Resumen

Esta escalofriante novela, en la que un demonio medieval se dirige directamente al lector, con tono mortífero unas veces y seductor otras, es una autobiografía nunca antes publicada que fue escrita en el año 1438. El demonio se ha introducido en las mismísimas palabras de esta historia de terror y ha convertido el libro en un objeto peligroso y lleno de amenazas con la intención de liberarse y ejercer su poder. El relato del señor B., un brillante y realmente perturbador tour de force de lo sobrenatural, conduce al lector a un íntimo y revelador viaje para descubrir la espeluznante verdad sobre la batalla entre el Bien y el Mal.

6 críticas de los lectores

3

No merece la pena perder el tiempo con esto.

hace 3 años
6

Una obra inferior para lo que nos tiene acostumbrados el autor. El comienzo es prometedor pero se va enrareciendo con el transcurso de la trama, el final es extraño y difícil de creer. Eso sí está muy logrado la manera en la que el personaje se dirige al lector, reálmente ves al demonio entre las páginas.

hace 4 años
7

Pues me ha gustado. Aunque la historia no sea nada del otro mundo me he divertido con los toques de humor negro y malvado. Y lo que mas destaco es lo que otros lectores rechazan. El demonio atrapado en el interior del libro y hablando con el lector, suplicando, amenazando, pidiendole una y otra vez que deje de leer y que queme el libro. Me parece una idea brillante

hace 5 años
1

Lo peor que he leído, aburrido hasta decir basta; una historia soporífera que en ningún momento engancha lo más mínimo. No se lo recomiendo ni a mi peor enemigo.

hace 6 años
7

Un libro realmente curioso, porque comienza hablándote a ti y luego te narra una historia en la que ves que hasta los demonios tienen demonios. Me ha gustado mucho el humor negro que gasta y la manera de dirigirse al lector directamente.

hace 6 años
6

Jamás me he encontrado con un libro que amenace de muerte al lector directamente, pero ha sido un buen relato, con sus altibajos como todos los libros, el final ya se esperaba, pero los momentos en que Jakabok (o el señor B) hablan directamente al lector e intentan tentarle son inolvidables. A lo mejor me leo los libros de sangre, ya veremos

hace 11 años