Resumen

Crimen y castigo (1866), considerada por la crítica como la primera obra maestra de Dostoievski, es un profundo análisis psicológico de su protagonista, el joven estudiante Raskolnikov, cuya firme creencia en que los fines humanitarios justifican la maldad le conduce al asesinato de un usurero petersburgués. Pero, desde que comete el crimen, la culpabilidad será una pesadilla constante con la que el estudiante será incapaz de convivir. El estilo enfebrecido y compasivo de Dostoievski sigue con maestría única los recovecos de las contradictorias emociones del estudiante y refleja la lucha extrema que libra con su conciencia mientras deambula por las calles de San Petersburgo. Ya en prisión, Raskolnikov se da cuenta de que la felicidad no puede ser alcanzada siguiendo un plan establecido a priori por la razón: ha de ganarse con sufrimiento.

125 críticas de los lectores

9

No es la primera obra que leo del gran Dostoyevsky; cuanto más lo leo más me apasiona. Antes de leerla me hablaron mucho y muy bien de ella, y no sería justo decir que no la encuentro espectacular. Los impulsos, sentimientos y emociones del personaje principal me dejaron sin aliento, no pude más que ponerme en su lugar y sufrir junto a él. El personaje de Porfirio Petrovitch me ponía los pelos de punta, y me encantó el brillante papel de Svidrigailov; uno de los personajes que más me ha gustado de todos los libros que he leído. Aún así no pude leerlo del tirón, no sólo por falta de tiempo, sino por algunos párrafos o capítulos en los cuales es imposible pasar página. Una novela del mismo autor en la que no tuve este problema, igual de buena a mi gusto, es Humillados y ofendidos.

hace 5 años
7

Un gran clásico de la literatura universal, Dostoievski escribía de una manera bastante particular y detallada... la trama es excelente y los personajes aunque están muy bien estructurados me llegaron a confundir en gran manera (como siempre me pasa con los libros de autores rusos), los nombres rusos se me hacen complicados, pero claro, no iba a poner María o José. ¡JA! En resumen diría que esta es una lectura obligatoria para todo amante de la literatura, esta se embarca entre varios de los aspectos más oscuros del ser humano mientras podemos, a medida que leemos y vemos desarrollarse el personaje principal, reflexionar sobre la conciencia y el efecto que tiene en nosotros. Hasta ahora este libro tiene mi record personal de ser el que más he tardado en leer, y mi puntuación es 7, porque a pesar de ser una obra maestra me parece largo en exceso, pudo haberse resumido de manera tal que el mensaje fuese preciso y conciso (como por ejemplo en el caso del libro EL TÚNEL de Ernesto Sabato), tortuosamente largo en verdad... pero como ya dije, no deja de ser una genialidad.

hace 6 años
9

Libro excelente. Todo el peso de la novela recae en la psicología de los personajes, tanto por lo que dicen por lo que el autor deja ver de los pensamientos e ideas del protagonista. De hecho el verdadero protagonista de la novela podría decirse que es la psique de Rodia. Por otro lado a veces te da la sensación de que estás leyendo una obra de teatro, pues las descripciones escasean,y todo el argumento descansa en las conversaciones que mantienen sus distintos personajes. A mí se me hizo fácil de leer, me atrapó el planteamiento y su profundidad, pero reconozco que es un libro "duro" y "difícil" por las cualidades que puede exigir al lector. Mi consejo, abordarlo después de haber leído algo sencillo y entretenido, teniendo verdaderas ganas de enfrentarse con Literatura de verdad.

hace 6 años
6

Un libro difícil de leer, para que nos vamos a engañar. Reconozco que me tuve que obligar a terminarlo y que el final me dejó fría. Quizá tenía demasiadas expectativas. No os fiéis de las listas tipo "los 100 libros que debes leer antes de morir", mejor haced vuestra propia lista. Aún así le doy un 6 porque llegué a sentir la ansiedad del protagonista a través de la narración.

hace 6 años
7

mmm a pesar de tantos elogios a mi no me engancho al 100% esperaba mucho leer este libro y creo q esas ansias fue lo que al final impidió disfrutarlo como se merece

hace 6 años
8

Es un libro difícil de leer y requiere de mucha concentración para comprenderlo y sacarle el mejor provecho. Dostoyevski tiene al lector comiéndose las uñas por el estrés y ansiedad causado por el personaje principal (Raskolnikov). La psicología y el pensamiento de los personajes están tan bien definidos, que hace sentir al lector como si fuera los pensamientos y estuviera realmente en la mente de ellos. Deja al lector perplejo ante el comportamiento de Raskolnikov, que puede relacionarse con el querer tomar el camino rápido, fácil, y de resultados inmediatos que a veces busca la gente (en lugar de trabajar y preparase para que el futuro sea mejor). Es muy maquiavélico al presentar diferentes estilos de gente: los que están hechos para cambiar el mundo y los que están hechos para obedecer, y la rigidez ética y moral (aplicación de las leyes) depende del tipo de hombre que se presenta (una doble moral: una para súbditos y uno para gobernantes). Tiene excelentes diálogos entre personajes y se enlazan todos entre sí. Narra la historia social de Rusia en aquél entonces y eso agrega un poco más de interés a la historia.

hace 6 años
7

Ansiedad, ansiedad es la única palabra que encuentro para resumir el estado en el que me dejó el Sr. Dostoievski. Quizás cuando lo leí no estaba pasando por un buen momento, quizás ese es el estado de ánimo que el autor queria expresar en la novela, lo único que sé es que me cautivó causticamente, incluso llegué a sentir cierto sindrome de Estocolmo por Raskolnikov. Esos monólogos interiores del protagonista y sus psicoanálisis desgarradores solo pueden ser plasmados en el papel por alguien que ha vivido en sus carnes la desesperación de darse cuenta de que el mayor y único juez y del que no se puede escapar es, sin lugar a dudas, uno mismo.

hace 6 años
6

Realmente no sabría porque nunca me pudo atrapar la historia de éste clásico libro. El inicio y el proyecto puesto por el protagonista fueron de alto interés ;sin embargo, todos los personajes introducidos por el autor fueron perdiendo fuerza y al final ya no era claro el desenlace de ninguno. En su momento la dualidad filosófica sobre el crimen y las excepciones a él, son algo interesantes, pero poco a poco trasciende en cierta monotonía. Y al final el tan escandaloso crimen y toda la importancia sobre él, no llegó a ningún lugar especial..

hace 6 años
10

Me hipnotizó su prosa fluida y perfecta, y aunque hay momentos algo más lentos, de verdad valen la pena por la hondura e introspección psicológica de los personajes. En ese aspecto creo que Dostoievsky era simplemente insuperable, y como se ha dicho más abajo, los diálogos entre Raskólnikov y Porfiri son enormes, debido a la enormidad de tales personajes. Nunca olvidaré la lectura de tan alto libro.

hace 6 años
9

Crimen y Castigo es la materialización del profundo dolor que padecía Dostoyevski, tanto físico como psicológico, y, si me permiten disgregar, qué es el arte sino el saber plasmar de manera precisa y detallada los sentimientos a través de distintas formas (la pluma, la palabra, la pintura, la música, la escultura...) sólo por esa lógica, por el arte como cualidad de precisar sentimientos, Crimen y Castigo, aunque densa y enrevesada, forma parte de la cumbre literaria rusa y universal, porque la obra es dolor, remordimiento, infierno terrenal y, sobre todo, amor y esperanza...

hace 7 años
10

Para mi este libro se convirtió en uno de mis favoritos, la descripción de los personajes es única, especialmente en el ámbito psicológico pude sentir cada una de sus emociones a medida que leía el libro. Recomiendo plenamente su lectura para cualquier persona que le guste el detalle de las emociones, sueños y pensamientos de los personajes, para mi esta es una obra maestra.

hace 7 años
6

Quizás se podría haber escrito con menos páginas y resultar algo más ameno. Los personajes quedan magníficamente retratados: el irónico juez de instrucción, la mezquina casera, el exfuncionario borracho que condena a la miseria a su familia, el amigo hiperactivo y optimista...

hace 7 años
9

Se trata sin duda de una obra cumbre de la literatura clásic . Destacaría principalmente el desarrollo de los personajes, especialmente de Raskolnikov, el protagonista, llegas a sentir su culpa, su ansiedad... impresionante. Se trata de una novela con un marcado caracter psicológico que te mantiene enganchado desde el principio. También me encanta el enfoque microhistorico de Dostoievsqui para describir la sociedad rusa de la época. Libro de lectura y relectura obligado.

hace 7 años
10

Como dijo Freud, nadie conoció mejor el alma humana que Dostoievski. Obra monumental sin lugar a dudas y de lectura obligatoria. Como buena novela rusa clásica tiene infinidad de personajes secundarios, y las historias se te van entremezclando con el transcurso del relato. En algunos tramos los diálogos son excelentes, como los de Porfiri con Raskolnikov. Lo terminé de leer ayer y todavía me da vueltas por la cabeza la locura de Rodión.

hace 7 años
7

Sin duda es un libro de lectura obligatoria, pero nada sencillo, por lo que, recomendaría buscar el momento adecuado para abordarlo.

hace 8 años
10

Mi libro favorito; los diálogos entre el juez de instrucción Porfiri y Raskolnikov son simplemente magistrales, además del tinte filosófico que adquiere la novela a medida que va avanzando. Sobran las palabras, obra maestra.

hace 8 años
10

Dijo Sigmund Freud, que nadie había retratado el alma humana como Dostoievski. El libro trata del remordimiento y la culpa. La lucha de Raskolnikov con su conciencia, del sufrimiento y la redención. Imprescindible.

hace 8 años
10

Obra magistral, que -como la mayoría de Dostoievski- analiza el alma humana de forma muy acertada. Los pensamientos y sentimientos de Raskolnikov te envuelven y empatizas con él.

hace 8 años
9

No es una lectura difícil, y aunque he de reconocer que en algunas páginas se me ha hecho un poco aburrido, ha habido momentos memorables en los que el autor te mete dentro de la novela y no puedes soltarla, como por ejemplo la escena del crimen, y lo cierto es que en mi vida había leído algo tan intenso como esa escena. Los personajes están muy bien construidos y definidos, sus sentimientos y emociones están descritos con gran inteligencia, el autor te introduce en sus mentes. Para no hacerse un lío con los personajes, recomiendo hacer una lista, porque además tienen varios nombres (como en toda buena novela rusa que se precie). Ha sido una novela diferente, apasionada, aunque con algún que otro bajón, y yo la definiría también como oscura, yo me imaginaba todo oscuro, y las calles grises, sin sol. Un ambiente un poco opresivo, como de pesadilla. Hace dos días que he acabado la novela y aún sigo dándole vueltas al personaje de Raskolnikov. A mí me parece un personaje pusilánime que en vez de trabajar para tirar adelante, prefiere un camino rápido, el de matar y robar, pero no tiene la suficiente sangre fría para seguir adelante y superar un hecho tan atroz. Y aquí quiero recordar el capítulo cinco donde expone una importante teoría que repercute en su comportamiento, en la que plantea la existencia de dos tipos de hombres: los ordinarios que obedecen las leyes y cuya función es poblar el mundo, y los extraordinarios destinados a cambiar el mundo en beneficio de la humanidad, y en función de ello están autorizados a violar las leyes y a cometer crímenes. En esta reflexión veo reflejada la máxima maquiavélica de El fin justifica los medios. Raskolnikov, en un principio, se ve a sí mismo como un ser extraordinario por eso se permite matar a la usurera, pero la realidad es otra. .

hace 8 años
9

Es una lectura excelente, con diálogos y situaciones que no dejan indiferentes, siendo el crimen, su naturaleza y su entorno los principales ingredientes. La historia, aunque extensa, puede leerse con avidez, a riesgo de dejar sin aliento. Es una novela coral en la que la acción, el drama, la psicología desarrollada ampliamente en cada personaje y la lectura social, mediante la que se muestra diversos aspectos de la sociedad rusa –modos de vida, justicia, economía, corrientes de pensamiento…-, se entremezclan a partes iguales. En ella destaca especialmente la evolución del personaje principal, Raskolnikov, un criminal poco común no comparable al típico criminal frio y calculador que aparece en la novela negra, al contrario, a medida que se avanza en la lectura hay un interés creciente por intentar comprender al personaje, sin necesidad de sancionarlo de inmediato. Las vicisitudes sufridas por Raskolniov te llevan a ser testigo de un “viaje” repleto de dilemas morales, algunos vigentes hoy, miserias, angustia y esperanza a la vez. A él se suman un conjunto de personajes no menos memorables, con sus defectos y virtudes, entre los que cabe mencionar a Dunia, Sonia y Rashumikine, los cuales viven sus propias tramas que completan el cuadro de la época.

hace 9 años