LA VÍSPERA DE CASI TODO ÁRBOL, VÍCTOR DEL

Nota media 6,98 Bueno 97 votos 18 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialDESTINO
  • Año de edición2016
  • ISBN9788423350650
  • ISBN digital9788423350742
  • Idioma Español

Resumen

Premio Nadal de Novela 2016. Germinal Ibarra es un policía desencantado al que persiguen los rumores y su propia conciencia. Hace tres años que decidió arrastrar su melancolía hasta una comisaría de La Coruña, donde pidió el traslado después de que la resolución del sonado caso del asesinato de la pequeña Amanda lo convirtiera en el héroe que él nunca quiso ni sintió ser. Pero el refugio y anonimato que Germinal creía haber conseguido queda truncado cuando una noche lo reclama una mujer ingresada en el hospital con contusiones que muestran una gran violencia. Una misteriosa mujer llamada Paola que intenta huir de sus propios fantasmas ha aparecido hace tres meses en el lugar más recóndito de la costa gallega. Allí se instala como huésped en casa de Dolores, de alma sensible y torturada, que acaba acogiéndola sin demasiadas preguntas y la introduce en el círculo que alivia su soledad. El cruce de estas dos historias en el tiempo se convierte en un mar con dos barcos en rumbo de colisión que irán avanzando sin escapatoria posible.

18 críticas de los lectores

5

La verdad es que de todos los que he leído de este autor este libro es el peor....demasiadas vueltas a personajes que al final acaban entrelazándose...pero muy previsible.

hace 7 meses
2

Muy malo. Muy malo. Inconexo. Sin sentido. Ni novela negra, ni crónica política. Se mezclan una serie de acontecimientos que no se merecen premio de ningún tipo. Hay novelas no premiadas espectaculares. Lo único positivo, que es corta.

hace 8 meses
6

Es un libro de lectura fácil y con bastante intriga, que te mantiene en vilo hasta el final. Tiene muchas subtramas diferentes y saltos en el tiempo que irán uniéndose poco a poco. Mi reseña en: http://www.elesconditedeloslibros.com/la-vispera-de-casi-todo/

hace 11 meses
8

Es lo primero que leo de Víctor del Árbol, y desde luego, está bastante bien, y eso que el género negro no me atrae especialmente. Despliega una prosa que deja más de una bella cita. Es un libro de premio, desde luego.

hace 1 año
8

Novela coral, donde hablan personajes aparentemente sin relación entre ellos, pero que conforme va avanzando la novela y a través de saltos temporales descubrimos que hay cosas que les unen irremediablemente. Y así vamos resolviendo misterios a medida que avanzamos en la lectura, lectura que engancha por su intriga y porque es muy fácil de leer. Es una prosa bella, con gran sensibilidad y una aire de tristeza y melancolía. Y lo mejor de todo, es que la música acompaña la novela, se podría decir que tiene su propia banda sonora. El autor hace referencia a las canciones que los protagonistas escuchan, y verdaderamente es un placer buscarlas y escucharlas mientras se sigue leyendo. Los personajes son muy buenos, la ambientación es magnífica y se viven momentos de mucha intensidad. Por todo esto, no he podido evitar acordarme de Cumbres Borrascosas de Emily Brontë, tiene algunas semejanzas como la historia de amor, y la ambientación en una naturaleza hostil. Y además, es una novela con sus momentos de profundidad, con palabras que nos tocan el alma. También hay psicología y un poco de análisis del comportamiento humano en lo tocante a la violencia y el maltrato y el consentimiento de las víctimas a ser maltratadas. Y tampoco olvida la historia, asistimos a varias historias que suceden en Argentina, concretamente durante la guerra de las Malvinas y también durante esa época de represión que se vivió en este país durante la década de los 70 y los 80. Un libro magnífico.

hace 1 año
6

Pasable. La historia que cuenta que al principio parece una novela negra para transformarse en costumbrismo no llega a emocionar del todo, ni empatizas con los personajes.

hace 1 año
10

Náufragos a la deriva de su propia vida, los cuatro protagonistas principales de La víspera de casi todo arriban en Costa da Morte (escenario elegido por el autor por lo inhóspito del lugar) para perderse o... para encontrarse, según se mire y es que, como dice uno de ellos: A veces hay que mantenerse un tiempo alejado del mundo para permanecer en él. Paola, Dolores, Mauricio y Germinal (los cuatro protagonistas antes mencionados) se encuentran en un remolino en el que las mareas de agua son su pasado, su presente y su futuro, sus miedos y sus esperanzas en una pugna por ver cuál de ellas se mantiene a flote. Pugna que hace que te adentres en la novela y, por tanto, en la vida de cada uno de sus personajes haciéndote querer saber, página a página, qué misterios entrañan cada uno de ellos, por qué procediendo de lugares tan dispares (Argentina, Portugal, Málaga...) han ido a coincidir en el fin del mundo. Pero... creo que me estoy saltando cosas, ¿no? por ejemplo, decir que La víspera de casi todo es una novela coral en la que, para mí, los cuatro personajes citados antes son los principales pero no los únicos. Así como no son sólo cuatro las historias que forman la urdimbre de esta obra. Víctor del Árbol teje como nadie tramas varias en las que mezcla, sin que desencaje ninguna pieza, temas tan distintos como la muerte, la venganza, el miedo, el rencor, la culpa o el amor. Al igual que no flaquea a la hora de llevarte de un tiempo o lugar a otro: en una página puedes encontrarte recordando el trabajo que hiciste hace tres años y en la actual trabajar en lo que tienes en ese momento (tres años después) entre manos o bien puedes estar paseando por Buenos Aires y en la siguiente estar bebiendo whisky en Barcelona, y todo ello sin que el lector se pierda entre personaje, historia, escenario o tiempo... todo un mérito. Sin embargo, considero que no hay que valorar esta novela por la técnica con la que está escrita (que para mí es impecable), sino por lo que transmite, que es mucho. Gracias a la forma de narrar de Víctor, que hace que visualices cada palabra, frase o escena con ese lenguaje tan suyo y a la gran caracterización de los personajes, algunos, por no decir todos, os dejarán con la boca abierta, La víspera de casi todo, por una parte, transmite esa sensación de desasosiego, que te produce un leve malestar y te revuelve un tanto las entrañas, común a todas sus obras; pero, por otra parte, y algo contradictoriamente, te transmite paz porque, a pesar de todos los sinsabores y sufrimientos, los personajes siguen, aunque sea pendiendo de un hilo, aferrándose a la vida y combatiendo contra la tempestad. http://estandocallada.blogspot.com.es/2016/08/vispera-de-casi-todo-resena.html

hace 1 año
5

No me ha gustado en absoluto,nada que ver con los anteriores.Muy denso y carente de ritmo. Me costó terminarlo.

hace 1 año
9

Para mí, obra maestra. He entrado de lleno en el libro y en el alma de todos los personajes. Este autor (no había leído nada de él) tiene una facilidad para describir los sentimientos y estados de ánimo. Es verdad que ya es casualidad que se junten tantos personajes tan cargados de vivencias negativas, pero bueno, también era casualidad que cada semana hubiera un asesinato en el pueblo de la Fletcher ;). El estilo narrativo, las palabras precisas, y todo lo que trasmiten, a mí me ha enamorado. Aún así, lo he leído en un par de días. Tiene un fondo de novela negra, pero que para mí queda en segundo plano. Genial como te hace viajar a la Costa de la Morte, el próximo viaje, a Galicia! También he aprendido sobre Argentina, y su historia, algunas cosas que no sabía.

hace 1 año
6

Me ha costado meterme en el libro. No entiendo la manía de algunos autores en dar continuos saltos en el tiempo, a mí me pierden. El principio es lento, te va dando coletazos de la trama base .. las historias de los personajes te aparecen en momentos un poco sin venir a cuento . Eso sí el final trepidante y sorprendente, cosa que se agradece. La historia en si es muy desgarradora, es una precipitación continúa hacia el abismo de la oscuridad. No hay descanso hasta el mismo final.

hace 1 año
5

No está mal. Un final sorprendente, me resultó de fácil lectura, aunque no es uno de esos libros que califique de obra maestra. Normalito, para pasar unos días entretenido sin más (ni menos)

hace 1 año
5

Estoy con paloma.canton35. Lo lo lei tras un millon de gotas y era muy dificil superar el liston. se me ha hecho un poco largo... me ha faltado la pasion y la tremenda remembranza de un millon de gotas; esa sensacion extraña cuando terminas de leerla que te hace buscar otro libro del autor.... y esta historia me ha parecido bastante mas dificil de digerir y unos personajes un poco menos creibles pero con el mismo aderezo. Le falta "alma".

hace 1 año
6

Aunque he de reconocer que la calidad literaria de la novela es inegable, no esconderé que la trama me resultó en algunos tramos poco creíble y en otros aburrida. ¿Un muchacho de 17 años que piensa con la misma hondura que su abuelo después de tantos episodios como ha vivido?

hace 1 año
7

Es una novela coral en la que los personajes cuentan más que la trama, y eso que es una trama compleja y cuidada que mezcla diversos géneros. El autor nos deslumbra con su profundidad, sus precisas descripciones y sus toques poéticos. Los personajes están varados en el pasado, arrastran dolor, frustración, traumas, son seres rotos que a través de la rabia, la tristeza o la venganza se mueven entre el bien y el mal. Mi único "pero" es la angustia en que te sumerge. Buena novela, pero no he disfrutado mucho

hace 1 año
7

La verdad es que después de Un millón de gotas era difícil. Historias tremendas, personajes intensos, paisajes envolventes; aún no se que es lo que me ha faltado, quizá la culpa es mía por compararlo aun de manera inconsciente con el anterior, o quizá sea que me ha sabido a poco, que había que profundizar más. Veremos a Ibarra en un futuro próximo? Víctor, no dejes de intentarlo.

hace 1 año
5

Uffff eterno. Me ha costado leerlo. Muy lento.

hace 1 año
4

no he podido con el. se me hace muy lento y pesado, denso, con tanto adjetivo y descripcion. llevo casi un mes con el y la verdad que he leido menos que nunca, lle porque no me ha enganchado nada, no ha pasado nada. llevo en torno al 40%, que lo he intentado, pero ya no puedo mas.

hace 1 año
9

Me ha resultado una obra escrita con madurez, delicadeza y con una pasión indiscutible, como bien dice el autor en algún párrafo: hay dolores y traumas que al ser descritos parecen pura poesía; por mucho que nos traumaticen para continuar nuestras vidas de una forma, ya no en paz con uno mismo, sino mirando hacia el futuro, seguir siempre hacia adelante con tranquilidad y la parsimonia que el deterioro y el paso de los años va dejando en nosotros. En el transcurso de la novela escrita a modo de flash-backs, con una narración pausada y a la vez intensa, lo que el autor (al menos a mi) ha transmitido a través de cada uno de los personajes, es a gente completamente martirizada y esclava de su pasado, que arrastran acontecimientos grabados a fuego. ¿Puede haber olvido ante tanto sufrimiento? ¿Puede haber paz cuando nos creemos merecedores de nuestro destino y ese descenso a los infiernos? No sabría decir que personaje pondría como principal, creo que toda la historia en sí es destacable, todos tienen un perfil que despunta de forma vertiginosa, Paola, Dolores, Mauricio, La Pecosa, Daniel, Germinal, ... Ante la huida de cada uno, todos acaban reencontrándose en un recóndito pueblo gallego en Costa da Morte, todos con un pasado que prefieren mantener oculto, con un sentimiento de culpabilidad constante, intentar ser anónimos y llevar una vida tranquila rodeados de un mar bravío, espeso y gris como la vida que les ha tocado vivir. La vida de todos ellos nos adentra en el monstruo que llevamos dentro, en las emociones, en los tormentos interiores que nos perturban ante acontecimientos como la pederastia, el asesinato ruin e injustificado; la traición, el miedo ante el sinsentido que asoló a Argentina en los años 70, el odio y las ganas de venganza que no se apagan del todo y se arrastra como un lastre a lo largo de los años, los ciudadanos olvidando la Historia reciente masacrando así vivencias y recuerdos que no se deberían olvidar jamás, y que nos muestra en una pregunta incrédula a la vista de cualquiera, pero no de los afectados: ¿quién ha podido matar a un indefenso anciano con un libro de Juan Gelman entre sus manos ? Una historia muy recomendable, para quien se anime a adentrarse en sus páginas encontrará dureza convertida en pura poesía, un deleite para los sentidos como son los sonidos más insignificantes de la vida cotidiana, las aspiraciones o pensamientos más recónditos, los sueños, los anhelos, todo se palpa y hace aflorar lo peor y lo mejor del ser humano ante todo aquello que nos rodea.

hace 1 año