Resumen

¡Todos al paro! es una novela de historia-ficción. Los lectores habituales de Vizcaíno Casas, que se cuentan por millares, saben de sobra lo que ello significa: imaginación, fantasía y, sobre todo, mucho humor. En este caso, las ironías inciden en un hecho inmediato, lo que podríamos llamar la reinserción laboral de quienes, durante trece largos años, han vivido de la política, disfrutando de cargos, prebendas, tarjetas de crédito y coches oficiales. Sin embargo, alrededor de ese tema central se desarrolla una esperpéntica y divertidísima quimera. Resulta que, en un desesperado esfuerzo por recuperar la imagen, el carisma de Felipe González, alguien del partido sugiere simular un atentado contra él, del que, obviamente saldrá ileso. Los riesgos que, sin embargo, este hecho podría provocar aconsejan modificar el primitivo plan: se fingirá que al todavía presidente de gobierno le secuestra un comando ultra. Aunque a la hora de la verdad, lo que ocurre... Lo que ocurre no se lo vamos a adelantar. Léanlo en ¡Todos al paro! Les garantizamos muchas sonrisas. Y hasta alguna carcajada. También, como siempre en la obra de Vizcaíno Casas, un fondo de amarga realidad. Ya dijo Fernández-Flórez que el humor es la sonrisa de una desilusión...