Nota media 6,5 Bueno 2 votos 2 críticas

Resumen

Greta Cadaqués, una reportera de televisión, es enviada a cubrir el caso de una niña que ha caído en un pozo a las afueras de Madrid. Mientras no deja de pensar en un juicio al que tiene que asistir como jurado popular, su cámara, Juan Quatremer, y su jefe, un hombre ávido de audiencia, la apremian a sacar a la luz todos los detalles del caso del que el país entero está pendiente. Aunque pronto descubrirá que las intenciones de ambos hombres son muy distintas: Juan pretende cubrir el suceso de la forma más rigurosa posible, pero su jefe la coaccionará para que consiga las exclusivas más impactantes, aunque eso signifique difundir noticias falsas. Greta deberá enfrentarse a una encrucijada personal y profesional que la llevará a cuestionarse el papel de los medios de comunicación y los límites éticos de su trabajo.

2 críticas de los lectores

Estrella, una niña de tres años, ha caído en un pozo a las afueras de Madrid. Nadie se explica cómo ha sido posible porque la abertura era muy estrecha incluso para una niña tan pequeña, pero la madre ha sido testigo de la caída y los equipos de salvamento trabajan contra reloj para poder salvarla.
En cuanto el accidente salta a los medios, decenas de periodistas se desplazan al lugar para cubrir la noticia. El país está pendiente de la televisión y quién consiga la mejor exclusiva, se convertirá en líder de audiencia. Greta Cadaqués, una reportera de televisión, recibe una llamada para cubrir el caso. No puede dar a su jefe la cobertura que necesita porque asiste como jurado popular en un caso de asesinato, por lo que debe compartir protagonismo con su becaria; una joven muy bella que pone su puesto en riesgo.
El pozo, de Berna González Harbour, es una novela que invita a reflexionar sobre el periodismo y que critica ferozmente el sensacionalismo a través de la recreación de un caso que monopolizó la atención mediática en España: el de Julen Roselló. Greta se debatirá entre las exigencias de su jefe y las recomendaciones de su cámara, Juan Quatremer. El primero quiere noticias sensacionalistas independientemente de su veracidad y Quatremer, ser fiel a los hechos y dar información veraz.
Al jefe de la protagonista no le importa cómo está la niña o si sobrevivirá. Solo le preocupa la audiencia que le reportará pingües beneficios en publicidad. Para Juan, lo importante es dar información veraz, sin jugar con los sentimientos de una familia destrozada por la tragedia.
Greta se debate entre su estabilidad laboral y su ética profesional. E intentará nadar y guardar la ropa para contentar a unos y otros. Tarea difícil, teniendo en cuenta que a esa vorágine se suman sus dudas acerca de la culpabilidad del acusado en el juicio y la inestabilidad de su vida personal.
Una novela que nos invita a contrastar la información que nos llega a través de los medios de comunicación y el WhatsApp. Porque todo vale por un minuto de gloria, incluso difundir información falsa sin tener en cuenta el daño que esta puede causar. (Ana García, 2 de julio de 2021)

hace 2 meses
4

Para mi, la mas aburrida de las novelas de esta autora. Se repite hasta el hastío con su opinión sobre los periodistas, poniendo como un trapo, con razón, a los que hacen cualqier cosa por subir las audiencias.

hace 2 meses