Resumen

Poco después de su arresto, un adivino auguró a Malika Oufkir un tiempo muy largo de privaciones, pero en aquel momento nadie sospechaba que tendrían que pasar casi veinte años para que Malika, su madre, sus cinco hermanos y dos servidoras fieles recuperaran el derecho a vivir como seres humanos. La pesadilla había empezado en agosto de 1972, cuando la joven tenía dieciocho años y su padre, el general Oufkir, fue acusado de un atentado contra Hasán II.

1 críticas de los lectores

10

El único libro que me ha hecho llorar. Una historia real sobre la brutalidad humana

hace 10 años