LA MUJER DEL RELOJ ARBINA, ÁLVARO

Nota media 7,62 Muy bueno 25 votos 9 críticas

Resumen

La novela de carácter histórico, a caballo entre el thriller y el género policíaco, transcurre a lo largo de los cinco años que duró la guerra de la Independencia (1808-1813). Describe la aventura que vivirá Julián de Aldecoa Giesler, un joven de dieciséis años que emprende un largo viaje por el país en guerra tras el rastro de su padre, quien, asesinado en extrañas circunstancias, no puede contarle el codiciado secreto que desde hace años protege su familia. Tales circunstancias atraerán al frío y calculador general francés Louis Le Duc, un hombre que esconde un terrible pasado lleno de odio y venganza. Empujado por su locura personal, perseguirá sin descanso al joven Julián. Este tratará de luchar contra las fuerzas que le amenazan en un intento por reemprender el camino hacia sus verdaderos sueños, los sueños de su padre.

9 críticas de los lectores

9

“La mujer del reloj”, de Álvaro Arbina, es una novela histórica que comienza tras la firma del tratado de Fontainebleau por parte de Manuel Godoy, valido de Carlos IV y Gérard Durco, representante de Napoleón. Dicho tratado permitía a las tropas francesas atravesar España para invadir Portugal y debilitar a los ingleses. Las tropas francesas llevaban meses acantonadas en España, viviendo a costa de los ciudadanos que no solo debían alojarles y alimentarles, sino también soportar sus desmanes. En las calles se respiraba incertidumbre y se dudaba acerca de las verdaderas intenciones de Napoleón Bonaparte. El asesinato de Franz Giesler, partícipe de una conspiración que mantiene en jaque al Imperio francés, obliga a su hijo Julián a emprender un largo y peligroso viaje a través del país en guerra. Junto a él recorremos las calles de la Vitoria ocupada, el Cádiz de las Cortes, el Madrid de la hambruna y la isla prisión de Cabrera. La novela nos muestra la guerra en toda su crudeza. No nos habla de las batallas de renombre que pasan a los libros de historia, sino que narra las vivencias de los soldados de a pie. Esos que se dejan el alma y la vida defendiendo su país. El autor nos describe su soledad, su hambre, su miedo a morir solos, sin haber vuelto a ver a los suyos, o sin siquiera saber si siguen vivos. También sus ansias de venganza cuando ganan la batalla y arrasan con todo lo que encuentran a su paso para suplir el sueldo que no han cobrado. La novela también invita a reflexionar sobre las revoluciones sociales. El pueblo tiene el poder de cambiar las cosas, pero su unión es efímera. Como claros ejemplos nos muestra el fracaso de la revolución francesa o las ideas liberales que se defendían en las Cortes de Cádiz, pero que no todos los españoles apoyaban porque muchos ansiaban la vuelta de Fernando VII. Julián es el alma de la novela. Es un joven valiente, audaz, leal y justo como pocos. A lo largo de la novela evolucionará, pero siempre manteniendo esos valores que aprendió de su padre y que defenderá contra viento y marea. Clara, una joven de buena familia con la que el protagonista mantiene una gran amistad, también me ha parecido un gran personaje. Es una mujer de clase alta que aspira a vivir la vida a su manera, sin someterse a los estrictos corsés de la época y que, alentada por grandes heroínas como Agustina de Aragón, luchará por cambiar el destino que otros han decidido para ella. Junto a ellos hay otros personajes encantadores como Pascual, un labriego que era amigo del padre del protagonista; Simón, tío de Clara, que no duda en dejar atrás su sotana para hacer lo que considera justo; o Roman, el artífice de la transformación de Julián de labriego a guerrero. Obviamente hay malvados en la historia. Sin duda, Louis le Duc, general francés, es el peor de ellos. Un hombre sin alma que se mueve por el ansia de dinero y poder, y que no dudará en venderse al mejor postor para conseguir sus fines. Una novela maravillosa en la que la amistad y el amor se imponen a una guerra que unió a los españoles en su lucha contra el invasor, pero que los dividió después en absolutistas y liberales. Y esa división sigue vigente hoy en día. “Tengo por enemigo a una nación de doce millones de almas, enfurecidas hasta lo indecible. Todo lo que aquí se hizo el dos de mayo fue odioso. No, Sire. Estáis en un error. Vuestra gloria se hundirá en España.” José I Bonaparte

hace 7 meses
6

Buena novela para ser de un escritor novel

hace 7 meses
8

Novela histórica que se desarrolla en el siglo XIX cuando las tropas francesas invadieron España. No había leído nada de esta época, creo que no hay muchas obras que se centren en este momento histórico, así que me ha parecido interesante pues he aprendido muchas cosas que no sabía. Está muy bien escrito (más tratándose de la primera novela de su jovencísimo escritor), mezcla muy bien historia, aventuras e incluso tiene tintes de thriller. La he disfrutado muchísimo.

hace 2 años
8

Un libro que se lee solo. Es muy ameno y trata un parte de la historia de España que me interesa mucho. Quizás, en algunos momentos, a mi parecer, le falta un poco de credibilidad y el final es un poco forzado. Pero me ha gustado y lo recomiendo

hace 2 años
8

magnífico libro que mezcla lugares y personajes dispares en una época muy interesante de la historia de España. De principio a fin es un libro que atrapa y que culmina de una forma audaz. Sin duda un libro para recomendar leer. Cierto es que el lenguaje utilizado es algo rimbombante pero una vez se acostumbra uno a ello se disfruta mucho leyendo este libro. Por contenido y forma una gran novela

hace 3 años
9

Buenísimo libro, como el segundo suyo con muy buenas citas históricas y una entretenida trama.Quizá su único defecto es que es un poco larga la novela.

hace 3 años
7

La historia es atrapante, pero a veces es un poco rimbombante cómo está contada. Aún así, un libro entretenido para leer.

hace 4 años
10

Acabo de terminar de leer esta excelente novela y tengo que decir que es el mejor libro que he leído. Es una novela fácil de leer, excelente trama y un final inmejorable lo recomiendo muchísimo para los amantes de las novelas históricas.

hace 5 años
6

Es una novela fácil de leer y entretenida, aunque llega un momento que te das cuenta de que le sobran páginas. También hay elementos de la trama poco creíbles e incluso esperables, como la identidad de uno de los personajes que para mí estuvo clara desde la mitad de la narración. La contextualización histórica está bastante bien aunque hay alguna cosa que desentona (por ejemplo citar un jersey en aquélla época o hablar de "barras" en las posadas).

hace 5 años