MUJER OCÉANO MARTÍN, VANESA

Nota media 8,11 Muy bueno 9 votos 2 críticas
  • GéneroPoesía, teatro
  • EditorialPLANETA
  • Año de edición2016
  • ISBN9788408151029
  • ISBN digital9788408153405
  • Idioma Español

Resumen

«A un palmo de ti es fácil morderte. Guarda la lengua, que voy directa, 
no sea que, al sentirla húmeda, la invite donde guardo ciertos ecos y duermen huracanes, allí donde más de uno murió a oscuras, perdiéndose en el intento de encontrar fuego,que cuando quemas es porque hay alma, y cuando hay alma, duelo.»
En Mujer océano, Vanesa Martín se enfrenta, sin la complicidad de la música, a la poesía. Amor y desamor son los blancos donde van a dar las palabras afiladas, a veces estudiadas y a veces rabiosamente libres, de Vanesa. Una selección de poemas cercanos, urbanos y actuales en los que late la delicadeza y sensibilidad femenina, pero también el caos y la potencia del océano.

2 críticas de los lectores

9

Nada que se le resista a la enorme de Vanesa Martín. Acaricia el alma allí donde va con sus letras y versos. Para perderse en sus líneas y dejarse encontrar. Lectura corta pero intensa, magia. Recomendado absolutamente para todos, independientemente de que te guste el género. Poesía cercana y con mucha verdad.

hace 2 años
9

MUJER OCÉANO, de Vanesa Martín (Planeta, 2016) No sé ni de versos ni de poemas, pero algo entiendo de heridas en la piel y cicatrices en el alma, como cualquier ser humano, sea o no amigo o enemigo de la lectura. No faltará quien piense que la autora debería dedicarse a otra cosa, a su guitarra y a sus pentagramas, que la suya es una poesía comercial. En realidad, de unos milenios a esta parte todo es comercio, y para hablar de poesía convendría haber sido alumno de Machado, de Quevedo o de Lorca. Sé lo que me trasmite; sé que las heridas en mi piel vuelven a sangrar al leer sus versos; sé que las cicatrices del alma dejan de cicatrizar y se rebelan hasta darme muerte; sé que con algunas de sus páginas he llorado; también sé que en otras he encontrado el bálsamo que me ha permitido dormir.

hace 4 años