LA CAÍDA DE LOS GIGANTES. (The Century 1) FOLLETT, KEN

Nota media 7,84 Muy bueno 1.367 votos 122 críticas

Resumen

Ken Follet regresa con la trilogía The Century, donde combina la ambientación épica y el drama humano, sello distintivo en sus obras, a una escala nunca antes concebida, ni siquiera por él. Con la misma habilidad que en sus best sellers ambientados en la Edad Media, en The Century, sigue los destinos entrelazados de tres generaciones de cinco familias: una galesa, una inglesa, una rusa, una alemana y otra estadounidense. La primera novela, La caída de los gigantes, está enmarcada en los cruciales acontecimientos de la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa. La siguiente se centra en la Segunda Guerra Mundial y la tercera, en la Guerra Fría. The Century narra en esencia el siglo XX y permite contemplar en primera persona una de las épocas más convulsas, violentas y determinantes de la historia. Una trama épica y apasionante, desde Washington hasta San Petersburgo, del peligro y oscuridad de las minas de carbón a los destellos de las lámparas de las mansiones de la aristocracia. La escala inicial de este viaje a lo largo del siglo XX, donde conocemos a la primera generación de los protagonistas: -Los Williams. Mineros de carbón en Gales. David es un hombre religioso, miembro activo del sindicato minero, estricto y amante de su familia. Billy y Ethel, sus hijos, lucharán con éxito por sus derechos y por la emancipación de la clase obrera y de las mujeres. -Los Fitzherbert. Aristócratas ingleses. El conde Fitzherbert, dueño de las minas y heredero de la gran mansión Ty Gwyn, está casado con una princesa rusa, Elizaveta, elitista y cruel. Lady Maud Fitzherbert es la hermana del conde y muy distinta de él. De ideas avanzadas, cree en la democracia y el sufragio universal. -Los Kostin. Los hermanos rusos Grigori y Leonid no pueden ser más opuestos. Grigori es serio y trabajador; Leonid, por el contrario, un libertino. Pero a ambos les une una infancia cruel. -Los Ulrich. Aristócratas alemanes muy bien relacionados. Robert trabaja en el servicio de inteligencia del Estado Mayor austríaco. -Los Dewar. Miembros de la alta sociedad estadounidense. Gus Dewar, hijo del senador Cameron Dewar, es asesor del presidente Wilson.

122 críticas de los lectores

6

Follett es un as en esto de engancharte con el primer parrafo de sus novelas, pero de alli en adelante ya empieza a caer pesadito. El inicio me gusto mucho, crei que estaba ante otro exitazo como 'Pilares', y a medida que fui avanzando en los capitulos, cambio mi percepcion. La historia tiene demasiados detalles innecesarios, como las escenas de sexo muy descriptivas, que por estar en momentos poco adecuados, le dan un tufillo a novela rosa. Las discusiones politicas tambien quedan sobrando en varios capitulos, aunque no tanto como lo anterior, si tomamos en cuenta el establishment de la epoca. Lo que no concuerdo con las anteriores criticas es en que las escenas de violencia esten de sobra, por supuesto que son crudas, pero si lo veis en su contexto, que es la I Guerra, a mi parecer son suaves, y apenas dan una vaga idea de la carniceria que fue esa guerra de dementes. Los personajes no son muy profundos. Para variar, Follett no ha sacado de la manga su truco habitual de malos super malos y buenos super buenos, casi todos tienen sus defectos y virtudes, se ven mas humanos, los puedes entender mejorl pero hasta ahi llegan. En cuanto a la trama, tiene un ritmo que te mantiene entretneido, con aventuras probables, pero un poco forzadas en algunos casos, y no te aburres a pesar de sus mil y pico paginas. El final es abierto, para mi gusto tragable pero no satisfactorio.

hace 12 años
6

Con 8 personajes protagonistas, multitud de secundarios y un buen puñado de personajes reales, Follett escribe tan sencillo que consigue que no te pierdas en ningún momento. El mayor mérito de la novela es precisamente ése: que pocas veces tendrás que consultar el índice de personajes, lo que da una muestra del buen oficio del autor y lo bien que está narrada la historia (en cuanto a la forma, no a la calidad que es más que discutible). La trama es apasionante y la descripción de la primera guerra mundial desde diferentes puntos de vista, además de muy ambiciosa, constituye una aventura por sí misma. Es cierto que se ha aprovechado de la documentación de otras novelas y algunos personajes resultan excesivamente familiares (El hombre de San Petersburgo, Una fortuna peligrosa, Un lugar llamado libertad) pero consigue sin ningún género de dudas, atrapar al lector durante más de 1000 páginas. Muy entretenida y absorbente, hasta que no la termines no dejarás de leer, únicamente tiene un pero: con cada nueva novela Follett se acerca cada vez más al género romántico/rosa.

hace 12 años