Resumen

En la ciudadela de Alamut, un inexpugnable nido de águilas en las montañas del norte de Persia, Hassan Ibn Saba se dispone a derribar el imperio otomano con apenas un puñado de guerreros de la secta de los hashashins (término que dio origen a la palabra asesino). Utiliza para ello un método tan inhumano como infalible: la ilusión del paraíso. Embriagados de vino y hachís, en la creencia de que han sido premiados con una visita al jardín de Alá, los jóvenes guerreros pierden el miedo a la muerte.

3 críticas de los lectores

9

Novela formidable, entre la aventura y la historia, en el que se relata un génesis tan sorprendente como cautivador: el de los asesinos, mártires fanáticos de una causa que nos recuerda muchísimo a lo que sucede hoy día en buen parte del mundo árabe. Bartol no sólo hace historia, sino que sus páginas son verdaderamente proféticas, un adelanto a su tiempo de cuánto ocurre hoy día, y ni siquiera hace falta irse a tierras extrañas. El fanatismo que despiertan líderes sin escrúpulos en las masas la causa de un "paraiso" terrenal o futuro, vía nacionalismos, totalitarismos varios y fanatismos religiosos, es algo plenamente vigente hoy día. Libro más que recomendable, en especial para los que quieran ver más allá del simple relato, toda una denuncia de la fácil manipulación con la que los poderosos someten a las masas humildes e ingenuas.

hace 1 año
10

Me ha gustado mucho, es una novela muy filosófica que te hace pensar sobre la vida después de la muerte. La recomiendo fervientemente.

hace 2 años
8

Interesante y curiosa novela que nos hace reflexionar sobre el fanatismo religioso y el totalitarismo.

hace 7 años