LA MANSION DE LOS GATOS. Los misterios de la gata Holmes AKAGAWA, JIRO

Nota media 8 Muy bueno 10 votos 2 críticas

Resumen

El detective Katayama de la Comisaría Central Metropolitana, viaja junto a su hermana Harumi a una pequeña ciudad residencial situada a las afueras de Tokio. Su objetivo es conocer el nuevo apartamento de su colega Ishidzu, un policía que quiere casarse con Harumi. Una vez en la pequeña ciudad comprobarán que su expansión es inevitable pues los dueños de la empresa constructora pretenden absorber los terrenos que ocupa una pequeña aldea tradicional colindante. Sin embargo, la propietaria de los terrenos, una misteriosa mujer que vive en una mansión rodeada de gatos, se niega a venderlos. Cuando, días después, la mujer aparece salvajemente asesinada junto a varios de sus gatos, los dos detectives deberán resolver el homicidio. Lo que en principio parecía un asesinato por motivos económicos, pronto comienza a complicarse, pues a medida que avanzan las investigaciones, aparecen más cadáveres y todo apunta a que los crímenes están siendo cometidos por bakeneko, gatos fantasma capaces de tomar forma humana que están llevando a cabo su sangrienta venganza. ¿Pero de quién y por qué quieren vengarse los felinos? ¿Se trata en realidad de gatos fantasma o todo tiene una explicación racional? Así comienza esta nueva entrega de Los misterios de la gata Holmes, un auténtico fenómeno editorial mezcla de comedia e intriga que ha vendido millones de ejemplares en Japón y ha convertido a su personaje, la gata Holmes, en uno de los más populares y queridos de la ficción nipona.

2 críticas de los lectores

La mansión de los gatos de Jirō Akagawa es el segundo volumen de la saga protagonizada por la gata Holmes.
El detective Katayama viaja junto a su hermana Harumi a una pequeña ciudad residencial a las afueras de Tokyo para conocer el nuevo apartamento de su colega Ishidzu, un policía que quiere casarse con Harumi.
Cuando la dueña de unos terrenos cercanos a la vivienda de Ishidzu aparece brutalmente asesinada junto a varios de sus gatos, los dos policías se ven envueltos en una complicada investigación, ya que aparecen más cadáveres y parece ser que están siendo cometidos por bakeneko, gatos fantasmas capaces de tomar forma humana...
Katayama e Ishidzu forman un dúo de investigadores bastante particular. El primero con fobia a la sangre y el segundo con fobia a los gatos. Ambas peculiaridades dan lugar a situaciones muy curiosas y divertidas a lo largo de toda la historia. Especialmente teniendo en cuenta que los crímenes a los que se enfrentan son bastante sanguinolentos y que la sagaz gata Holmes forma parte del peculiar equipo de investigación al que también se une Harumi.
¿Qué decir de la gata Holmes? Una sagaz felina gracias a la cual nuestros protagonistas encuentran pistas claves para resolver la complicada investigación. Y con mucho carácter, como todo buen gato.
Un libro que me ha sorprendido mucho. Por la cuidada ambientación, por las pinceladas de la cultura japonesa que podemos encontrar a lo largo de toda la historia, por lo buena que es la trama policíaca (hasta el final no he sabido quién era el asesino) y por el humor que salpica todo el libro.
Si os gusta el thriller y os apetece leer algo diferente, alejando de los “cánones” de la literatura policíaca, no os perdáis este libro.
(Ana García, 22 de diciembre de 2016)

hace 4 años
7

“La mansión de los gatos” es la tercera entrega protagonizada por el detective Yoshitaro Katayama, que trabaja en la Comisaría Central Metropolitana de Tokyo, y Holmes, su inteligente gata calicó que siempre participa en la resolución de los casos que se plantean.
En esta ocasión Katayama se ve envuelto en una complicada investigación policial que tiene lugar en una zona residencial de Nishitama, un distrito al oeste de Tokyo. Allí se ha mudado su amigo Ishidzu, también policía, que invita a Katayama y a su hermana Harumi a visitar su nuevo apartamento. Mientras están allí descubrirán una sucesión de extraños accidentes que han sufrido varios niños. Más adelante Tsuneyo Ishizawa, una anciana que vive en una casa cercana con más de veinte gatos, aparece asesinada junto a algunos de sus animales. Siguen una serie de muertes, sospechosos, historias de “bakeneko” (gatos fantasma)... giros inesperados y sorpresas hasta el último momento. La cooperación entre el curioso dúo de policías, la intuición de Harumi y la inestimable colaboración felina, serán indispensables para lograr descifrar el enrevesado entramado de la historia.
Este es el segundo libro que leo de la serie Katayama-Holmes, que desde luego no es la típica novela policial, por sus personajes y su ambientación y estilo japonés; pero la mezcla de intriga (mucha) y humor que combina la novela (los protagonistas y sus peculiaridades son una fuente incesante de diversión) la hacen muy entretenida. He disfrutado su lectura y la recomiendo.

hace 7 meses