Resumen

Jody es madre de un niño de cinco años, Will, y una prometedora artista que, de momento, trabaja como fotógrafa de bodas en Virginia. Su novio, Mel, quiere casarse con ella y trata de convencerla para que se mude a Nueva York, donde él trabaja en una galería de arte. Will va a visitar a su padre a Florida, pero este vive cada una de las visitas de su hijo como una intromisión en su intimidad. Las vidas de los personajes que pueblan Retratos de Will muestran la complejidad de la familia postmoderna, fruto de un tiempo en el que las relaciones humanas son cada vez más fragmentarias y adoptan formas menos estables y definidas. Esta novela es un inquietante relato sobre la supervivencia emocional, pero también una acertada reflexión sobre temas tan universales como la aversión al compromiso, el sexo o los miedos infantiles.

1 críticas de los lectores

9

Brillante novela de las que a mí me gustan. Una instantánea contemporánea que aborda la complejidad de la familia postmoderna norteamericana en nuestra azarosa vida actual. El miedo obsesivo al compromiso, la inestabilidad emocional, la ambición profesional frente a la educación de los hijos o el adulterio como falsa vía por la que poder escapar... Una lúcida panorámica de las quebradizas relaciones que cada vez están más asentadas en nuestra ambivalente sociedad. Descubrí a Ann Beattie hace ya unos años con su sensacional "Postales de invierno"; una ingeniosa comedia generacional que retrataba realmente bien la pérdida de los sueños y las complejidades del amor en la Washington de la década de los 70. Baste con decir que Nick Hornby se inspiró descaradamente en ella para crear su exitosa y afamada "Alta fidelidad". Esta mujer es mucho más que un valor en bruto. Su nivel es tan brillante como el de Anne Tyler, Elizabeth Strout o Alice McDermott. Audaces escritoras que ponen los "sentimientos humanos" a flor de piel, a todos aquellos que los queramos encontrar.

hace 4 años