TAN FUERTE TAN CERCA FOER, JONATHAN SAFRAN

Nota media 8,08 Muy bueno 12 votos 2 críticas

Resumen

Tras el éxito internacional de crítica y público de Todo está iluminado, Jonathan Safran Foer ha escrito una novela más madura, entretenida, inteligente, emocionante e hipnótica que su ópera prima. Tan fuerte, tan cerca, es un viaje por la ciudad de Nueva York y la historia de una familia norteamericana con la tragedia de las torres gemelas de fondo.

2 críticas de los lectores

6

Oskar Schell es un niño de ocho años que ha perdido a su padre en el atentado de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. A raíz de un descubrimiento fortuito, Oskar emprende una búsqueda que lo llevará por todo Nueva York, lo que en realidad se puede entender como un intento de asumir esa pérdida, aunque probablemente los resultados no sean los esperados.
Ese es el hilo principal, alrededor del cual giran otras historias, como la de los abuelos alemanes que huyeron tras el bombardeo que sufrió la ciudad alemana de Dresden, o bien las protagonizadas por alguno de los muchos personajes apellidados “Black” que Oskar visita en busca de una pista.
El libro está narrado en primera persona por distintas voces, alternando los capítulos protagonizados por Oskar y los protagonizados por sus abuelos, incluso aparece alguno extra; todos ellos comparten como fondo la pérdida de un ser querido. Es original en cuanto al formato, se intercalan textos con distinto estilo y letra, fotografías, color… aunque personalmente me parece un poco gratuito, no le veo un porqué.
Me ha parecido una lectura interesante, sobre todo me ha gustado Oskar, un niño bastante peculiar e inteligente. Pero no la recomendaría, no me parece para todos los gustos, y aunque en general me ha gustado y entretenido, algunos aspectos de la trama no me han terminado de convencer.

hace 3 años
8

Se trata de una lectura emotiva, narrada de una forma peculiar, ya que entre el texto se intercalan imágenes que sólo tienen sentido con el conjunto del escrito. Es la historia de un niño, Oskar, despierto y sensible, que ha perdido a su padre en el atentado del 11-S y de sus abuelos paternos, que vivieron el horror de la segunda guerra mundial en Alemania. Ambas historias que transcurren en paralelo, están escritas de una forma intima, directa y giran en torno a la vida, la familia, el sentido de la pérdida…, tomando como centro al padre y al hijo ausente. Me ha gustado por la dulzura y emotividad de los personajes.

hace 7 años