Resumen

Es una tarde cualquiera en un bullicioso centro comercial. Mientras el padre espera en la puerta, una madre y su hijo desaparecen. ¿Han sido raptados? ¿Han huido? ¿Cómo han podido salir sin que nadie los viera?

El rapto parece la explicación más lógica, pero a medida que avanza la investigación policial vamos descubriendo los detalles que el padre de familia no ha desvelado a la policía y que ahora se vuelven en su contra.

En una novela que nos lleva de la intriga psicológica al thriller más adictivo, Blas Ruiz vuelve a tensionar lo cotidiano para demostrarnos que solo en la aparente normalidad pueden hacerse realidad nuestras peores pesadillas.

2 críticas de los lectores

6

Novela negra con altibajos en la trama. Pasa de tenerte enganchado a la lectura a desinflarse a ratos. Novela que da pie claramente a una segunda entrega, pero lo que no logro entender es como un libro escrito por un escritor español tiene tantos errores ortográficos y de gramática ,tiempos verbales incorrectos, frases mal construidas.....no sé si es error del autor, de la editorial o de quién pero cuando estás leyendo a mí estas cosas me chirrían bastante.

hace 3 meses
5

El cuento del Lobo Ficha técnica: Título: El cuento del Lobo Autor: Blas Ruiz Grau Año de publicación: 2021 Editorial: Ediciones B Páginas: 507 “Que poco se valora poder respirar con normalidad. Hace unos minutos, tan solo unos minutos, este ejercicio se realizaba de forma automática, sin ninguna complicación. Sin ni siquiera ser consciente de hacerlo. ¿Y ahora?”. Blas Ruiz Grau (Alicante, 1984) autopublica su primer libro La verdad os hará libres abriendo con este su camino en la literatura. Luego del primer éxito le sigue La profesía de los pecadores consolidando así su carrera. También es colaborador de la web Zendalibros. Hoy analizamos su último lanzamiento El cuento del Lobo. Siempre me han gustado los inicios que impresionan; aquellos que te impulsan a zambullirte de lleno en la lectura de una historia. No importa el tema que sea, si al iniciar te atrapa, lo demás sucede solo. Sin embargo, con esta obra no pasó del todo así. La lectura comienza lenta. A medida que avanzas en la trama va ganando en intensidad. “No abrió la boca en todo el trayecto. Solo miraba por la ventana del vehículo, la de su propio vehículo. Evidentemente él no conducía, ni siquiera iba de copiloto”. Los personajes me sorprendieron. Logras identificarte con cada uno de ellos, incluso cuando algunos no llaman mucho la atención (en apariencia); esto se debe a que es creíble su crecimiento como personas. Resultan interesantes, y esperados, los giros en varias partes de la historia; pero, en momentos, sientes que la intensidad vuelve a bajar. Sin embargo, cuando logras llegar al clímax no puedes parar de leer hasta el final. Te absorve por completo. El final es un poco retorcido, puedes llegar a preguntarte qué pasa por la cabeza del escritor (no voy a destripar el final). Eso sí, no odias como termina la historia; de hecho, da pie a la próxima que Blaz Ruiz piensa escribir (o al menos a mí me pareció así, habría que preguntarle a él). “Su interlocutor no habló de inmediato, lo cual puso aún más nerviosa a la subinspectora. Ella sabía que a menudo sus silencios decían mucho más que sus propias palabras. Pero al final habló”. En resumen: entretenido; desarrolla muy bien sus personajes; deja con ganas de leer otras obras del autor. Interesantes Relatos lo recomienda. Y recuerda, no te rindas al inicio, continúa la lectura, no te arrepentirás.

hace 8 meses