TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN SHRIVER, LIONEL

Nota media 8,26 Muy bueno 176 votos 51 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialANAGRAMA
  • Año de edición2007
  • ISBN9788433974440
  • Idioma Español

Resumen

Eva es autora y editora de guías de viaje para gente tan urbana y feliz como ella. Casada desde hace años con Franklin, un fotógrafo de publicidad, decide, con muchas dudas, cerca de los cuarenta años, tener un hijo. Y el producto de tan indecisa decisión será Kevin. Pero casi desde el comienzo, nada se parece a los mitos familiares de la clase media urbana y feliz. Eva siente que Franklin se ha apoderado de su maternidad, convirtiéndola en el mero contenedor del hijo por nacer. Y Kevin es el típico bebé difícil, que tortura con sus llantos, que no quiere comer. Se convertirá en el terror de las niñeras, en un adolescente terrible, en el antihéroe a quien sólo le interesa la belleza de la maldad. Al llegar la sangrienta, mortífera epifanía de Kevin, dos días antes de cumplir los dieciséis años, el niño es un enigma para su madre.

51 críticas de los lectores

8

flipé bastante. la lectura un poco pesada en algunos puntos, pero el final merece la pena. la peli esta molona tambien

hace 6 años
7

Mi reseña aquí:
http://erasejm.blogspot.com.es/2016/05/tenemos-que-hablar-de-kevin.html

hace 6 años
9

Realmente me ha impactado. Libro muy recomendable. Realmente te deja impactada. Muy duro, muy crítico. Original punto de vista de la típica maternidad, dulce y amorosa. Sin duda continuaré leyendo de esta autora.

hace 6 años
9

Enorme novela. Está narrada de forma epistolar. Cartas meditabundas que intentan servir de purga, alivio y consuelo, para una situación terrible y desbordante que se sale de toda comprensión lógica, humana y sentimental. Eva es una empresaria de éxito. Una mujer contemporánea hecha así misma que se plantea una tardía y no bien pensada maternidad. Cuando Kevin nace nada es como tendría que ser. La decepción es absoluta. El rechazo entre madre e hijo es mutuo. Una relación de aborrecimiento y odio, que pronto se hace bien patente en el rescoldo del hogar. Crítica notable a la clase media-alta, y al prestigioso sistema educativo norteamericano que malcría y consiente a los hijos y alumnos más de lo debidamente permitido. Eva intentará buscar las causas que la llevan a pensar que a veces ha sido una mala madre; y otras, a creer que su hijo ya había nacido con esa clara tendencia a la maldad. Un burdo estigma que deriva en el egocentrismo y en la perversidad; y que le han llevado a cometer una horrible y tremebunda masacre. El libro es un retrato crudo, rudo y cruento. Un martillo pilón y acerado que te golpea fuerte y donde más duele; abriendo heridas que te traspasan y que te perforan todos los poros de la piel. Soberbia literatura que se puede definir con una gran palabra: IMPACTO

hace 7 años
9

Este libro es como una bofetada en la cara. Te deja marcado incluso unos dias después de haberlo terminado.

hace 7 años
8

Inolvidable, perturbador. Después de terminado todavía pasas unos días hablando y pensando en Kevin.

hace 7 años
10

Una mirada distinta a la maternidad, impactante. Muy recomendable. A mi me impresionó, de mis favoritas.

hace 7 años
10

Un librazo!! Una perspectiva súper novedosa e interesante. Genial!!!

hace 7 años
6

La historia es original y el desenlace sorprendente, pero para mi gusto resulta un pelin lento.

hace 8 años
8

. Un libro impactante, psicológico, engañosamente sencillo de leer. Es de esos libros que vale la pena releer para sacarle todo el jugo. Trata, básicamente, sobre la educación de los hijos, desde un punto de vista original y descarnado. No te dejará indiferente, es muy bueno.

hace 8 años
2

No me ha gustado. Me ha costado mucho leerlo. No entiendo como puede tener tanto éxito y tan buenas críticas.

hace 8 años

De lo más duro que he leido. Recomendable

hace 8 años
9

Emocionalmente duro pero clarificador. No te dejará indiferente.

hace 8 años
9

Cada carta que escribe la protagonista, nos hace adentrarnos más profundamente en laberíntica personalidad de Kevin. No sobra nada, tampoco falta nada. Cada vez que cerraba el libro, me sentía intranquilo, pensativo, preocupado. Shriver me daba pistas para entender lo que me quería contar, Mientras que me manipulaba haciéndome pensar en la inviolabilidad heredirataria de la conducta humana, jugaba a darme incisos de lo voluble del comportamiento supeditado a un contexto hostil. El libro es engañosamente sencillo de leer, escondiendo una complejidad que es fácil eludir sino se está atento. Es de esos libros que piensas que hay que volver a leer para sacarles más jugo. El final está cerrado desde el principio, sin embargo las últimas cartas te van haciendo replantearte todo lo has ido leyendo. Muy muy bueno.

hace 9 años
10

Un libro impactante, duro, lento en algunas ocasiones, pero aun así mantiene algunas dudas hasta el final.

hace 10 años
9

Es uno de los mejores libros que llevo leídos en lo que va de año. Es un libro impactante, que invita a reflexionar sobre algunos temas importantes como la maternidad, la educación de los hijos y la responsabilidad de los padres ante los actos de los hijos. Un libro cargado de psicología. Otro tema importante es el tema de la violencia en las escuelas y las masacres que se han dado frecuentemente en los institutos de EEUU, donde confluyen varias causas, entre ellas la legalidad de la posesión de armas. De paso también hay una crítica a la sociedad estadounidense, a la que no deja precisamente muy bien parada. Es un libro emocionante, pero no en el sentido de que ocurran muchas aventuras, sino que es un libro lleno de sentimientos y emociones, unas buenas y otras malas... imposible leerlo y quedarse indiferente. http://laislaliteraria.forogratis.mobi/t816-tenemos-que-hablar-de-kevin-lionel-shriver

hace 10 años
9

Para mí ha resultado una auténtica novela de terror y suspense. La he leído despacio, intentando asimilar cada una de las afirmaciones, entender cada una de las acciones, cada reflexión, cada decisión. Los cuatro personajes centrales están muy bien caracterizados, cada uno representa su papel perfectamente en la historia, en este drama personal y social. Especialmente Kevin. De él sabemos desde el principio que, tres días antes de cumplir dieciseis años, ha sido el protagonista de una de tantas masacres en un instituto de los EEUU. Su madre, desde la lucidez y el dolor, nos habla de Kevin desde antes de pensar en tener ese hijo hasta dos años después de haberse producido la tragedia. En realidad no nos habla a nosotros sino que a través de cartas intenta hablar con su marido, con el padre de Kevin, sobre todo lo que han vivido y han sentido con ese niño y ese adolescente. La novela no se centra en el hecho trágico en sí, aunque se alude a él continuamente, si no en la evolución de Kevin y la interpretación de sus actos. Y tan importante como ésta son los sentimientos que despierta en sus padres, especialmente en su madre. Una novela distinta, profunda, que se clava en el alma de las que hemos tenido la experiencia de ser madres. Una montaña rusa de sentimientos y emociones. Preguntas como ¿Existe la posibilidad de que un niño nazca marcado por la maldad y ésta se manifieste desde el mismo momento que es un bebé? Un final imprevisible y que encoge el alma.... Imprescindible.

hace 10 años
9

Franz Kafka dijo en cierta ocasión que “un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado dentro de nosotros”, descripción que encaja con la novela de Shriver, porque así suenan las aseveraciones que lanza la autora, a través de la pluma de Eva, como hachazos. Escrito a modo epistolar, las cartas que Eva escribe a Franklin, marido y padre de Kevin, son testimonio crudo y real de la sociedad actual. En ellas, Eva destripa, sin concesiones, muchos mitos vigentes, desde el incondicional amor materno hacía el hijo, que tanto se da por hecho, y que, en realidad, se construye a base de no pocos sacrificios –en ciertos momentos aparecen ideas feministas en el texto-, hasta el papel de la educación y, lo más importante, la forma en que el individuo crece en una sociedad donde, hasta lo más mínimo, se construye en base a una fachada de ostentación y de falsa riqueza y seguridad. Tomando como muestra los sucesos en los que se vieron implicados los “chicos de Columbine” –nombre tomado por la autora para designar a los protagonistas de las matanzas en institutos-, el escrito de Lionel se convierte, más que en una novela, en una incisiva crítica sobre aspectos relacionados con la política, sociedad, educación…, dirigida a la clase media estadounidense, pero aplicable en muchas otras zonas del mundo y a buena parte de la población, al estilo “Estúpidos hombres blancos”, de Michael Moore. Excelente.

hace 10 años
9

Me ha parecido excelente. Es un libro duro, en el que ves la reacción de los padres ante un hijo, cada uno tiene su opinión que te hacen pensar, en cual estarías tú en un caso parecido. Lo recomiendo.La escritora de la cual he leído dos libroses estupenda. Buen libro que mantiene la tensión hasta el final.

hace 10 años
9

Uno de los pocos libros que he leido y puedo asegurar totalmente que va a dejar huella en mi, en muchos sentidos. Me ha impactado de lleno.

hace 10 años