Nota media 8 Muy bueno 1 voto 1 críticas

Resumen

Este es el relato de una explosión, del momento en que la tristeza dinamitó todas las certezas de la autora y decidió instalarse en su cuerpo. En Fármaco encontraréis un cerebro que quería desaparecer y una escritora que lo agarró y buscó cómos y porqués entre recuerdos, conductos y cavidades. Aquí hay infancia y hay madre, una niñez en escuelas de Mallorca y en campos de Castilla; hay pastillas naranjas que te ponen en pausa y pastillas rojas que te lanzan a la estratosfera; hay sueños, pesadillas y deseos: «ojalá la depresión se quitara desnudándonos, tímidamente y despacio». Y libros. Hay muchos libros, historias para escapar y otras para entender qué pasaba en su cabeza. Aquí la literatura es bálsamo, esperanza y salvación.

1 críticas de los lectores

8

Esta novela en línea autobiográfica no es una novela al uso, ni de lejos, dudo que se haya escrito otra similar sobre la depresión porque es narrada de un modo totalmente atípico desde mi punto de vista, es una oda a la parte poética del sentir en una situación así, narrada con una sensibilidad muy extrema, con un toque leve de humor, ese leve humor que aparece en momentos tan duros de las peores fases de esa enfermedad, con un desgarro sin sangre pero con una cicatriz inmensa, con un estilo muy original y peculiar, encantador y dulce...todo ello para describir como es sentirse al ser diagnosticada de una de las peores, por no decir la peor, enfermedad mental de nuestros tiempos. No es un libro de autoayuda ni mucho menos, no aporta tips para los malos momentos ni salvoconductos, sólo brota de él palabra por palabra desde el corazón y el alma y desde la más absoluta experiencia personal. Nunca vi nada igual para describir algo tan duro, es pura dulzura y originalidad. Capítulos cortitos, ritmo muy ligero y rápida lectura pero por supuesto, altamente recomendable.

hace 5 meses