20 libros para tomar con un café, un té o chocolate

Jim Lanyon

En cualquier época del año, tomar un café, un té o chocolate siempre apetece. Si estamos acompañados/as, son excelentes complementos de una buena tertulia, y si estamos solos/as son el mejor compañero de un libro.

A continuación, un listado de libros en cuyo título cobran protagonismo estas deliciosas bebidas. Los hay de todos los géneros, desde el romántico hasta biografías, pasando por la crítica social, la narrativa infantil, la historia, la superación personal e incluso el thriller.

¡¡Que los disfrutéis!! ☕📚

1. El primer café de la mañana, Diego Galdino. Massimo tiene poco más de treinta años y es el dueño de una pequeña cafetería en el Trastevere, en el corazón de Roma. Cada día, al salir el sol, cruza las calles todavía dormidas de la ciudad y abre su bar. Sus clientes, las nuevas recetas de café que siempre anda probando, esta es su vida y no necesita más, se dice a sí mismo. Sin embargo, el día en que una turista con aire de andar perdida, ojos verdes y pecas en las mejillas entra en su bar, la vida de Massimo se altera para siempre. Pero ¿cómo se acercará a ella? Es esquiva y distante, no hablan la misma lengua y, para colmo de males, ella solo bebe té.

En la ciudad más romántica del mundo, a veces basta un café para enamorarse. Diego Galdino nos pasea por las calles de Roma y nos ofrece una novela de aroma irresistible y sabor intenso que dejará al lector con un sabor de boca inmejorable. Como una buena taza de café.

2. 39 cafés y un desayuno, Lidia Herbada. ¿Alguna vez has creído que puedes encontrar el amor a través de una página de contactos o de un chat? ¿Te hubiera gustado que alguien te ayudara a elegir perfiles y a detectar las falsas alarmas? 39 cafés y un desayuno reúne las confesiones de una celestina on-line que buscará entre diferentes candidatos a la pareja per fecta para su hermana Martina, la verdadera protagonista de esta historia. Todo ello aderezado con dosis de realismo y humor, cercano al de Woody Allen.

3. La gente feliz lee y toma café, Agnes Martin Lugand. Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies.Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?

4. Un granizado de café con nata, Alessandra Lavagnino. `Un granizado de café con nata` retrata un mundo en el que la mayor virtud es no decir nada. Fue Leonardo Sciascia, fascinado por esta novela siciliana, quien propuso a la prestigiosa editorial Sellerio que la publicase. La edición incluye un epílogo de Sciascia. ¿Cómo sería perder la habilidad de mentir? ¿Y si eres una mujer siciliana, en una sociedad fundada en el silencio de la omertà mafiosa y en el secretismo interiorizado de las mujeres? Es lo que ocurre en esta novela, donde Agata Avolio, una mujer de clase alta y vida privilegiada, se vuelve, tras un trauma craneal, irresistiblemente sincera: lo cuenta todo sobre su familia, sobre ciertos tráficos que tienen lugar en su región, y sobre las pequeñas y grandes mentiras que la trama del tiempo ha amasado inextricablemente con el resto de componentes de la vida. La singularidad de la situación es que la propia Agata, una persona culta y civilizada, éticamente comprometida con su trabajo y su vida, no consigue aceptar moral y cognoscitivamente su propia sinceridad. Su incapacidad para mentir se topa de bruces con la Iglesia, con las antiguas creencias sicilianas y con la Mafia, que castigan duramente a Agata y a su familia… Una historia extraña, entre la fábula y la novela policíaca, deliciosamente elusiva y, por tanto, literaria.

5. Con una taza de café, Amparo Calvo Echevarría. Con una taza de café es la autobiografía de una mujer extraordinaria, Amparo Calvo Echeverría. Nacida con la República Española, sus memorias cubren el periodo desde la guerra civil hasta la actualidad. Su difícil relación con su madre subyace el texto, y queda patente desde el principio. El trágico secuestro de sus hijas por parte de las autoridades a su regreso a España marca el resto de su vida. Es el viaje muy personal de una joven? hacia la edad adulta y la riqueza de una vida vivida. Una lección de optimismo y un canto a la vida.

6. ¿Nos tomamos un café?, Odin Dupeyron. ¿Qué es una taza de café? Definitivamente mucho mas que sabores y aroma, ya que acompañados de una buena taza de café, nos permitimos darnos tiempo a nosotros, tiempo para platicar y compartir, para entender nuestros miedos, amores, entusiasmos, frustraciones, anhelos y experiencias que nos han convertido en lo que somos.
Nos tomamos un café? es un maravilloso y conmovedor cumulo de ensayos, escritos, poesías y pensamientos que el autor llama `mis apuntes personales` y que no son otra cosa que los aprendizajes de su vida, textos tan cercanos que no podemos evitar reflejarnos y meditar acerca de nuestras propias experiencias, entendiendo de verdad lo iguales que somos todos y lo equivocadamente solos que nos sentimos.
En esta obra no solamente vas a conocer a Odin a través de sus vivencias y experiencias mas profundas, sino que como ya lo ha demostrado antes, Odin Dupeyron no solo tocara tu alma, sino que conseguirá el maravilloso milagro de que tu mismo toques tu propia alma…

7. Un café a las seis, Pilar Muñoz Alamo. Raquel se dispone a acudir a una cita de compañeros de promoción organizada por su amiga Lourdes después de 25 años, aunque en el fondo siente que no debería ir, una parte del pasado, que no la ha dejado vivir en paz, podría estar esperándola en el hotel donde tendrá lugar la celebración.  Ansía ese encuentro tanto como lo teme. Porque aquello de lo que ha estado alimentándose a lo largo de su vida podría dejar de ser real. O atraparla para siempre. Unas veces, no podemos huir del pasado. Otras, no deseamos escapar de él.

8. El poso amargo del café, María Menéndez Ponte. Bruslí debería estar muerto y no lo está. A pesar de ello, este joven se encuentra en el infierno. Su vida cada vez está más fuera de control y él apenas se reconoce en el espejo: problemas con las drogas, con la policía…en algún lugar debe de haber un atisbo de esperanza.

9. Café amargo, Simonetta Agnello Hornby.  Ojos grandes y almendrados, cabello castaño: la belleza de Maria seduce al joven Pietro Sala (hasta el punto de que la pide en matrimonio aunque ella no tenga dote alguna), y también, de manera más sutil, a Giosuè, el joven al que el padre de Maria ha acogido y que ha sido para ella como un hermano mayor. Maria tiene sólo quince años, Pietro treinta y cuatro, él es un bon vivant que ama los viajes, el juego, las mujeres, ella proviene de una familia socialista de grandes ideales pero magros recursos. Y sin embargo el matrimonio resulta ser feliz: fuera de los muros familiares, Maria descubre la libertad y el derecho al placer. Sin embargo, durante un viaje a Trípoli, con el desierto como cómplice, Maria descubre los soterrados lazos que siempre la han atado a Giosuè. Comienza así una historia de amor que durará más de veinte años, llena de encuentros clandestinos, de separaciones, de amargas consecuencias familiares, hasta que ambos encuentren una nueva paz… después de una sangrienta guerra.
Desde los «fasci» sicilianos hasta el ascenso del fascismo y la segunda guerra mundial, la autora sigue las andanzas y vicisitudes de la protagonista, convirtiendo su vida poco convencional en un fragmento decisivo de la historia de Sicilia y de Italia.

10. El ladrón de café, Tom Hillenbrand. 1683. El Rey Sol gobierna con mano férrea desde el fastuoso palacio de Versalles. La Compañía Holandesa de las Indias Orientales es la empresa privada más poderosa del mundo. Los sabios e investigadores del continente intercambian por carta ideas y nuevos descubrimientos que revolucionarán la ciencia, la tecnología y el pensamiento. Y sentarse en un café para degustar una cara y exótica infusión, el kahvesi, se ha convertido en el pasatiempo más popular en las capitales europeas.
Pero el verdadero negocio del café -su cultivo y su comercio- está controlado únicamente por los turcos. Algo que los comerciantes más importantes de Europa no piensan seguir consintiendo.
Obediah Chalon, un joven y brillante inglés, científico y filósofo apasionado, ingresa en una durísima cárcel de Ámsterdam tras falsificar unas letras de cambio. Poco después un misterioso personaje le ofrece la libertad y una cuantiosa recompensa a cambio de una empresa arriesgada en la que podría perder la vida: robar una planta de café a los turcos. Para ello tendrá que poner a prueba todo su ingenio, acudir a sus contactos entre los sabios e intelectuales del continente, reclutar a los mejores «expertos» e iniciar un viaje a lo desconocido, sin saber que ha despertado las sospechas de gente importante.

El ladrón de café es una magnífica novela histórica que combina magistralmente la crónica de un robo audaz, plagado de aventuras, intrigas, conspiración, persecuciones y una pizca de amor, con un retrato espléndido de una época donde el avance de las ideas, el conocimiento y los ingenios mecánicos de todo tipo empezaba a cambiar el rumbo de la Historia.

11. Amigos, amor y chocolate, Alexander Mccall Smith. Un nuevo hecho inesperado aparece cuando su sobrina Cat se toma unas vacaciones en Italia e Isabel acepta suplirla en el delicatessen que aquélla regenta. Ahí, Isabel conocerá a un cliente al que recientemente le han hecho un transplante de corazón y al que no dejan de visitar extraños recuerdos que parecen pertenecer a otra persona y que pondrán a prueba el racionalismo de Isabel. Pero, a pesar de todo, siempre habrá tiempo para pensar en sus propios interrogantes: la amistad, el amor y, cómo no, la tentación.

12. Chocolate caliente para el alma, Jack Canfield. Es difícil trasladar el espíritu de una conferencia a la palabra escrita. Las historias que hemos contado en infinidad de oportunidades tuvieron que ser redactadas cinco veces para que alcanzaran el mismo efecto que en vivo. Al leerlas, no se apure. Escuche las palabras en su corazón y en su mente. Saboree cada historia. Deje que lo emocionen. Pregúntese, ¿qué despierta en mí? ¿Qué me sugiere para mi vida? ¿Qué sentimiento o acción estimula en mi ser interior? Establezca una relación personal con cada historia.
Algunos relatos le dirán más cosas que otros. Algunos tendrán un significado más profundo. Algunos lo harán reír. Otros harán que lo invada una sensación cálida. Es posible que otros tengan el efecto de un golpe directo entre los ojos. No hay una reacción determinada. ¡Lo único que cuenta es su reacción! Déjela aflorar y no le ponga freno.
No lea el libro a las disparadas. Tómese su tiempo. Disfrútelo. Saboréelo. Zambúllase en él con todo su ser. Representa miles de horas de seleccionar -lo mejor de lo mejor- de nuestros cuarenta años de experiencia.
Por último: leer un libro como éste es como sentarse a comer una comida muy elaborada. Puede ser demasiado sustanciosa. Es una comida sin vegetales, ensaladas ni pan. Es todo esencia, con muy pocas palabras huecas.

13. Charlie y la fábrica de chocolate, Roald Dahl. Por primera vez en una década, Willy Wonka, el solitario y excéntrico fabricante de chocolate, abre las puertas de su fábrica al público, a cinco niños para ser exactos. Por eso incluyó cinco billetes dorados en sus chocolatinas, de modo que los cinco afortunados que los encuentren se harán acreedores de una visita guiada dada por el mismísimo señor Wonka. Para el humilde Charlie Bucket, éste es un sueño hecho realidad y, cuando encuentra un dolar en la calle, no puede evitar comprar una barra del delicioso dulce.

14. Limón, canela y chocolate, Marisa Díaz. Noelia regresa a su ciudad, Sevilla, dispuesta a retomar su trabajo en la pastelería familiar. Pero la abuela, una mujer cabezota y excéntrica, la convence para que pase una temporada en el pueblo que abandonaron antes de nacer ella. En principio, la madre se opone a este viaje que puede desenterrar su secreto mejor guardado: la identidad del padre de Noelia.
Sin embargo, en Cañada Rosal, la joven conocerá a Diego,quien le mostrará un pueblo muy diferente y menos aburrido de lo que ella imaginaba, y descubrirá que ningún secreto familiar puede permanecer oculto para siempre.
Limón, canela y chocolate narra, unas veces con humor, otras con emoción y ternura, una historia conmovedora en la que el amor, el desamor, el orgullo, la lealtad y el perdón dirigen la vida de sus personajes.

15. Menta y chocolate, Elva Martínez. Eva disfruta de la mejor de las infancias en Valencia, rodeada de sus primos, Xena (su prima canina), Ana (su amiga del alma), y el hermano de esta: Andrés, a quien le une su pasión por el helado de menta y chocolate y un larguísimo e invisible hilo rojo?
A los 13 años los padres de Eva deciden irse a vivir a Bonn, de donde es su familia paterna. Eva tendrá que dejar atrás las risas con sus primos, los juegos con su prima canina, a su amiga del alma e intentar olvidarse de Andrés.
Valencia, Bonn, Paris, Roma son las ciudades en las que Eva pasará parte de su vida, en donde crecerá, aprenderá que la distancia no te aleja de tus amigos, mucho menos de los caninos, y emprenderá su búsqueda del amor liándose en una enmarañada madeja con la que parece estar jugando un travieso gato.

16. El club del té, Vanessa Greene. Con el aroma de una taza de té la vida se bebe mejor Tres mujeres muy diferentes se conocen y se quedan prendadas del mismo juego de té vintage en un mercadillo de Sussex. Deciden compartirlo? y terminan trabando una amistad que cambiará sus vidas.
Jenny se muere de ganas de casarse con Dan. Entonces, tras años de silencio, recibe noticias de la mujer que puede dar al traste con sus sueños.
Maggie ha superado una ruptura matrimonial y está preparando el mayor evento de su carrera? hasta que se ve obligada a enfrentarse al pasado de nuevo.
Alison parece tenerlo todo: casada con el amor de su infancia, con dos hijas preciosas. Pero a medida que se acumulan las tensiones, su matrimonio se ve empujado al límite.

17. La felicidad es un té contigo, Mamen Sánchez. La inexplicable desaparición del gentleman Atticus Craftsman en el corazón de las tinieblas de la España profunda parece estar relacionada con las malas artes de cinco mujeres desesperadas, las empleadas de la revista Librarte, capaces de cualquier cosa con tal de conservar su trabajo.

El inspector Manchego será el encargado de desenredar una trama en la que la comedia romántica se mezcla con el drama más tierno, la intriga policiaca desemboca en el mayor hallazgo literario de todos los tiempos, lo difícil se vuelve fácil y los problemas se ahogan en un mar de lágrimas… de risa. Todo esto para terminar descubriendo, qué cosas, que el amor lo explica todo.

AVISO PARA LECTORES: Esta novela puede afectar seriamente su percepción pesimista de la realidad. Provoca carcajadas y ganas de más. Sus personajes son como los hijos: cuanto más tropiezan, más se les quiere. Cuidado con sus corazones: les pueden entrar ganas irrefrenables de enamorarse. Y de vivir.

18. La mujer del cultivador de té,Dinah Jefferies. Ceilán, 1925. Gwendolyn Hooper, una joven inglesa de solo diecinueve años, llega en un barco de vapor, ilusionada por iniciar su nueva vida de casada junto a Laurence en su inmensa plantación de té. Pero el marido que la recibe es un hombre distante, reservado y taciturno. Laurence siempre está fuera trabajando, por lo que Gwen decide explorar ella sola la plantación, envuelta entre la neblina y los perfumados aromas a canela y jazmín de la tierra. Al vagar por la casa, Gwen se encuentra con puertas cerradas, baúles con vestidos polvorientos, una pequeña tumba en el jardín cubierta de maleza; indicios de un pasado oculto e inquietante, un misterio más profundo de lo que parece y que se remonta a tres generaciones antes.

Gwen queda pronto embarazada, para alegría de Laurence, pero el día que prometía ser el más feliz de su vida se enfrenta a una terrible decisión. Una decisión que debe ocultarle a toda costa y que solo le provocará dolor y ansiedad. ¿Conseguirá Gwen salvar su matrimonio y perdonarse a sí misma por la desgarradora decisión que se sintió obligada a tomar? Y cuando llegue el momento de la verdad, ¿podrá Laurence perdonarla en un ambiente general cada vez más hostil por las tensiones entre tamiles, cingaleses y los colonos británicos, lo que amenaza con la ruina familiar?

19. Té con el dragón negro, R.A. MacAvoy. Té con el dragón negro es la historia de una mujer llamada Marta Macnamara, que viajó desde Nueva York a San Francisco, invitada por su hija, y del hombre que cambió su vida: un misterioso caballero asiático llamado Mayland Long, que arriesgó sus ancestrales poderes mágicos por ella, para ayudarle en su batalla contra los modernos hechiceros de la informática, en Silicon Valley.

20. Tres tazas de té, Greg Mortenson y David Oliver Relin. Tres tazas de té es una conmovedora historia de un hombre que descubrió el arma más eficaz para luchar contra el terrorismo: construir escuelas.

En 1993, el alpinista Greg Mortenson regresaba de un intento fallido de alcanzar la cumbre del K2. Exhasuto y desorientado, acabó desviándose del camino de descenso y alejándose de su grupo, para vagar perdido por una de las zonas más desoladas del norte de Pakistán. Solo y sin comida, agua o una tienda en la que protegerse, se encontró de pronto en una pobre aldea donde le cuidaron hasta su recuperación. Durante su estancia, Mortenson vio a los níños de la alda, sentados  a la interperie, repasar sus lecciones escribiendo con un palo en el suelo embarrado. El pueblo era tan pobre que no podía permirtirse pagar el salario de un profesor local. Antes de regresar a casa, el alpinista les prometió volver y construir una escuela.

De aquella promesa nació una de las campañas humanitarias más increíbles de la historia: la misión de un hombre de luchar solo contra el extremismo y llevar la esperanza a los lugares más recónditos de Asia Central.

Valencia, 11 abr. (Àngels S. Amorós, Quelibroleo)

Compartir en:
RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.quelibroleo.com/noticias/los-100-libros/20-libros-para-tomar-con-un-cafe-un-te-o-chocolate/
Twitter
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Instagram


5 opiniones en “20 libros para tomar con un café, un té o chocolate”

  1. Solo he leído de estos 20, la gente feliz Lee y toma café. El título es por el nombre de la cafetería que la protagonista tiene, pero nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *