HISTORIA DE SHUGGIE BAIN STUART, DOUGLAS

Nota media 7,92 Muy bueno 11 votos 6 críticas

Resumen

A principios de los ochenta, Glasgow agoniza: la que fuera una próspera ciudad minera se ve ahora azotada por las políticas de Thatcher, que empujan a las familias al desempleo y el desaliento. Agnes Bain es una mujer bellísima y sin suerte que siempre soñó con alcanzar una vida mejor: una casa bonita y una felicidad que no tuviera que pagar a plazos. Cuando su marido, un taxista expansivo y mujeriego, la abandona por otra, Agnes se ve sola a cargo de tres hijos en un barrio sumido en la miseria y la decepción, hundiéndose más y más en el pozo sin fondo de la bebida. Sus hijos harán lo posible por salvarla, pero, obligados ellos mismos a salir adelante, acabarán por rendirse uno a uno. Todos menos Shuggie, el hijo menor, el único que se niega a ceder, el que con su amor incondicional mantiene a flote a Agnes. A Shuggie, un niño sensible, amanerado y un tanto redicho, le mortifica que los hijos de los mineros se rían de él y que los adultos lo tachen de «distinto», pero, testarudo como es, también está convencido de que si se esfuerza al máximo conseguirá ser tan «normal» como los demás chicos y logrará ayudar a su madre a escapar de este lugar sin esperanza. Ganadora del prestigioso Premio Booker, Historia de Shuggie Bain es una novela tierna y devastadora sobre la pobreza y los límites del amor, una narración que, con su compasiva mirada a la dolorosa lucha de una mujer contra la adicción, la frustración y la soledad, se erige en un emocionante homenaje a la fe inquebrantable de un hijo decidido a salvar a su madre cueste lo que cueste.

6 críticas de los lectores

Existe una diferencia significativa entre lo que queremos contar, lo que finalmente contamos y lo que otros dicen sobre lo que hemos contado. Porque Shuggie Bain no es una novela sobre Shuggie Bain ni sobre una sociedad industrial en crisis o moribunda, es un relato sobre la autodestrucción -a ratos inducida- de un ser humano.
Desde un punto de vista literario, el retrato de Agnes y de sus adicciones no tiene peros, es brillante y demuestra nuestra enorme capacidad para hacernos y hacer daño, porque la vida de Agnes es una pesadilla no solo para ella misma, sino también para sus hijos, sobre todo para Shuggie.
Pero Agnes no es la parte que explica el todo. La decrepitud de una antigua colonia minera, el de Glasgow o el colapso de Escocia no se reflejan en las calamidades de Agnes, sino que forman parte de la promoción comercial de la novela y no de su realidad literaria. Del mismo modo, hacer de Shuggie un héroe o un mártir, darle un protagonismo o una trascendencia que no tiene, es contar algo ajeno a la novela. En la oscuridad total de Agnes, Shuggie sólo es una sombra.
Si me preguntan si el libro es recomendable, respondo que sí. En algunos puntos, denso, en otros, debido a la catadura moral de los personajes de un mundo en ruina y a sus estrategias de supervivencia, esperpéntico, pero en ningún caso hará de Shuggie un icono ni un imprescindible de la novela actual. (Jorge Juan Trujillo, 16 de marzo de 2022)

hace 6 meses
8

Una novela sobre el dejarse llevar ante la adversidad y las ruinas que trae consigo. Una historia sobre la impotencia de ver que no puedes hacer nada para cambiarlo. Una relación entre madre e hijo, donde se invierten los papeles. En fin, una historia muy triste, muy dura. "...Cuanto deseaba que llegara el futuro...". PD. Me cuesta mucho hacer una crítica, soy negada, pero he leído, gracias a los que os molestáis en escribir, libros tan maravilloso, que voy a intentarlo. Gracias.

hace 3 meses
9

Estoy impresionada de que ésta sea la primera novela del escritor. Muy dura, pero me ha encantado. Relata con crudo realismo las vivencias de un niño que tiene que convivir y lidiar día a día con una madre alcohólica en la Escocia de los años 80. Y más escalofriante es si cabe, enterarse que es la historia real novelada del escritor. Imagino que hay muchos Shuggie Bain por el mundo y se me pone el vello de punta.

hace 4 meses
8

Muy dura , muy buena.

hace 5 meses
8

Demoledora. La sociedad se esfuerza en mostrarnos sus brillantes éxitos, pero hay gente en los callejones, los "muertos de nuestra felicidad". Muy buena novela.

hace 6 meses
7

Pesimista novela sobre los perniciosos efectos del alcoholismo y el neoliberalismo. Me recordó a la obra de Dickens reescrita 150 años después: Nada ha cambiado, tan sólo que Londres es ahora Glasgow, y que ya no hay lugar para la esperanza.

hace 10 meses