MONASTERIOS. Las biografías desconocidas de los cenobios de España SOBRINO, MIGUEL

Nota media 10 Excelente 1 voto 1 críticas

Resumen

Durante siglos los monasterios mantuvieron y divulgaron una parte del saber antiguo, con monjes que copiaban los libros en los scriptoria y enseñaban en sus escuelas; pero también sirvieron para introducir el más depurado racionalismo en la arquitectura, mejorar los sistemas agrícolas de la Antigüedad, dignificar el trabajo manual contra la mentalidad aristocrática que lo despreciaba, dar la pauta para la concepción de las catedrales cuando llegó el auge de las ciudades o inspirar aspectos de la organización fabril en las primeras fases de la Revolución industrial. En España se han construido centenares de conjuntos monásticos desde la Alta Edad Media hasta casi la actualidad. Este libro ―magníficamente ilustrado por el autor― habla de ellos en profundidad, sin reducirlos a una mera relación de obras maestras, porque para apreciar mejor los grandes monasterios necesitamos conocer los prioratos, las granjas y hasta las villas de recreo o las obras hidráulicas que dependían de ellos. De esta manera, por ejemplo, la apabullante monumentalidad de El Escorial se ve con otros ojos comparada con la humildad del pobrísimo convento del Palancar, levantado en la misma época.

1 críticas de los lectores

10

El libro es fantástico, recorre los monasterios no sólo por sus características arquitectónicas, si no por su aspecto funcional y avatares históricos, demostrando que son objetos vivos y no meros edificios. Hecho en falta un índice onomástico, la estructura del libro, la cantidad de monasterios y las referencias cruzadas no hacen fácil el encontrar una información concreta en una lectura posterior. Por otro lado sobran las páginas dedicadas a las fobias del autor. A mí tampoco me gusta la taxidermia, ni me caen simpáticos la Inquisición y Torquemada, pero son temas tratados de forma poco ecuánime, que caen fuera de la temática del libro y del campo en el que es experto el autor. De todas formas es una manchita que no afecta al libro, que es magnífico.

hace 8 años