UN LARGO CAMINO. Memorias de un niño soldado BEAH, ISHMAEL

Nota media 6,8 Bueno 5 votos 1 críticas

Resumen

¿Cómo se ve la guerra a través de los ojos de un niño soldado? ¿Cómo se convierte uno en asesino? ¿Cómo deja de serlo? Los niños soldados han sido descritos por periodistas, y los novelistas se han esforzado por imaginar su vida. Pero hasta ahora, no había ningún relato en primera persona de alguien que hubiera estado en el infierno y haya sobrevivido. En Un largo camino: memorias de un niño soldado, Ishmael Beah cuenta una historia fascinante. A los doce años, huye del ataque de los rebeldes y vaga por un país que la violencia ha vuelto irreconocible. A los trece años, entra en el ejército del gobierno, y Beah, un buen chico, descubre que es capaz de cometer actos terribles. Es un relato único y sorprendente, contado con auténtica fuerza literaria y conmovedoramente sincero.

1 críticas de los lectores

6

Un libro necesario, por cuanto nos habla de la vida difícil (por no decir imposible) en uno de esos países africanos que sufren guerras crónicas. Ishmael consigue que sintamos una gran empatía por él, por sus vivencias de niño perdido en medio del horror... Y lo consigue a pesar de que se ha demostrado que parte de su historia es inventada: lo que fueron en realidad «algo más de dos meses» como niño soldado se convirtió en su libro en tres largos años, rellenados probablemente con historias de otros chicos. El libro me gustó mucho y ahora ha perdido, inevitablemente, interés; sin embargo, en virtud del principio aquel de que la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma, se puede decir que el tal Ismael ha ganado ese interés perdido por sus falsas memorias. En la parte final de estas, nos cuenta sus denodados esfuerzos por escapar de un país hundido en la guerra y la miseria; ahora veo sus mentiras como una treta más para lograrlo.

hace 8 años