Immerse in Debank’s crypto platform, delivering cutting-edge insights into the market. Analyze data, track assets, and make informed decisions effortlessly with Debank rabby wallet phantom wallet martianwallet login

LOS VENCEJOS ARAMBURU, FERNANDO

Nota media 7,4 Muy bueno 95 votos 28 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialTUSQUETS
  • Año de edición2021
  • ISBN9788490669983
  • ISBN digital9788411070058
  • Idioma Español

Resumen

Mediada la cincuentena, Toni, un profesor de instituto decepcionado con el mundo, decide poner fin a su vida. Meticuloso y sereno, tiene elegida la fecha, dentro de un año. Hasta entonces cada noche redactará, en su piso de la Guindalera, que comparte con su perra Pepa y una biblioteca de la que se va desprendiendo poco a poco, una especie de crónica personal a ratos dura y descreída, a ratos tierna y humorística. Con ello espera ponerse en claro consigo mismo, contar los principales hechos de su pasado, y una multitud de asuntos cotidianos en una España sacudida por las convulsiones políticas. Aparecerán sus padres; su hermano, con quien nunca mantuvo una buena relación; su exmujer Amalia, de la que, aunque quisiera, no logra desconectarse del todo; su problemático hijo Nikita; su amigo Patachula, aún más cáustico y desengañado que él; la bondadosa Águeda, que regresa de un antiguo amor truncado, y tantas otras figuras que el narrador disecciona con implacable bisturí. Todas van conformando una fascinante y adictiva constelación humana, en la que se suceden los episodios amorosos y familiares, y peripecias de toda índole que trazan la radiografía de un hombre desorientado, que vuelca hasta la última partícula de su intimidad, pero que, queriendo hacer recuento de sus ruinas, insufla una inolvidable lección de vida.

28 críticas de los lectores

8

Sabía que no me dejaría indiferente y así ha sido. No sé si quemar el libro o dejarlo junto a mis favoritos. Creo que he odiado al protagonista a la vez que lo he indultado por su forma de ver la vida tan particular, tan honesto y sincero. Al final le he llegado a coger hasta cariño, y al resto de los personajes también. Después de casi dos meses leyendo este "diario" he podido familiarizarme con todos. Resumiendo, tiene una gran calidad literaria, un lenguaje cercano pero a la vez exquisito y rimbombante, una temática de gran actualidad... Pero es demasiado extenso, repetitivo y deja un final libre para las notas anónimas, cosa que no me gusta que quede así, aunque te haces una idea de quién las escribió. Aún así me ha gustado, ha merecido la pena continuar, aunque ha habido ocasiones en las que a punto estuve de dejarlo a medias.

hace 5 días
5

No he podido terminarlo. quizá me había puesto una expectativa muy alta. Es mejor leer los libros sin esperar nada. Después de Patria, crees que todo será igual o mejor.

hace 2 meses
10

Me maravilló el trío de personajes.

hace 3 meses
9

Un libro genial. Cuenta historias cotidianas de la vida del protagonista: alegres, tristes, sórdidas o provocadores. Está escrito en un lenguaje sencillo y siempre con un tono humorístico que hace el libro divertido.

hace 4 meses
10

Es la segunda novela que leo del autor tras leer Patria, me ha impactado, me ha encantado. La recordare siempre, libro para releer.

hace 5 meses
9

El resumen describe con pulcritud de que va la novela. A mi me ha encantado. La he devorado, no podía parar de leerla. Sin embargo no creo que sea del agrado de la mayoría. Para describirla debería decir que hay muchas escenas crueles y otras de gran comicidad y que en todo momento es un relato intimista. Muestra a los personajes desde una perspectiva para mí bastante real, con sus claro-oscuros. Sus luces y sus sombras. Uno de los desenlaces finales lo he presentido, aunque no en la forma que ocurren en la novela. Simplemente la he disfrutado mucho. Creo que en ciertos momentos el lector, hombre o mujer, se siente identificado con uno o varios de los personajes y eso quizás es lo que crea cierta complicidad con ellos.

hace 1 año
5

Cuando en 2016 Fernando Aramburu publicó Patria, consiguió llenar el vacío de la necesidad de una obra de ficción que plasmara los años del terrorismo de ETA tanto desde el punto de vista de las víctimas como de los asesinos. A través de una estructura formal consistente en la sucesión de capítulos breves en los que se narraba las vidas de dos familias a lo largo de las décadas y la división que el mal llamado “conflicto vasco” marcó en ellas, el autor cedía el protagonismo a esos personajes hasta el punto de que las interpretaciones más simples de la novela lo llegaron calificar de equidistante. Dejando aparte esa cuestiones, ya objeto de reseña en otra entrada de este blog , “Patria” aunaba también cualidades como mantener al lector en vilo por la sucesión de vivencias en sus personajes y porque sus más de seiscientas páginas supieran a poco al acabarlas. Logro difícil, ya que la manera con la que iba dando saltos temporales en la trama en lugar de seguir una línea continua, suponía el riesgo de caer (algo que finalmente no ocurrió) en la confusión por parte de los lectores menos avezados (los cientos de miles de ejemplares vendidos sólo en España gracias al boca a oreja así lo atestiguan). Dedicar tantas líneas a reseñar la novela que precedió a “Los Vencejos” resulta pertinente para ofrecer un juicio objetivo sobre esta última. Con la misma estructura formal, capítulos cortos en los que la vida del protagonista avanza a modo de diario durante el año anterior a la fecha en que prevé suicidarse, en cada uno de esos días de su vida a modo de pasajes vuelve Aramburu al recurso de los saltos temporales. Asimismo, de igual manera que en “Patria” lograba transmitir el ambiente rural vasco hasta el punto de hacer sentir al lector la lluvia fina en medio de una calle empedrada llena de casas con suelos de pizarra, en “Los Vencejos”, Aramburu logra desprender de sus páginas el tedio que siente el protagonista al acabar de cincuentena sin gana de vivir y lleno de frustraciones. Los paralelismos en la estructura y en el estilo son pues, evidentes. Como también el estilo del autor, que en esta novela se enfrentaba al reto de dar a los lectores una obra a la altura de todo lo que “Patria” les ofreció. Pese a la valía de sus logros, “Los Vencejos” requiere de un esfuerzo y una buena predisposición por parte del lector a la hora de acabarla. También con más de seiscientas páginas, el resultado hubiera sido más que encomiable si hubiera prescindido de un tercio de ellas, y la cantidad restante habría sido suficiente para entramar una sucesión de pequeñas historias que mantuvieran la atención del lector pero prescindiendo de otras muchas que, alargando innecesariamente el esquema planteamiento/nudo/desenlace, hace que al adentrarnos en una historia carente de un mínimo de ritmo, el protagonista nos transmita una parte de ese tedio suyo al discurrir por las páginas pese a la innegable calidad en el estilo y a la altura de muchos de sus capítulos. Aramburu pasará con mayúsculas a la historia de la literatura, pero como el autor de “Patria”. www.antoniocanogomez.wordpress.com

hace 1 año
7

He leído varias críticas del libro y no hay término medio, o gusta o desagrada. Personalmente soy de los que valora el libro de forma positiva. El protagonista (Toni) sin ningún tipo de tapujos y con una sinceridad visceral va desfragmentando su vida en pequeños relatos. Entiendo que a algunos lectores no les pueda agradar, vivimos en una sociedad donde hay que ser políticamente correcto, un ciudadano ejemplar, sin taras...y leer según que fragmentos puede molestar. Es un diario personal sin ningún tipo de censura en la que yo me he sentido idenficado con algunos comportamientos/pensamientos reprochables.

hace 1 año
10

Yo también había prejuzgado "Los vencejos" como menor que "Patria" así, de entrada. Me he encontrado con una gran novela sobre el pasado, presente y futuro de Toni acompañado de unos personajes absolutamente reconocibles y de una circunstancia que puede ser, a ratos, la de cualquiera de nosotros. Preparaos para verdades desnudas, sin convencionalismos ni hipocresías. Inolvidable el compadre Patachula, todo un personaje (literalmente). Aramburu no tiene el fino humor de Millás (con cuya "La vida a ratos" tiene esta novela elementos comunes), pero hila una estupenda novela que no hay que perderse. Muy recomendable.

hace 1 año
9

Vital, realista, sicológico, cómico, trágico...... es dificil de definir pero simplemente GENIAL!!!!

hace 1 año
8

Es indiscutible la calidad narrativa de Fernando Aramburu, su prosa ligera, los personajes bien caracterizados, sus interesantes reflexiones, su sentido del humor, las cuestiones que deja sin aclarar. En general me ha gustado mucho aunque, en mi opinión, habría ganado más con algunas páginas menos.

hace 1 año
7

No a la altura de Patria pero no se puede aspirar a que un autor siempre se supere. Muy original, nos describe sucesos que nos pueden pasar a todos en este caso agrupados en un mismo personaje tragicómico que nos resulta agradable. Su mayor defecto es que se alarga demasiado y resulta lenta a veces

hace 1 año
10

No he leído Patria, pero veo comentarios y dicen que es mucho mejor que Los Vencejos, y a mí Los Vencejos me ha parecido de lo mejor que he leído últimamente. Así que habrá que leer Patria. Los Vencejos es una novela escrita en primera persona por un tipo bueno, y a la vez canalla, un sujeto encantador, con carisma. Se nos abre en canal contándonos su vida, tragicomedia donde a ratos me ha estremecido el dolor subyacente, y en otras no he podido evitar reírme. El tema del suicidio ocupa un lugar importante, y es también un retrato de la España política y social de los años 2017, 18 y 19, antes que llegara la dichosa pandemia. He pensado en Antonio Machado,ya que entre otras cosas, el protagonista parece querer irse “ligero de equipaje”, como los famosos versos del poeta andaluz. Al protagonista lo acompañan otras personajes, a cuál más genial y pintoresco. El final, un acierto. Me ha encantado.

hace 2 años
9

Toni, un profesor de 50 y tantos años tiene planeado acabar con su anodina vida en el plazo de un año. Es el tiempo que se concede para "poner en orden mis asuntos y averiguar por qué no quiero seguir en la vida" Con esta premisa comienza a desgranar episodios de su vida mezclando hechos presentes con un pasado que describe sin adornos ni florituras. Personajes con luces y sombras que por su realismo te atrapan y que me hicieron desear poder seguir acompañándonos más tiempo Porque, eso es lo peor de está novela, que se acaba.

hace 2 años
8

Es un libro desconcertante, la mirada del protagonista sobre su propia vida y las personas que la conforman es ciertamente caústica, desdeñosa... Hay un deseo de apartarse de los demás (planea su suicidio), cierto desencanto vital, pero que se contradice con sus ganas de explicarnos cosas de su vida. Hay bastante pensamiento políticamente incorrecto, realmente el protagonista se deja llevar por sus opiniones más íntimas, expresando críticas despiadadas por todo tipo de colectivos, expresando afinidades políticas extremas. Recomendable por entretenida, la lees casi sin darte cuenta, con curiosidad, el amigo Patachula también es muy atractivo para el lector, la relación que mantienen es divertida, curiosa, pintoresca.

hace 2 años
10

Maravilloso libro, una genialidad más de Aramburu, una mirada lúcida a la España actual, un compromiso con lo auténtico de la vida, una lección vital y humana. Más allá de convencionalismos, más allá de modas y de ideologías. Obra maestra.

hace 2 años
7

Tras "Patria" cualquier novela que escribiera Aramburu es un handicap tanto para él como para los lectores. Él se, enfrenta a la responsabilidad de escribir tras realizar una novela redonda, perfecta, sin fisuras. Coge de nuevo la pluma que se aparta de una problemática social y se adentra en los caminos de la depresión. Toni, el protagonista, planifica su suicidio para el 31 de julio y desde el 1 de agosto anterior, va rememorando su vida y la de todos los personajes que le importan. Amalia, Nikita, Águeda y Patachula son su familia y su vida. Se van dando retazos de sus personalidades y sus vidas construyendo, a base de teselas, un magnífico mosaico romano tunecino. Bajo mi punto de vista, sin embargo, Toni, el protagonista queda muy desdibujado. Alguien que planea su desaparición con tanta antelación no está desesperado. Me ha faltado localizar sus razones y que plasme más sus sentimientos. La novela se deja leer sin sobresaltos pero para mí no ha sido un gran libro. En cambio, reconozco que me ha enganchado pero que, quizás, me haya dejado llevar por el alto listón de su antecesora.

hace 2 años
7

Libro muy entretenido con las vivencias de Toni aunque el final me ha dejado un poco en shock 😅

hace 2 años
5

Debo de ser el unico español de los que leen que no ha leido "Patría", por lo que me enfrentaba por primera vez a la narrativa del autor español de moda de los últimos años. Y la experiencia no ha sido muy positiva. Me he encontrado con la historia anódina y sin demasiado interés del último año de vida de un presunto suicida. Con situaciones bastante inverosímiles, personajes antipáticos, cuando no directamente desagradables (y es que no se salva ni uno) y con un final que se ve venir desde el principio de la novela. En fin, una decepción.

hace 2 años
9

Aunque su final me pareciera un tanto abrupto, he de decir que el camino hasta llegar a el ha sido una andadura literaria apasionante.

hace 2 años