilumina la cara oculta de la historia oficial. En esta ocasión, la improbable heroína tiene su origen en el barrio de Soweto, el tristemente célebre gueto de Johannesburgo. Corren los años setenta, en pleno auge del apartheid, cuando Nombeko Mayeki, condenada a una vida de infortunio y con altas probabilidades de que ésta acabe a una edad temprana ante la indiferencia de sus semejantes, encuentra un resquicio para escapar de su aciago futuro. Dotada de un intelecto fuera de serie, e impulsada por la fuerza de un destino que ejecuta las piruetas más extrañas, el azar propulsa a Nombeko lejos de su entorno de miseria y la encarrila en un asombroso viaje en el que se topará con personajes de toda índole y pelaje, desde un falso especialista en física nuclear y un agente del Mossad con ánimo de venganza, hasta un rey de Suecia con rostro humano y una joven antisistema en permanente estado de ebullición. Así, la genial Nombeko recorrerá un insólito itinerario, repleto de emocionantes peripecias, hasta convertirse en una mujer clave para la supervivencia de la humanidad y, a la postre, descubrir su lugar en el mundo en las frías tierras escandinavas, un sitio con el que jamás se habría atrevido a soñar.

El abuelo que saltó por la ventana y se largó (Jonas Jonasson):

Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adónde ir, se encamina a la estación de autobuses, el único sitio donde es posible pasar desapercibido. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el primer autobús llega antes de que el joven regrese y Allan se sube sin pensarlo dos veces, con la maleta ajena a rastras. Aún no sabe que el joven es un criminal sin escrúpulos y que la maleta contiene muchos millones de coronas. Pero Allan Karlsson no es un abuelo centenario cualquiera (a lo largo de su vida ha coincidido, en una sucesión de hilarantes encuentros, con Franco, Stalin o Churchill; además, ayudó a Oppenheimer a crear la bomba atómica, fue amigo de la esposa de Mao y agente de la CIA, siempre fiel a su absoluto rechazo a dogmas e ideologías). Esta vez, en su enésima atropellada aventura, cuando creía que con su jubilación había llegado la tranquilidad, está a punto de poner todo el país patas arriba.

(Estos libros han sido sugeridos por Vanina).

Cuéntaselo a otra (Isabel Keats):

Destrozada tras descubrir que su marido y novio desde la infancia le es infiel, Inés Santaolalla, se divorcia y decide darle un giro de ciento ochenta grados a su vida. Mientras su hermana y su madre piensan que está trabajando en una sucursal de su banco en Nueva York, ella, como su admirada heroína de la novela de Muriel Barbery, acepta el empleo de portera en un inmueble de la calle Lagasca en Madrid, una espeie de universo paralelo poblado de seres a cuál más extravagantes. Inés está convencida de que aquella oscura portería, además de ser un lugar inmejorable donde lamerse las heridas que aún supuran de su matrimonio, será el escenario perfecto para terminar la novela que lleva varios años escribiendo.Sin embargo, con lo que Inés no cuenta es con el propietario del 6º derecha, un atractivo doctor que hará todo lo que esté en su mano para que ella vuelva a confiar en los hombres y el amor.

(Propuesto por Diana).

Mi familia y otros animales (Gerald Durrell):

El original estilo narrativo de Gerald Durrell, combinación de varios géneros, como el retrato de gentes y lugares, la autobiografía y el relato humorístico, explica el gran éxito obtenido desde el día de su publicación por Mi Familia y otros Animales. Primera parte de su divertida trilogía de Corfú, proseguida con “Bichos y demás parientes” y “El jardín de los dioses”, presenta una ágil y graciosa galería de personajes: Larry -el futuro autor del “Cuarteto de Alejandría”- y sus estrafalarias amistades, mamá Durrell y su inagotable sentido común, Spiro -el corfuano angloparlante- y toda una serie de animales retratados como sólo puede hacerlo quien a lo largo de toda una vida los ha tratado con inteligencia y ternura.

La tesis de Nancy (Ramón J.Sender):

La tesis de Nancy es una crítica mirada a la España de su tiempo que Ramón J. Sender hace a través de los ojos de una sorprendida estudiante norteamericana. Refleja a la vez la tradición y la modernidad de un país que se abría tímidamente al mundo desarrollado pero que guardaba todavía, en algunos momentos como un tesoro, pero en otros como un lastre, el profundo poso de siglos de costumbrismo difícil de asumir, interpretar y comprender, no sólo para el viajero entusiasta como Nancy, sino para muchos españoles a los que los avatares de su vida y de su nación habían llevado, como a Sender, a un exilio forzado o voluntario.

(Estos dos libros han sido sugeridos por María Jesús).

La tía Julia y el escribidor (Mario Vargas Llosa):

Premio Nobel de Literatura 2010. La relación amorosa del joven escritor Varguitas con una mujer de su familia mayor que él, la tía Julia, y la desaforada presencia del folletinista Pedro Camacho en la misma emisora de radio donde Varguitas trabaja, son las dos historias en que se vertebra el argumento de La tía Julia y el escribidor. La noble pasión amorosa entre la tía Julia y el aprendiz de novelista, que la sociedad limeña de los años cincuenta trata por todos los medios de impedir, se combina con las narraciones truculentas del folletinista de las ondas. Esta narración mayor de Mario Vargas Llosa reúne el interés de los relatos de aventuras, donde coinciden de forma brillante la encendida pasión shakesperiana con su correlato melodramático, la inesperada confluencia del devoto de la alta literatura con el escribidor rastrero.

(Sugerencia de Silvia Guizzetti).

La familia y otras demoliciones (Germán Dehesa):

Pásenle, este es su libro. Me gustaría que lo fuera. Escribo para no quedarme solo, solito y mi alma con mis recuerdos. Por eso, para eso, llevo ya tantos años viviendo acontecimientos, empleando palabras para volverlas anécdotas, historias, pequeñas estampas de lo humano. No siempre lo logro, no siempre fracaso. El tiempo y tú, lectora, lector querido, se encargan de discernir entre lo memorable y lo olvidable, entre lo leve y lo pesado. El resultado de esto es una primera selección. Después de unos cuantos años, la Rubia Misteriosa (que es muy curiosita) y yo nos juntamos, tijera y pegamento, y nos ponemos a armar un libro que tiene y no que ver con los originales que lo nutren. La vida de un periódico es ligera y se mide en horas; la de un libro, yo espero, es más prolongada y de mayor entidad. Todo esto puede lograrse si consigues recombinar con eficiencia los materiales -palabras y silencios-del origen y hacer una constelación con las que fueron luces dispersas. […] Este volumen de mis memorias reprocesadas está dedicado a la familia. En particular, a una de sus variedades más virulentas y nocivas: la familia mexicana. No les digo nada nuevo si les comento que la familia azteca es montonera, metiche, irrespetuosa, triturante, mafiosona, poco afecta a la democracia, prejuiciada, belicosa, mitotera, apapachona, solidaria hasta la infamia, fiestera, ritualista, machista y divertidísima. Los integrantes de estos apelmazados clanes viven y mueren convencidos de que su familia es única, mejor que cualquier otra, depositaria de las esencias nacionales, con antepasados oscuros pero admirables, pobres (o ricos, o de clase media), pero muy honrados. Para decirlo con voz de mis tías: decentes, decentes, sólo quedamos nosotros.

(Sugerido por Agustín).

Contra el viento del norte (Daniel Glattauer):

Con qué pocas palabras puede desatarse la pasión. En la vida diaria ¿hay lugar más seguro para los deseos secretos que el mundo virtual? Leo Leike recibe mensajes por error de una desconocida llamada Emmi. Como es educado, le contesta y como él la atrae, ella escribe de nuevo. Así, poco a poco, se entabla un diálogo en el que no hay marcha atrás. Parece solo una cuestión de tiempo que se conozcan en persona, pero la idea los altera tan profundamente que prefieren posponer el encuentro. ¿Sobrevivirían las emociones enviadas, recibidas y guardadas un encuentro «real»?

(Sugerido por Santa).

No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas (Laura Norton):

Si estás leyendo estas líneas es que te ha llamado la atención el título. ¿Te gustaría decírselo a alguien? ¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo? Y lo más importante: ¿te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara? Pues esta es tu novela. Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa, para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos… Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que su piso se convierte en una especie de camarote de los hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que lleva mucho tiempo sin ver… Pero mejor no te lo contamos porque te gustará leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde el título, te garantizamos unas cuantas horas de descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.

(Recomendado por María del Mar).

Un trabajo muy sucio (Christopher Moore):

Charlie Asher es dueño de un edificio en San Francisco, tiene una tienda de objetos de segunda mano y está casado con una mujer guapa e inteligente que lo quiere por ser tan normal. Sí, a Charlie le van bien las cosas… hasta el día en que nace su hija, Sophie. Justo cuando se dispone a irse a casa, ve junto a la cama de su mujer a un extraño que asegura que nadie debería poder verlo. Pero Charlie lo ve y, de allí en adelante, comienzan a suceder cosas muy raras: la gente cae muerta a su alrededor, cuervos gigantes se posan en su edificio y parece que, allá donde va, oye susurros de una presencia siniestra. Sí, Charlie ha sido reclutado para un trabajo desagradable pero muy necesario: la Muerte. Es un trabajo sucio. Pero alguien tiene que hacerlo.

La sanguijuela de mi niña (Christopher Moore):

La vida de los vampiros es todo romanticismo y poesía… ¿o no? Cuando la joven Jody se despierta una mañana con parte del cuerpo quemado y una sed de sangre terrible, tiene que enfrentarse a todos los aspectos prácticos de su nueva condición: dónde dormir, cómo conseguir sangre fresca, cómo mantener el tipo ante su madre… No parece una empresa fácil para una chica que no ha visto una película de vampiros en su vida. Cuando Thomas, un escritor frustrado y dependiente a tiempo parcial, se cruza en su vida, Jody coge la oportunidad por el cuello… literalmente.

¡Chúpate esa! (Christopher Moore):

¡Me has matado, zorra! ¡Serás mamona! Estar muerto es un asco. Igual que estar no muerto. Y, si no, que se lo pregunten a Thomas Flood, que, al despertarse tras la noche más fantástica de su vida, descubre que su novia, Jody, es un vampiro. Y ¡sorpresa! Ahora él también lo es. Lo del mordisco habría hecho romper a muchas parejas. Pero Tommy y Jody están enamorados. Lo malo es que corre el rumor de que el chupasangre que mordió a Jody no debía reclutar más miembros para el club. Y lo que es peor: los antiguos compañeros de bolos de Tommy andan tras él, enviados por una prostituta de Las Vegas teñida de azul a la que llaman Blue (cómo no). Y esa sí que es una mamona.

(Estos tres libros han sido recomendados por Inma).

Gracias a todos.

Compartir en:
RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.quelibroleo.com/noticias/libros/libros-divertidos-para-reir/
Twitter
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Instagram


88 opiniones en “25 libros para reír sin parar”

  1. No tanto para “reir sin parar” pero si con mucho humor, son los libros de Jonas Jonason “El abuelo que salto por la ventana y se largó” y “La analfabeta que era un genio de los números”

    1. Hola Vanina:

      Tienes toda la razón. Son dos libros que están muy bien.Los acabamos de incluir en la lista.

      Gracias por tu comentario.

      Un saludo.

    2. Síii, yo lei el del abuelo en francés, cuyo titulo es “El viejo que no quería festejar su cumpleaños! y me encantó. Me divertí y reí mucho! Es el único que leí de la lista, asi que agendo los otros… Gracias

  2. Mi familia y otros animales de Gerald Durrell , es para pasar un buen rato. Yo me reí muchisimo. Y la tesis de Nancy, creo q es imprescindible . Los dos los he releído.

  3. Me gustaría agregar el libro del escritor mexicano Germán Dehesa con “LA FAMILIA Y OTRAS DEMOLICIONES”. En esta obra se recopilan algunos de los artículos publicados por Dehesa durante la década de los 80, 90 y hasta 2003. Una obra cargada de ironía, comicidad y llena de humor negro.

  4. Estamos totalmente de acuerdo con vuestra recomendación del libro “Un yanki en la corte del Rey Arturo” de Mark Twain. Es una novela que debe ser leída para descubrir a Twain fuera de sus clásicos de aventuras. En Uniliber hemos tenido hasta hace muy poco un especial sobre su obra. Os dejamos el enlace donde consultarlo: http://bit.ly/1NDsdbt.

    Un saludo

  5. Muchas gracias por la lista, no he leido un solo libro de la lista, veo que me he divertido poco a nivel risas, pero me divierto con cada libro que leo.

    Un libro que me hizo reír mucho: ” Contra el viento del norte “.

    1. Nunca es tarde si la dicha es buena, ¿verdad?

      Muchísimas gracias por tu sugerencia, la incluimos de inmediato.

      Un saludo.

  6. Hola, sólo he leido un libro que me haya hecho reir a carcajadaa hasta cuando lo cuento “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas” de Laura Norton

  7. Echo de menos algo de Christopher Moore. He leido varios y me encanta. Un trabajo muy sucio es el ideal para descubrirle. También La Sanguijuela de mi niña y Chúpate esa (continuación del anterior). Y una anotación El proyecto esposa a mi no me hizo reir a carcajadas, más bien me hizo llorar. Es emotivo, tierno. Una maravilla.
    Gracias por estas listas. Me ayudan a buscar próximas lecturas.

    1. Muchísimas gracias por todas tus sugerencias, Inma. Vamos a incluirlas en la lista inmediatamente.

      Nos alegra mucho saber que nuestro trabajo da sus frutos. Nos esforzamos mucho para poder ofreceros un buen servicio.

      Un saludo.

  8. De acuerdo con muchos de los títulos. Añadiría también “El asombroso viaje de Pomponio Flato” de Eduardo Mendoza me divertí mucho leyéndolo.

  9. Gente que viene y bah. Es de Laura Norton también. Es el primer libro en el que me sorprendí a mi misma soltando carcajadas.

  10. ‘¡Noticia bomba!’ (‘Scoop!’), de Evelyn Waugh. Un clásico desternillante. Uno de mis libros favoritos. Para leerlo y releerlo. Muy divertido.

  11. Admiro mucho el trabajo de los que colaboran en esta página, todos los días leo algo de ustedes, me encanta todo.

    Me encanto la lista, ya anoté una a mi lista propia.

    Les deseo lo mejor.

    Eliz 🙂

  12. Se me ocurre “Las aventuras del valeroso soldado Schwejk” de Jaroslav Hasek. Es, tal vez, la obra de la literatura checa más conocida fuera del país. Constituye una sátira mordaz y divertida contra lo absurdo de las guerras. Su protagonista, Schwejk, con astuto desamparo y ladina sandez, libra su guerra privada contra la maquinaria militar como un Sancho Panza de la Primera Guerra Mundial, y empleando la estupidez como refinamiento se transforma en un estratega capaz de desarmar a quien sea. En una serie de divertidos episodios y en el trato con sus múltiples y siempre limitados superiores, Schwejk cumple su deber de obediencia de tal manera que todas las órdenes llevan al absurdo y deja en ridículo a las autoridades reconocidas.
    Gracias por las recomendaciones. Saludos

  13. Es un gran aporte a quienes aún no tuvimos oportunidad de leer estas obras para reír. Gracias por esta útil y valiosa lista.

  14. Cómo se mujer y no morir en el intento de Carmen Rico Godoy.
    Recuerdo que me reía por las noches cuando lo leía y no quería hace ruido.

  15. La tia Julia y el escribidor y ha vuelto ya los lei y son muy buenos. Me llamo mucho la atencion la vuelta al mundo con la tia Mame. Lo buscare.

  16. Gracias por esta iniciativa: si, necesitamos reír.

    La exagerada vida de Martín Romaña, de Bryce Echenique. Es difícil que me hagan reír, y con este, me desternillé, aunque no es ligero.

  17. “Como no ser una drama mamá ” de Amaya Ascunce. Es súper divertido, escrito con tantísimo humor y te reconoces en todas las frases. Es nuestro libro-estrella familiar.

  18. “Lo major que le puede pasar a un cruasán” de Pablo Tuset. Uno de los libros con los que más me he reido… de hecho hay escenas que las revives, y te vuelves a reir. Muy bueno.

  19. Acabo de encontrar esta página : me encanta !!! Y aprovecho para dar las gracias y para , como no , pedir un favor . He leído algunos de estos títulos . Y además uno de un chino o japonés que se llama ” Haz el favor de no llamarme humano” ( o así ) Y otro de un japonés que trataba de dos señoras japonesas muy vapuleadas en su fábrica que deciden poner un juntas un negocio privado , y se dedican a enterrar y hacer desaparecer a los muertos de la Yakuza . He olvidado los título completos y los autores , le suena? .Podría ayudarme ? Y si lo ve conveniente añadir a la lista. Gracias . Gracias .

  20. Me encantan las recomendaciones, algunos ya los he leído y otros, espero hacerlo pronto. Mi recomendación para el grupo: Pantaleon y las visitadoras de Vargas Llosa

  21. Este libro no se si es para reir sin parar, pero indudablemente me hizo querer leer mas, por eso mi busqueda, que termino en esta pagina (excelente!). Si es posible me gustaria compartirlo, se llama “estimado cliente” y reune historias reales que describen como se comporta la gente en diferentes negocios y tiendas comerciales.

    https://www.amazon.com/Estimado-Cliente-Anécdotas-graciosas-divertidas/dp/1537588680/

    Lo recomiendo, me hizo reir 🙂

  22. Gracias por su pagina, he apuntado varios libros para leerme.
    Recomiendo tambien: historia de un idiota contada por el mismo de Felix de Azua y el amor en los tiempos del colera de Garcia Marquez también divertidisimo a la vez que maravilloso. La saga de Robert Poste, humor ingles en estado puro y Estupor y Temblores de Amelie Nothomb.
    Gracias y espero que les gusten

  23. Me encanta su página, excelentes recomendaciones, ya empecé con Sin noticias de Grub, muy bueno. Sin duda Wilt, y Pantaleón y las visitadoras son de los libros que más me han partido de risa, otro excelente que creo que no se ha mencionado es Yo no tengo la culpa de haber nacido tan sexy, de Eduardo Mendicutti: un día cualquiera, Rebecca de Windsor, bellísima mujer -transexual, por cierto- que habiéndose dedicado por años a la vida de la farándula y el cabaret, un buen día, mientras se desmaquilla, recibe el llamado a ser santa y ya está, emprende el camino a la santidad. De verdad te parte de risa.

  24. Libro que también destacaría sería, Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos. No sé si lo mencionaron por aquí ya.
    Saludos.

  25. Otros divertidos son los de la saga de Agatha Raisin de la escritora M.C.Beaton, lo malo es que en castellano sólo están los cuatro primeros pero son muchos más.

  26. Recomiendo que leáis a la autora Sophie Kinsella todos lo que he leído divertidisimos en especial “No me lo puedo creer” si necesitas levantar el animo es buenísimo. Por supuesto me encantan vuestras recomendaciones muchas gracias

  27. no puede faltar en una lista de libros de humor ” la bendición” .
    sorprendente, de principio a fin.
    de los mejores libros de humor que he leido sino el mejor.

  28. Muchas gracias por vuestras sugerencias, es de gran ayuda cuando no sabes que leer. Me encantan los comentarios, es un gran bálsamo el buen humor.

  29. Gracias por tomarse el trabajo de hacer esta recopilación de libros.. De Laura Norton No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas es bueno pero Gente que viene y gente que bah definitivamemte es BUENÍSIMO. Saludos desde Venezuela.

  30. Muchas gracias por todas las recomendaciones, estoy deseando leerlas. Mi aportación: “Los olvidados de Filipinas” de Lorenzo Mediano. No creo que fuera escrita con intención de hacer reír, pero lo disparatado de esta historia real, hace que te rías en no pocas ocasiones.

  31. Jorge: No sé qué manía le tenéis a la literatura española. En este país se valora demasiado lo de otros países y se desprecia a lo nuestro. Hay una novela muy bien escrita, muy española y muy graciosa: Armando Palacios Valdés: La hermana San Sulpicio. Trata de un soso médico gallego que se enamora de una resalá sevillana que es novicia.

  32. HOla, gracias por las recomendaciones. A mí me gustaron mucho “Galápagos” de Vonnegut. Y “Obras completas de Sally Mara” de Raymond Quenau. Con los dos me reí muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *