LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC CALIENTE / NO SOBRE RUISEÑORES WILLIAMS, TENNESSEE

Nota media 7,44 Muy bueno 24 votos 8 críticas

Resumen

"La gata sobre el tejado de zinc caliente" es una de las obras maestras de Tennesse Williams. Expresa su visión de los oscuros y primitivos elementos que acechan bajo la superficial civilización del Sur norteamericano. Una calurosa noche de verano en la residencia de una riquísimo plantador de algodón del Mississippi, una familia presa del pasado se desintegra entre acusaciones de lujuria, codicia y envidia... Se estrenó en el Teatro Morosco de Nueva York, en 1955, con Burl Ives en el rol de Gran Papá y Ben Gazzara en el de Brick, bajo la dirección de Elia Kazan. Con Elizabeth Taylor en el papel de Margaret llegó al cine en 1959, dirigida por Richard Brooks.

8 críticas de los lectores

LA GATA SOBRE EL TEJADO DE CINC CALIENTE. Interesante obra de teatro, cuyo argumento atrapa al lector desde el principio y no pierde un ápice de interés hasta el final. Las situaciones y los temas que plantea están llenos de vida y de interés. Los diálogos tienen mucha fuerza y a veces sorprende la crudeza y el lenguaje explícito con que se tratan temas delicados como, por ejemplo, las relaciones sexuales, el amor, el dinero, la religión, las convenciones sociales y la muerte. Aun así, peca de dos fallos: en un asunto, peca de inverosimilitud, y en otro peca de falta de desarrollo o análisis profundo. Veamos: El primer asunto son los sentimientos del abuelo, un hombre de 65 años, hacia su mujer, con la que lleva casado cuarenta años. Resulta que el abuelo, un hombre con una mala leche enorme, declara que no soporta a su esposa, que NUNCA la ha soportado, desde el mismísimo día en que se conocieron. ¿Y eso, por qué? se preguntará el lector (salvo que el lector sea tonto, claro). Pues bien, el autor no justifica de ninguna manera tan extraordinario e inverosímil hecho. Para mayor inverosimilitud, la abuela es una mujer buena y cariñosa, comprensiva (acaso excesivamente comprensiva) con los defectos de su marido y de sus hijos, nueras y nietos. Si el abuelo nunca la pudo tragar, ¿por qué se hizo su novio, y se casó con ella, y tuvo hijos con ella? ¿Por qué en esos cuarenta años nunca se separó ni se divorció? No se sabe. Y cabe señalar que el hombre nunca se vio atado de manos en el asunto, toda vez que él era rico y poderoso desde bastante joven, y la abuela, al menos por lo que podemos leer, no era de familia rica ni poderosa. Sería verosímil un odio que va naciendo a medida que la convivencia desgasta y desengaña, a medida que egoísmos y mezquindades (de él de ella, o de ambos) se van acumulando y aumentado el rencor. Pero ¿desde el primer día? Imposible. Máxime cuando nada de eso encaja con la personalidad bonachona y timorata de la abuela. Por si eso fuera poco, el abuelo de repente acusa a su mujer de haber aprovechado el que él haya estado enfermo unos años para intentar quedarse con todo el patrimonio. La pobre mujer llora incrédula al oír tales acusaciones, y los hijos (otro detalle inverosímil) no discuten tal barbaridad. Y luego, cuando la abuela dice emocionada a su marido que siempre lo ha querido, a él sólo se le ocurre aceptar la posibilidad de que eso sea verdad, comentando con absurda frivolidad en tan grave asunto: "Tendría gracia que sea verdad". Puesto que el abuelo es un hombre inteligente, tal reacción resulta poco creíble. Así pues, el autor debería haber añadido algo que justificara en cierta medida esa absurda inquina del abuelo hacia su esposa, o, de lo contrario, debería haber eliminado ese asunto del argumento, porque de nada sirve su tremenda sinceridad y crudeza...si no es creíble. El segundo asunto, también de enorme importancia en el argumento, está poco desarrollado. Si lo comparamos con la tremenda sinceridad a tumba abierta de Kafka en su Carta al padre, o la de Ibsen en Casa de muñecas, aquí nos quedamos con las ganas de ver algo parecido. El asunto es la relación de amistad y/o amor de Brick con su compañero Skipper. Al parecer, se trata de una amistad bella y enorme, pero no de un amor homosexual, aunque muchos de su entorno lo interpreten así. Al menos, no por parte de Brick, aunque acaso sí por parte de Skipper. La esencia de esta relación, que se va volviendo tensa y difícil hasta acabar en tragedia, no queda suficientemente desarrollada ni aclarada. ¿ Qué interpretación es la acertada: la de Brick, la de su esposa Margaret, u otra? ¿ Qué se dijeron Brick y Skipper en su última conversación, que fue por teléfono? Nunca lo sabremos. Una pena, porque la situación era muy buena para un análisis y reflexión sobre la esencia del amor, del deseo y de la amistad, y sobre las similitudes y diferencias entre esos elementos. Pero nada de ello desarrolla el autor en la obra. Por lo demás, los otros personajes (en especial, la mujer de Brick, el hermano de Brick y la mujer del hermano) son francamente creíbles e interesantes. Las fases del argumento están muy bien desarrolladas, y los diálogos (tanto sobre temas esenciales como sobre temas secundarios) no tienen desperdicio. Así pues, es una gran obra que podía haber sido una grandísima obra.

hace 4 meses
10

Obra maestra al igual que la película. Maravillosas ambas.

hace 1 año
9

Libro que incluye las dos obras de teatro. "La gata sobre el tejado de zinc caliente" es un clásico moderno y poco más hay que decir, pero la otra obra "No sobre ruiseñores" no desmerece, siendo una gran obra.

hace 1 año
7

Leí este libro hace diez años, así que decidí releerlo ahora. No he visto la representación de la obra ni tampoco la peli, pero basándome solo en el libro, pienso que 'La gata sobre el tejado de cinq caliente' nos atrapa. Es como estar espiando detrás de una cortina cómo una familia lava sus trapos sucios. Es cruda y divertida al mismo tiempo. No se hace para nada pesada de leer, y las acotaciones hacen que recreemos minuciosamente cada escena. Recomendable! :)

hace 6 años
8

He leído “La gata sobre el tejado de zinc caliente”. Es una obra de teatro de tres actos y la escena se desarrolla en la vivienda de una de las plantaciones más ricas del delta del Missisipi. Asimismo, la acción transcurre en unas horas, durante la celebración del cumpleaños del abuelo, el propietario y señor de las tierras, cuya salud ha menguado en los últimos tiempos. En la casa se encuentran el abuelo y la abuela, Gooper, el primogénito del matrimonio, con su esposa Edith y sus cinco hijos, Brick, el hijo menor, y su esposa Maggie (no tienen hijos). Es una historia familiar en la que la cuestión hereditaria hará desatar la tormenta –la tensión se palpa en el ambiente- y pondrá de manifiesto las falsedades y avaricia de los presentes. De los personajes destaca el matrimonio formado por Brick y Maggie, la gata. Él es un hombre hastiado de la vida y de sí mismo, que se ha dado a la bebida, Maggie es una mujer fuerte, temperamental, dispuesta a no rendirse y a no perderle. Esta es la tercera obra de teatro que leo en este año –las otras dos fueron “La casa de muñecas”, de Henrik Ibsen y varias piezas de Antón Chejov, entre ellas “La gaviota” -. En comparación, el escrito de Tenesse Williams me ha gustado en mayora medida que el de Ibsen o Chejov, pues no tiene un carácter tan melodramático en la expresión de los personajes contenida en los diálogos, además de que denota una carga psicológica más marcada.

hace 7 años
9

"Wouldn't it be funny if that was true?" Otra de las obras maestras de Tennessee Williams, recordada por la película increíble de Paul Newman. La mentira como eje conductor de una historia agobiante, escena de familia desagradable donde finalmente todo el mundo acaba sacando los trapos sucios, la sexualidad latente, la codicia, vamos lo mejor de cada casa y sobre todo el profundo Sur que tan bien supo retratar el señor Williams. Obra corta pero intensa muy recomendable, lástima que sea casi imposible volver a verla en un escenario.

hace 8 años
6

LA GATA: Me ha parecido una obra muy dinámica y bastante adelantada a su época. Me cuesta creer que aquí en España se hubiera desarrollado los tres personajes principales. Siempre recomendable.

hace 10 años
6

Gran obra, donde se reflexiona sobre la hipocresía de la sociedad y la familia, la amistad y homosexualidad, amor y pasión, la incomunicación, etc.. Llama mucho la atención los numerosos tacos que se dicen, que en la película, no me creo recordar que se dijeran.
Con “No sobre ruiseñores”, aunque de inferior calidad, me he llevado una agradable sorpresa. Es una obra que no conocía de nada, y al principio no me estaba gustando. Pero según seguí leyendo, la trama se hizo más interesante, y al final resulta que es un buen drama. Su temática es sobre el abuso de autoridad y malos tratos que se dan en las prisiones. Y como telón de fóndo están las segundas oportunidades, la justicia, la amistad, la corrupción y la gran depresión.

hace 10 años