TRES VIDAS DE SANTOS MENDOZA, EDUARDO

Nota media 6,04 Bueno 49 votos 5 críticas

Resumen

Tres magníficos relatos de Eduardo Mendoza, narrados con el inconfundible y personalísimo estilo del autor. Una combinación perfecta de seriedad e ironía. Los tres relatos que comprenden este volumen guardan un rasgo común. En ellos hay personajes que podrían calificarse de santos: no son mártires ni anacoretas, pero son santos en la medida en que están dispuestos a renunciar a todo por una idea, que cultivan sus obsesiones en su relación con los demás. La ballena es el relato más cercano a las crónicas barcelonesas que han hecho célebre a Eduardo Mendoza, y se inicia en el Congreso Eucarístico de 1952; El final de Dubslav, ambientado en África, es una intensa narración con un final impresionante; y por último, El malentendido es una profunda reflexión sobre la creación literaria y el difícil diálogo entre clases sociales, además de una variación seria del personaje del lumpen que inspira al detective sin nombre de El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas y La aventura del tocador de señoras. Hay en Eduardo Mendoza dos facetas como narrador: una paródica, y una perfectamente seria, siempre con detalles irónicos o claramente humorísticos. Tres vidas de santos Mendoza se expresa con voz parecida a la de sus relatos paródicos, pero invirtiendo la proporción entre broma y gravedad.

5 críticas de los lectores

8

Simplemente me encantó y mira que no lo esperaba. Eduardo Mendoza es una opción segura para mi, nunca sabes por donde va a salir porque su ironía y sentido del humor llega hasta eso, hasta reirse divertidamente de sus propios personajes.

hace 6 años

Bastante irreguar, siempre distraído aunque después de leer "Pomponio Flato" la verdad es que esperaba más de este libro.

hace 12 años
6

De los tres relatos, es sin duda el primero es el mejor. Los otros dos, son simplemente distraídos, para pasar el rato y nada más.

hace 12 años
2

Es un libro de relatos escritos de una forma pretenciosa y preciosista pero que, desafortunadamente, no conducen a nada. Aunque la narrativa es fruto de una ardua tarea y es innegable el rigor estilístico usado por el autor, el libro carece de esa aureola que introducen los genios en sus obras y que te hace reflexionar sobre la obra. Sólo puedo decir de este libro que me dejó absolutamente frío y descompuesto. Me llevé una desilusión profundo que puede que, si ustedes gustan de este género, no se lleven.

hace 12 años
6

Tres relatos engarzados un poco artificial mente, bajo un título improbable por más que el autor lo justifique en el prólogo. Aparte este primer "descolocamiento" que no debe haber afectado mucho a los incondicionales de Mendoza, destaco la exquisita factura del primero de los relatos, "La ballena", una pieza magistral de la narrativa breve argumentada en torno a un personaje insólito, "El obispo Cachimba", un entrañable individuo fuera de su elemento, descolocado, en el limbo de la existencia y que lleva consigo el amargo resarcimiento de la sabiduría que se adquiere en las situaciones límite de la existencia. Los otros dos relatos... bien construidos y pulcramente escritos, aunque no perdurarán como modelo a seguir por los muchísimos seguidores del género que hay en la actualidad. Una buena lectura y un hallazgo muy de agradecer: "La ballena".

hace 12 años