UN PIANO PARA LOS MASÁIS MORENO, MIGUEL ÁNGEL

Nota media 7 Muy bueno 1 voto 1 críticas

Resumen

Tanganica, 1905. Los hermanos Kast regentan una casa colonial en una plantación de algodón. Uno de ellos, Bertram, es un hombre irascible a quien todo el mundo teme. De él se dice que lleva un tigre en las entrañas, y que la única manera que tiene de calmar su alma es escuchar cómo Jocelyn, su esposa, toca el piano. La única preocupación de Bertram es mantener su familia a salvo, esta decisión de vida o muerte agrandará su leyenda de hombre malvado. Mientras Bertram perpetra una serie de actuaciones terribles, Jocelyn, aparentemente una mujer frágil a la sombra de su marido, se convertirá en la heroína de esta historia y en amiga y protectora de los masáis. Una novela que tiene como telón de fondo el África colonial de principios de siglo XX, con las guerras por el territorio contra los británicos, la rebelión de los maji-maji, los intentos de construir el ferrocarril y el trato esclavista de los colones alemanes para con la población nativa como una serie de sub-tramas que se hilvanan con gran maestría en esta novela.

1 críticas de los lectores

Quizás el año de 1906 no signifique nada para un lector asiduo, pero seguramente 1914 nos sea más familiar. Sin embargo, como en todo, la historia siempre ha dado un mejor y más elaborado enfoque al pasado de los países primermundistas, dejando en un segundo lugar a los demás, olvidándose de retazos que, como en un puzle, si se descubren y se juntan, pueden dar lugar a una realidad apasionante.
Ambientada en la Tanzania colonial alemana, los dos hermanos Kanz serán los encargados de abrirse paso entre plantaciones de algodón y los frentes alemanes e ingleses, llevando consigo a sus jóvenes e inexpertas esposas, a quienes África se les antojará en un principio un lugar poco civilizado y demasiado diferente de la segura Alemania de la que proceden. Con los duros golpes que les asesta el destino, se verán arrastradas hacia estrecheces y a un mundo de hombres a los que tendrán que hacer frente y defender su dignidad.
Aunque contada desde la perspectiva de sus dos protagonistas alemanes, la historia se abre paso hasta presentarnos la realidad histórica del momento: las luchas de los nativos por liberarse de la opresión occidental, las tensiones europeas que desencadenarían también la guerra entre las colonias y su posterior desmembramiento y, quizás lo más perdurable en la mente del lector, la verdadera naturaleza humana que nos lleva a límites insospechados de discriminación y atrocidad.
Con una narración perfectamente elaborada y entretejida, el autor nos transporta a la belleza de los paisajes africanos a través de unos personajes que nos sorprenderán con sus dudas, sentimientos y carácter pasional en medio de dos contiendas: la primera por el derecho a la libertad y la segunda por una lucha interna entre la cordura y la mezquindad humana. (Diana Arrufat, 9 de agosto de 2017)

hace 2 meses