Resumen

Una sola historia, dos vidas desplegadas. Sin firma, sin nombres. Dos personajes con un pasado común y una misma visión que los trabará para siempre. A y B, blanco y negro, santo o diablo, las dos caras del ser humano. Reflexión e impulso, la prevalencia de uno de ellos dentro de nosotros y, al tiempo, la necesidad de dejar un hueco al otro, de completar nuestro espíritu con naturalezas ajenas. El placer de dejarse llevar, de aliviar la carga de ser nosotros mismos. Ego y yo relata en primera persona los avatares de dos amigos en un trayecto de cuatro días. En tan solo ese tiempo, y sin alejarse apenas de su punto de partida, el narrador vivirá gracias o a pesar de su acompañante, experiencias con las que no contaba. Mientras tanto, evoca momentos pasados de vital importancia, bolas de preso que le impiden avanzar. El motivo del viaje no es el mismo para ambos, para uno es una escapada, para el otro un destino. Sin embargo, sucederá algo que alterará el rumbo previsto, dentro de una trama que esconde su mayor baza hasta el mismo desenlace. XXX Premio Jaén de novela.