Resumen

El entusiasmo para los antiguos griegos no sólo significaba estar poseído por los dioses, sino también sentirse de alguna manera, devorado por ellos. "La incierta superficie" se proyecta más allá del hecho de expresar el inmanente sentido de Ser, y pronunciarse como un genuino entusiasta, intenta ahondar en los hechos más relevantes no sólo de su propia vida, sino del latente fluir de nuestro tempo. Puedo finalmente definir dicha estética como poesía del asombro. Iconografía superior donde la escritura revela un yo triste pero genuinamente apasionado porque muy por encima de sus destrucciones, bulle inconscientemente una poderosa impulsión hacia la esperanza. El principal resultado de su poesía está en la conceptualización de ese asombro ante el mundo.

1 críticas de los lectores

8

Magnífica antología de la poesía de este malagueño trotamundos. Existe una prosa poética, una prosa cercana, limítrofe a la poesía donde cuesta distinguir la delimitación de donde se confunden esos dos estilos tan dispares y tan hermanados a la vez. En la poesía de Francisco Muñoz Soler el proceso se invierte, es una poesía cargada de prosa culta, inteligente, bella y hermosa, donde lo íntimo se universaliza y lo universal íntima hasta fundirse y confundirse en un sentimiento privativo y personal. Es una poesía donde confluyen diversos estilos poéticos y, sin embargo, está dotada de una innegable peculiaridad y personalidad. Me gustó cuando oí al autor recitar algunos de sus poemas, entre el rumor dulce de un violín en una céntrica azotea malagueña, para despedir, los allí asistentes, una tarde fresca de verano; me ha encantado saborearlos en ese acto íntimo y profundo que se produce entre autor y lector que provoca la lectura sosegada de la poesía.

hace 7 años