Resumen

Cuando en la tarde del miércoles 11 de septiembre Venetia Aldridge se puso en pie para volver a interrogar al principal testigo del fiscal en el caso del Estado contra Ashe, sólo le quedaban cuatro semanas, cuatro horas y cincuenta minutos de vida. Porque los asesinos no suelen avisar a sus víctimas de los crímenes que tienen previsto cometer.

1 críticas de los lectores

8

Es la quinta novela que leo de la autora y para mí, sin dudas, la mejor. A diferencia de otras obras, dedica la primera parte de la novela a la descripción de la persona que luego resultará asesinada, lo que ayuda a darle una mayor riqueza a la obra. También me ha sorprendido, muy positivamente, el debate que subyace a lo largo de la novela sobre el papel de los abogados defensores dentro del sistema de justicia.

hace 9 años