SVEIN, EL DEL CABALLO BLANCO. Sajones, Vikingos y Normandos II CORNWELL, BERNARD

Nota media 7,56 Muy bueno 42 votos 3 críticas

Resumen

En un tiempo y un mundo dominado por el fuego, la espada y la traición, el joven Uhtred se enfrenta a un dilema: luchar al lado de los vikingos daneses entre los que se ha educado o hacerlo al lado del rey Alfredo el Grande de Wessex, por quien no siente simpatía alguna, debido a su forma de imponer el cristianismo entre sus seguidores. Habrá que esperar a ver de dónde sopla el viento para conseguir estar al lado del vencedor en la terrible lucha que, a finales ya del siglo IX, está a punto de sacudir lo que queda del último reino inglés. Entrelazando las historias personales del guerrero pagano Uhtred y el rey cristiano Alfredo con los acontecimientos históricos, Bernard Cornwell relata con brillantez los embates de los vikingos destinados a acabar de una vez por todas con el reino anglo-sajón.

3 críticas de los lectores

8

Segundo libro de la saga épica Sajones, vikingos y Normandos, aunque se puede leer de forma independiente al ser autoconclusivo (aun que ayuda haber leído el anterior) Como en el primero de la saga se nota la gran labor de documentación, con muchos personajes reales: Alfredo el Grande, Guthrum, Etelmondo, Edmundo... y, como no podía ser de otra forma, con hechos reales. Dos de los protagonistas principales de este libro, Uhtred y Svein son personajes ficticios, pero totalmente necesarios para llenar de contenido y conducirnos a través de los hechos reales. Con una prosa muy elegante, la historia contiene unas maravillosas descripciones, del paisaje, de las ciudades, de la cultura del siglo IX, de la forma de vida y sobre todo de las batallas. Las escaramuzas entre los ejércitos y los ataques de los barcos, normandos o sajones están perfectamente explicados, pero la batalla de Ethandum está descrita de una forma tan magistral, que parece que estás participando en ella. En este segundo libro, se incluyen algunas referencias al mítico rey Arturo y sus leyendas áuricas. Quizás Iseult, compañera britana de Uhtred en esta novela, con sus poderes de predecir el futuro y su capacidad de hacer curaciones extremas, encajaría más en una novela áuricas que en está novela histórica. Un hecho que me ha llamado mucho la atención, es la poca personalidad que el autor atribuye al rey Alfredo, lo dibuja como una persona extremadamente católica que todo lo deja a las manos de Dios y de sus representantes en esta mundo, los obispos y los curas. Es cierto que cometió el error de creer que los normandos respetarían las treguas, y no solo una vez, pero también es cierto que en cuatro meses y de la nada, consiguió rearmar un ejercito y, con un poco de suerte, vencer en la batalla de Ethandum, por lo qu algo de caracter seguramente tendría. Además, no olvidemos, que de todos los reyes ingleses, él es el único que lleva el epíteto “el grande”. En definitiva una novela que entretiene desde la primera página y que consigue de una forma magistral, mantener el pulso narrativo sin alterar excesivamente los hechos históricos.

hace 1 mes
7

Segunda entrega de la serie que mantiene el interés de la primera y en la que vemos como el protagonista, Uthred, no sin antes dudarlo mucho y llegar hasta el punto de luchar al lado de los daneses (concretamente con el Svein del titulo) al final se decantará por ser fiel al rey Alfredo y a sus compatriotas sajones. Y menos mal para este rey porque nuestro protagonista se pasa buena parte de la novela salvándolo y ayudándolo a recomponerse después de que los daneses invadan su reino y el monarca se convierta poco más que en un fugitivo. Quizá Cornwell a cargado demasiado las tintas en este aspecto que al final puede llegar a ser un poco exagerado. Ya comentaba en la reseña del primer titulo de esta serie sus semejanzas con la trilogía "Crónicas del señor de la guerra" (también en más de una ocasión los protagonistas hacen referencia a la figura ya lejana de Arturo ) y aquí no hacen más que acentuarse con cosas como un personaje "místico" (Iseult, compañera sentimental del protagonista) que, además de predecir el futuro, realiza alguna que otra sanación milagrosa de vez en cuando. Si en las novelas artúricas esto no quedaba mal del todo, por lo que tiene de místico y leyenda el tema, en esta serie el autor se podía haber ahorrado estos toques fantásticos. En todo caso tampoco es que sea demasiado relevante. Lo que si es bastante relevante, o evidente, es el anticatolicismo del autor, algo que ya se puede comprobar en la mencionada trilogía de Arturo, y que aquí resulta incluso más palpable. La verdad es que uno llega a pensar que los elementos sobrenaturales que aparecen en estas novelas (pocos, afortunadamente) los añade Cornwell como un pretexto más para atacar a la religión cristiana. Solo así se explica que los cristianos, empezando por su muy católico rey Alfredo que es bastante ridiculizado en ese aspecto, recen y recen sin obtener el más mínimo resultado positivo, y los paganos adoradores de los antiguos dioses britanos consigan algún que otro milagro con sus ritos... En fin, al margen de las "fobias" de su autor no hay que olvidar lo verdaderamente importante y es que esta novela es un entretenimiento asegurado de principio a fin servido con la calidad literaria a la que afortunadamente nos tiene acostumbrado Bernard Cornwell, con un gran personaje, Uthred, y un buen ritmo narrativo que culmina en la decisiva batalla de Ethandun, de la que, eso si, se echa en falta un mapa.

hace 1 año
8

Este libro me gustó mucho mas que el primero. La historia de los protanonistas me pareció mas rica y entretenida. Además, creo que logra enganchar al lector.

hace 2 años