UNA DERIVA INDESEABLE VELÁZQUEZ, LUIS

Nota media - Sin votos 0 voto 0 críticas
No hay información que mostrar

Resumen

MECE EL VIENTO las ramas de los árboles. Mil veces antes lo has visto, mil otros antes que tú, conmovidos poetas. Mece el viento las ramas de los árboles en la luz gris también de la tarde; y la hoja seca sin rumbo raspa el pavimento, lo mismo que antaño. Esta lluvia moja un estado de ánimo antiguo, profundamente arraigado. Peciolado el poema, todavía, bebe de ahí su savia, de un lugar sin futuro, soterrado en el tiempo que vendrá. (Una deriva indeseable, pág. 15)