Resumen

Una mujer es hallada muerta en la ciudad de Beszel, en algún lugar de los confines de Europa. Para llevar a cabo la investigación, el inspector Borlú tiene que viajar desde esta decadente ciudad a su urbe rival, idéntica e íntima vecina, la vibrante ciudad de Ul Qoma. Pero cruzar esta frontera significa emprender un viaje tan físico como psíquico, ver aquello que se mantiene invisible. Con el detective de Ul Qoma Qussim Dhatt, Borlú se ve envuelto en un submundo de nacionalistas que intentan destruir la ciudad vecina, y de unificacionistas que sueñan con convertir las dos ciudades en una sola. Mientras los detectives desvelan los secretos de la mujer asesinada, empiezan a sospechar una verdad que podría costarles algo más que sus vidas.

4 críticas de los lectores

5

En una ciudad inventada, con normas y físicas inventadas (desver, topordinariamente y todas esas cosas que se inventa y que no explica del todo bien porque en el fondo es absurdo). Fantasía Pura y dura, increíble (no creíble). Novela negra floja con un par de puntos de Ingenio interesantes, pero poco más. He estado a punto de dejarlo (por lo absurdo del escenario), pero a partir del primer tercio del libro se lee más fácilmente.

hace 1 año
7

Me ha gustado, atrapa bastante y creo que es una "novela negra" en un escenario "fantastico ", policías, detectives, crimenes. Puestos a profundizar, quizás enfrentamientos entre diferentes culturas e incluso un homenaje al "absurdo" de la burocracia impostada.

hace 4 años
9

No sabría catalogarlo si como ciencia ficción o fantasía, en cualquier caso, no importa. Se trata de un libro absorbente y es muy, muy original el planteamiento de la investigación que relata. Como en muchas otras obras de Miéville, la ciudad o debería decir las ciudades son las verdaderas protagonistas de la historia.

hace 4 años
8

No me ha apasionado tanto como otras novelas de Miéville, es la quinta que leo y la primera que no se lleva las cinco estrellas. La idea de las ciudades es genialidad digna del autor, es muy curioso ver todas las implicaciones de lo que son dos ciudades rivales ocupando el mismo lugar (molaría una versión española con Madrid y Barcelona en el mismo caso, sería muy gracioso), todas esas normas absurdas de desver y desoir que me parecen una crítica del autor hacia los nacionalismos. La llamada Escisión que provocó la unión/desunión de las dos ciudades me ha recordado a la Cicatriz y a la Torsión de las novelas de Bas-Lag. Me pregunto si habrá una conexión en todo esto. Lo malo es que si quitamos el donde transcurre la novela no es mas que otra policiaca del montón, un thriller de conspiraciones bastante rutinario, poco brillante. Los personajes también son flojos, muy tópicos, están muy lejos de otros inolvidables que creó Miéville.

hace 6 años