Resumen

La vida de un disparatado grupo de personajes vista desde los ojos de un entrañable e inolvidable felino. Adaptación al manga de la obra cumbre de la literatura japonesa que con grandes dosis de humor y sarcasmo constituye una acertada sátira a la sociedad nipona de finales de la era Meiji.

7 críticas de los lectores

La versión manga de Soy un gato de Natsume Soseki conserva la frescura y el humor de la obra original. Y es un modo fantástico de adentrarse, de manera más ligera y desenfadada, en la cual es una de las obras más conocidas del maestro japonés, uno de sus autores más reputados, casi al nivel que tiene Cervantes para nosotros. Eso es Soseki.
Su protagonista es un gato callejero adoptado por Kushami, un desastroso profesor de escuela cuyos mayores placeres se encuentran en dormitar sobre su espacio de trabajo y recibir las incontables visitas de las cuales es objeto. Es a través de esas visitas y de las conversaciones que se establecen —que el gato observa desde una posición distanciada, acre y humorística— donde se despliega el carácter satírico y paródico por el cual es desmenuzada la sociedad japonesa de la época. Los enredos, las maledicencias, los ingenios y demás rocambolescas situaciones —cortejos incluidos— conforman un agradabilísimo fresco que oscila con gran habilidad entre lo ligero y la mirada incisiva.
No es, como se podría pensar, una suplantación de la obra original —la diferencia de formatos se hace notar, y no son comparables—, sino un excelente complemento, que funciona igual de bien tanto en solitario como utilizándose para recrearse, un poco más, en la obra original de Soseki, si ya se ha leído. Y garantía de un buen rato entretenido y provechoso. (Carlos Cruz, 8 de junio de 2015)

hace 2 años
6

Comic basado en un libro bastante conocido dentro de la cultura japones apero del que yo no sabía nada. está bien aunque algunos diálogos y situaciones me han descolocado un poco. Será que la cultura europea y la japonesa tiene sus grandes diferencias. También esperaba que el libro me resultase mas gracioso pero no me ha hecho demasiada gracia. Aceptable.

hace 5 meses
7

humor y sabiduría

hace 10 meses
7

Gran libro. Una gran cantidad de buen humor y sabiduría.

hace 1 año
8

Se trata de la adaptación al manga de la obra homónima de Natsume Sōseki, que leí hace un par de meses. Su lectura ha sido una agradable sorpresa que me ha encantado.
Un pequeño gato callejero es acogido por Kushami, un singular profesor de inglés que recibe la visita frecuente de sus amigos. El gato es el espectador silencioso de aquello que ocurre en la casa, y en especial de las conversaciones que mantiene su dueño con sus amigos. Desde el punto de vista del felino, y con mucha ironía, a través de las situaciones que el gato presencia, se disecciona la sociedad japonesa de la época (1905) con bastante humor. Además el formato en cómic le confiere a la historia ligereza respecto a la novela de Natsume Soseki, más larga y densa.
Me ha parecido una adaptación gráfica excelente, además de entretenida y desenfadada. Muy recomendable tanto si se ha leído antes la novela original -la adaptación es muy fiel al espíritu del texto de Sōseki y sirve también de recordatorio-, como si no se ha leído -se puede leer como obra independiente o bien como acercamiento a la obra más extensa y profunda de Soseki-. La recomendaría tanto para amantes de cómics como de literatura japonesa.

hace 1 año
8

Como el gato, el lector es un voyeur invitado de lujo a las cínicas, desagradables, íntimas o pasionales conversaciones de los humanos, quienes se desvelan como seres estúpidos e incomprensibles a los ojos del gato. El formato manga le da un plus de ligereza y humor para seguir la historia de un espectro de la sociedad nipona de la época en la cual se ambienta.

hace 1 año

Excelente,me encantó

hace 1 año