VIDA DESPUÉS ANTES DE LA MUERTE ROMBOLI, M.E.L.

Nota media 10 Excelente 1 voto 2 críticas

Resumen

Situada en una de las grandes ciudades a comienzos de la segunda década del siglo XXI, cuando Facebook y WhatsApp dominaban la comunicación. Seguimos a Alejandra, una joven médica inmigrante y madre soltera que lucha incansablemente para mantener a flote a su pequeña familia. A lo largo de la trama, algunos de sus pacientes cambiarán su vida y sus creencias, haciéndole encontrar respuestas a preguntas que no se había formulado hasta entonces. A través de los ojos de Alejandra descubriremos la sanidad pública y la vida de los inmigrantes. Pero, sobre todo, cómo muchas personas enfrentan el final de sus días.

2 críticas de los lectores

M.E.L Romboli ha escrito una novela maravillosa que me ha cautivado por completo. Ella, igual que Alejandra, la protagonista y narradora de Vida después antes de la muerte, es médico, de origen argentino y ha trabajado durante varios años en España.

La historia que se narra en el libro tiene lugar en la década de 2010, principalmente en Barcelona, donde Alejandra es madre de un niño de siete años, Leo, y desarrolla su profesión en la unidad de cuidados paliativos de un hospital de la sanidad pública.

Lucha como mujer, como inmigrante y como madre sola trabajadora; avanza sobre los obstáculos sintiendo constantemente la angustia de no ser capaz de llegar a todo, de tenerlo todo pendiente, peleando con la duda de si es una buena madre, con el dolor de no poder pasar más tiempo y de mejor calidad con su hijo. La nevera vacía, el dinero justo, la familia lejos, no hay red. Pelea contra los prejuicios y los estereotipos que la gente tiene en la cabeza acerca de los sudamericanos. Lamenta y sufre las limitaciones de la ciencia y de la sanidad para dar respuesta a las necesidades de sus pacientes.

En un constante combate entre la alegría y el dolor, entre la esperanza y la frustración, nos relata su día a día con su hijo, con sus amigos y muy especialmente con los pacientes que trata en su unidad. Habla de los casos más representativos, los que se le pegan a la piel, los que le pasan factura emocional, porque ella absorbe todo el dolor que la rodea, lo hace propio, le roba la energía.

Es un libro corto, directo y conciso en el que hay un diamante, una perla, en cada página. Una novela todo sentimiento, escrita desde lo más profundo, plagada de personajes conmovedores y vívidos.

Explora las relaciones con los padres, el sentimiento de obligación por cumplir las expectativas que ellos depositan en sus hijos, de la angustia y ansiedad que eso a veces genera, especialmente cuando lo que uno desea es simplemente apoyo y comprensión. Habla de los padecimientos que hay que sufrir para morir, de esos últimos días, de cuándo se comienza a ser consciente de ello, de las diferentes formas de afrontarlo de cada uno; y de cómo los familiares se enfrentan a esta realidad. Incide en la importancia de la compasión y la empatía por parte de los médicos y otros profesionales de la salud.

Este libro nos enseña que es hoy cuando debemos vivir, no mañana, porque indiscriminadamente nos acecha ese monstruo de seis letras; ese que muerde y a veces no suelta, ese que nos quita tanto y que a veces nos lo quita todo. Que la vida que tenemos es la de ahora, que el momento de disfrutar, de hacer, es cada día; porque puede que mañana sea tarde.

Es una novela salpicada de historias duras, tremendas, pero escrito con gran sensibilidad, amor y delicadeza. Es emocionante, enternecedor, emotivo, perturbador y tierno. Como decía en la primera línea, una maravilla absoluta. (Inma Muñoz, 18 de diciembre de 2023)

hace 2 meses
10

Impresionante. Genial. Maravilloso.

hace 1 mes