Resumen

William Burroughs publicó Yonqui, en 1953, gracias a los buenos oficios de Allen Ginsberg, que se paseó con el manuscrito bajo el brazo por diversas editoriales hasta dar con Carl Solomon, un editor más valiente (y más desesperado) que otros, y que años después confesó que era tal el terror que le daba trabajar con semejante material que estuvo a punto de sufrir un colapso. Y así fue como apareció uno de los libros míticos de la literatura americnana de nuestro siglo, pero también uno de los más prohibidos y subterráneos, en una editorial marginal, bajo el pseudónimo de William Lee.

3 críticas de los lectores

7

El libro me gusto mas de lo que tenia pensado, sin duda en la actualidad no sorprende la tematica pero sin duda si logra transmitir todo lo que el escritor plantea.

hace 3 años
4

Totalmente sobrevalorado. Sin dudar que este libro posiblemente fuese literatura subterránea en 1950, demasiado suave para hoy en día. Personajes sin desarrollar, se hace pesado y frustrante. Drogadictos de Disneyworld.

hace 6 años
8

Es el primero que leo de Burroughs. Muy rápido de leer...fácil y con unas descripciones tan reales de lo que es la adicción a la heroína que a veces cerraba los ojos y no podía seguir leyendo con sólo imaginármelo. Personas impresionables abstenerse.

hace 7 años