Resumen

Bohemia, 1741. En el interior de una capilla privada están dando sepultura a una dama húngara de alta cuna. Antes de ser enterrada le sacan el corazón del cuerpo… por temor a que se levante para cobrarse nuevas víctimas. Venecia, 2010. Chris Bronson y Angela Lewis, durante sus vacaciones en la ciudad más hermosa del mundo, descubren una tumba profanada. En el interior hay un esqueleto de mujer y un diario que habla de un pergamino perdido que proporcionará una respuesta a un antiguo secreto. En la ciudad empiezan a aparecer cadáveres de jóvenes asesinadas del mismo modo ritual. Y cuando Angela desaparece, Bronson sabe que debe encontrarla antes de que ella también sufra la misma suerte. Su búsqueda lo conduce a la isla de los Muertos, la parte más lúgubre de la Serenísima.

1 críticas de los lectores

8

La isla de los muertos de James Becker comienza con la llegada de a Venecia de Chris y su ex mujer Ángela. Su idea es pasar unas idílicas vacaciones en la ciudad de los canales. La primera noche deciden participar en la celebración del festival de los muertos que tiene lugar en la isla de San Michele, el cementerio histórico de Venecia. Pero la celebración se ve interrumpida con el descubrimiento de una tumba que ha sido profanada. Dicha tumba contenía los restos de un esqueleto con la cabeza cortada, situada entre los pies y con un ladrillo entre las mandíbulas. Llevados por la curiosidad del hallazgo se ven involucrados en una investigación que pondrá en riesgo sus vidas y su cordura. Una novela negra con un tema de investigación bastante curioso: el mito del vampirismo en Europa. Un criatura sobrenatural que no sólo se encuentra en la mitología de la mayor parte de los países europeos sino también en otras culturas como la egipcia o la azteca. El libro también es una novela histórica porque también nos cuenta parte de la historia de Venecia. En especial de la isla Poveglia más conocida como la isla de los muertos y que posteriormente fue sede de un hospital que acarrea una terrible y real historia. Ambas partes están muy bien entrelazada y con otorgan al libro un ritmo vertiginoso que hace que no puedas dejar de leer. Muy curiosa la pareja protagonista: él policía londinense y ella arqueóloga del Museo Británico. Me he enterado al poco de empezar el libro que esta es la cuarta entrega de la saga así que habrá que buscar los tres anteriores que éste me ha gustado mucho.

hace 5 años