Resumen

Las Rimas de Bécquer que conocemos no son las originales. El primer manuscrito se perdió durante la revolución de 1868.¿Qué precio tendría hoy si se descubriera?¿Habría alguien dispuesto a matar por él?¿Creía Bécquer en el espiritismo, o su mundo de espectros y nieblas se limitaba a sus Leyendas?Una trepidante aventura en la que se entremezclan vivos y muertos comenzará cuando alguien descubra que los poemas perdidos cayeron, por azar, en manos de uno de los oficiales de las SS que acompañó a Heinrich Himmler durante su viaje a Madrid, en octubre de 1940.Desalmados coleccionistas de libros, mercaderes de arte, asesinos a sueldo y Miguel Capellán –un periodista sin escrúpulos–, buscarán el original de las Rimas en un viaje que nos conducirá a través del tiempo, desde el Desembarco de Normandía hasta nuestros días.Mont Saint-Michel, Sevilla, Madrid y Toledo, serán los escenarios donde todos ellos juegan sus cartas apostando, en ocasiones, la vida en el empeño.Pasiones, asesinatos y amargas historias de amor de vivos y muertos para descubrir si el retrato bohemio de Bécquer responde a su verdadero rostro.

1 críticas de los lectores

10

Las Rimas de Bécquer que conocemos no son las originales. El primer manuscrito del escritor sevillano desapareció en Madrid durante la revolución de 1868. Más de un siglo después, alguien descubre que los poemas originales cayeron por azar en manos de uno de los oficiales de las SS que acompañó a Heinrich Himmler durante su viaje a Madrid, en octubre de 1940. Desde ese momento, coleccionistas de libros, mercaderes de arte y Miguel Capellán –un periodista sin escrúpulos–, buscarán el original de las Rimas en un viaje que nos conducirá a través del tiempo, desde el Desembarco de Normandía hasta nuestros días. «Los fantasmas de Bécquer», de Mariano Fernández Urresti, plantea un dilema interesante: ¿era Bécquer el hombre bohemio y enamoradizo que reflejan sus rimas? Hay historiadores que no están de acuerdo con esta afirmación y presentan a un hombre casquivano e interesado en temas espiritas, cuya imagen fue «blanqueada» por sus amigos tras su muerte. La búsqueda de las Rimas originales nos permite conocer los lugares relacionados con la vida del escritor: su Sevilla natal; Madrid, la ciudad en la que trabajó como censor literario; y Toledo, la ciudad a la que tuvo que huir tras «La Revolución Gloriosa». Al mismo tiempo, el autor nos narra otra historia: la de ese oficial de la SS que encontró el manuscrito original del poeta. Tras acompañar a Himmler, viajó a Toledo y al no poder cumplir con la misión encomendada, acabó desterrado en la costa normanda. Allí se convirtió en testigo de excepción del desembarco de las fuerzas aliadas y tras el fin de la guerra se afincó en Mont Saint-Michel, donde conoció al amor de su vida. Si conocéis la faceta de investigador y divulgador de Urresti no necesito contaros el trabajo de documentación que hay en la novela, ¿verdad? Además de disfrutar de cosas que no sabía sobre mi adorado Bécquer, me ha sorprendido descubrir que un español fue parte esencial en el «Día D», ese día que cambió el devenir de la historia. Un libro magnífico que no solo nos presenta las luces y sombras de uno de los escritores españoles más queridos, sino también una historia de amor relacionada con sus versos y marcada por los fantasmas del pasado; esos que, lejos de desvanecerse en el tiempo, parecen empeñados en cobrar su venganza. Si algo me gusta del autor, es su capacidad para emocionar. Urresti emociona no solo por su magnífica prosa: consigue que sientas en propia piel las emociones de cada uno de los personajes. Especialmente en este libro, en el que el amor y el desamor son los motores principales de la trama. Una novela maravillosa que me ha dado mucha pena terminar. Afortunadamente, pronto me embarcaré en una nueva aventura de la mano de este gran escritor: “El enigma Dickens”. ¿Qué descubriré? Ya os contaré.

hace 2 meses