Resumen

David a la batería, Fran a la guitarra, Javi al bajo, tocan en bares de mala muerte mientras están en tratos con una multinacional para que financie su próximo disco. Sobreviven a base de curros esforzados, jugarse la piel en los atascos, o de la distanciada generosidad paterna. Con ellos están Beatriz, Natalia, Eva, Laura, Santi o el Polaco, en un desfile de jóvenes airados que no lo son tanto, deformados a fuerza de desaires y revelaciones, de pillar y de quemarse. En un Madrid que se descubre calle a calle a través de los imprudentes recorridos en vespino, Mensaka enhebra las reflexiones en primera persona de diferentes narradores hasta lograr un inquietante relato de violencia, amor, desamor y suerte. Con una prosa tensa y afilada, José Ángel Mañas construye un mundo de atonías y peligros en que se suceden las cervezas, los ensayos, la cocaína, los problemas económicos, las broncas y las sábanas sucias. A un paso de la madurez cada personaje intuye su futuro y adivina el de los demás, sin que ninguno tenga las fuerzas ni la voluntad para sustraerse.

1 críticas de los lectores

8

Mensaka fue escrita cuando su autor aún no había cumplido los veinticinco años. Sin embargo, la obra, que trata de las desventuras de un grupo de chicos posiblemente por debajo de esa edad, está narrada con una aparente madurez que parece necesaria para entender las razones últimas del comportamiento de sus protagonistas. Cada capítulo presenta una voz distinta, reto bien resuelto por Mañas que consigue imprimir en cada personaje una expresión y una personalidad propias. Lo dicho, una novela generacional tratada con realismo y destreza.

hace 2 meses