Nota media 8 Muy bueno 14 votos 3 críticas

Resumen

Azul marino, última novela de la serie policiaca de Rosa Ribas y Sabine Hofmann, cierra magistralmente la trilogía protagonizada por la joven periodista Ana Martí.
Barcelona, 1959. Mientras la Sexta Flota norteamericana permanece fondeada en el puerto, alterando la rutina de una ciudad en plena dictadura, un marinero estadounidense es asesinado en un antro del Barrio Chino en lo que a primera vista no parece más que una simple reyerta arrabalera. Pero una vez más, la indudable perspicacia e incansable curiosidad de la periodista Ana Martí serán fundamentales a la hora de esclarecer el suceso. Ya sea ejerciendo como intérprete del inspector Isidro Castro —viejo conocido con el que ya colaboró anteriormente— en su forzoso entendimiento con la Policía Militar de la Marina americana o bien desarrollando sus propias investigaciones para El Caso y Mujer Actual, nuestra intrépida protagonista irá desenmarañando una historia plagada de medias verdades e intereses diversos: los de quienes buscan un culpable español y los de aquellos que preferirían que el asesino fuera un extranjero. Además, una serie de tramas interconectadas, que van desde la prostitución y el contrabando de los bajos fondos hasta la degradación moral de las altas esferas de la burguesía, vendrán a complicar las cosas en este extraordinario fresco de una ciudad y un tiempo recreados con tal maestría que permanecerán para siempre en el imaginario de todos los lectores.

 

3 críticas de los lectores

8

El libro va de menos a más: Al principio me cansaron algunas páginas con detalles que no aportan nada y alguna reflexión repetitiva pero luego la historia, la trama, el ritmo y la calidad de la escritura me encantaron y la intriga me enganchó .La ambientación y las descripciones de los personajes son tan buenas que te sumergen en la Barcelona gris y represiva de los años 60 y en sus desigualdades sociales. Estas autoras no me decepcionan y el libro es un buen cierre para la trilogía de Ana Martí, de la que el mejor sin duda es “El gran frío”.

hace 1 mes
9

Me encanta descubrir autoras de novela negra. Yo ya había escuchado sobre la española Rosa Ribas, pero no la había leído hasta que me topé con “Azul marino” escrito al “alimon” con la alemana Sabine Hofmnan, y que resulta ser la tercera novela de una saga protagonizada por una periodista catalana llamada Ana Martí, lo que me obliga a buscar las dos novelas anteriores. Ana Martí Noguer es periodista en Barcelona en los años 50. Tiene 32 años, mide 1,69. De ojos castaños, vive en un piso propiedad de su prima Beatriz, mientras que sus padres habitan piso de alquiler que fue de su familia, ahora venida a menos. Su padre fue un periodista perseguido por el régimen franquista, que ahora trabaja como “negro” autor de “novelitas” bajo encargo, con un regular éxito que le permite tirar para adelante .  Ana colabora desde hace dos años en “La mujer actual” escribiendo notitas de sociedad y pies de página que firma como Aneta Martí. También escribe como "negro" crónicas que firman otras personas en “El caso”, aun medio especializado en la nota roja catalanaTambién Ana colabora de vez en cuando con el Detective de la Brigada de Investigación Catalana, Isidro Castro, que en “Azul marino” la invita de nuevo a trabajar con él, ahora como traductora. “Azul marino” trata del asesinato de un marinero norteamericano, miembro de la Sexta Flota fondeada en 1959 en Barcelona, justo cuando la dictadura de Franco ya ha amansado a la sociedad española, pero también nos narra otra historia sórdida de prostitución y tráfico de drogas escondida detrás de la degradación moral en la que se encuentra inmersa la burguesía catalana. He leído pocos libros escritos a cuatro manos. Cansa el tratar de descubrir que parte es autoría de Ribas y cual de Hofmann; ese reto no lo pude superar. La novela está tan bien escrita, que me fue imposible identificar que parte le correspondió a cada una de las autoras. Lo que sí sé es que descubrí otra trilogía que para mi desgracia, la inicié con el último libro. Buscaré los otros dos, mientras tanto les puedo decir que “Azul marino” me encantó.

hace 1 año
8

Y con pena acabo esta trilogía. Es una pena que las autoras no continuen con la saga, porque es excelente. Gran ambientación de la Barcelona de la postguerra, mostrando las dificultades de periodistas y eruditos que no podían decir lo que pensaban debido a la censura. También vemos el ambiente opresor de la policía, y cómo las apariencias están por encima de las justicias. De fondo dos casos policiales, que acaban resueltos por el tesón de la periodista. Merece la pena la trilogía.

hace 4 años