LAS CHICAS CLINE, EMMA

Nota media 7,6 Muy bueno 50 votos 10 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialANAGRAMA
  • Año de edición2016
  • ISBN9788433979582
  • ISBN digital9788433928078
  • Idioma Español

Resumen

California. Verano de 1969. Evie, una adolescente insegura y solitaria a punto de adentrarse en el incierto mundo de los adultos, se fija en un grupo de chicas en un parque: visten de un modo descuidado, van descalzas y parecen vivir felices y despreocupadas, al margen de las normas. Días después, un encuentro fortuito propiciará que una de esas chicas –Suzanne, unos años mayor que ella– la invite a acompañarlas. Viven en un rancho solitario y forman parte de una comuna que gira alrededor de Russell, músico frustrado, carismático, manipulador, líder, gurú. Fascinada y perpleja, Evie se sumerge en una espiral de drogas psicodélicas y amor libre, de manipulación mental y sexual, que le hará perder el contacto con su familia y con el mundo exterior. Y la deriva de esa comuna que deviene secta dominada por una creciente paranoia desembocará en un acto de violencia bestial, extremo…

10 críticas de los lectores

La mayoría de los Blogs, las secciones culturales y las revistas de literatura que leo, escribían maravillas de “Las chicas” y de su joven autora, Emma Cline. Yo, al conocer el tema de la novela: Charles Manson, sus chicas y el asesinato de de siete personas: la actriz Sharon Tate y otras cuatro personas en la casa de Tate, en Beverly Hills, y al día siguiente, de un matrimonio, Leno y Rosemary LaBianca;2 todo llevado a cabo por los miembros del grupo, que seguían instrucciones de Manson, pensé que no era lectura para mi. Yo tenía doce años cuando ocurrió la masacre, y lector como era y sigo siendo, leí cuanto se publicó, se me quedó grabado, y la verdad, no le encontraba mucho sentido regresar a la historia que conmocionó al mundo en 1969. Así que cuando llegó a Gandhi, la dejé pasar, a pesar de mi compulsión por la adquisición de libros; me resistí a llevarla a casa, hasta que, por una reseña que no recuerdo, apunté en mi cerebro que la próxima ocasión que me topara con ella, me la llevaría, sin intención de leerla, sino de que integrara parte de mi biblioteca. Y me encontré de nuevo con ella, la compré, la dejé unos meses por ahí, hasta que ayer que la volví a ver, la abrí, y aquí estoy, deslumbrado por la obra de esta joven pero talentosa escritora Emma Cline, que con “Las chicas”, su primera novela, ha logrado que un autor como Richard Ford comente que: “ Brillante e intensamente absorbente, impresionante no solo para autora tan joven, sino para cualquier autor, en cualquier momento”. Ahora sé que la familia Manson fue un pretexto de Emma, para darle voz a Evie, “una adolescente insegura y solitaria de 14 años, inmersa en las complicaciones emocionales que provoca a esa edad el divorcio de sus padres, se fija en un grupo de chicas en un parque: visten de un modo descuidado, van descalzas y parecen vivir felices y despreocupadas, al margen de las normas. Días después, un encuentro fortuito propiciará que una de esas chicas –Suzanne, unos años mayor que ella– la invite a acompañarlas. Viven en un rancho solitario y forman parte de una comuna que gira alrededor de Russell, músico frustrado, carismático, manipulador, líder, gurú. Fascinada y perpleja, Evie se sumerge en una espiral de drogas psicodélicas y amor libre, de manipulación mental y sexual, que le hará perder el contacto con su familia y con el mundo exterior. Y la deriva de esa comuna que deviene secta dominada por una creciente paranoia desembocará en un acto de violencia bestial, extremo”. No quiero hablar sobre lo perturbador e inquietante de la historia de la familia Manson, pero sí, de que la novela de Emma Cline está extraordinariamente escrita y que traza a sus personajes con un talento que deslumbra; “Las chicas” es una novela de iniciación que vale la pena, a pesar de los prejuicios, ser leída.

hace 4 meses
7

Muy bien escrita, es incluso brillante, en bastantes momentos, retratando la mujer adolescente y las diferencias de género. Muy buenas la ambientación multisensorial ,que te introduce en la época y en cada situación, y la descripción de los tres personajes principales .También tiene fallos: La autora no logra mantener un tono constante por lo que la trama tiene altibajos, hay momentos muy repetitivos que sobran y que perjudican al ritmo general de la novela ,además la parte de la novela referida al presente de la protagonista me ha parecido bastante floja, no logra conmover como lo hace la otra.Sin duda la recomiendo.

hace 8 meses
5

Se trata de una novela que recrea un caso similar al de la secta de Charles Manson bajo la visión de una protagonista muy secundaria. La cuestión principal gira sobre si el amor justifica cualquier acto, al menos la protagonista excusa su vida en la secta por el amor que procesa a Suzanne, una chica mayor (en el sentido de que ella tiene 14 años y Suzanne, 19). De hecho, finalmente la intensidad de aquellos meses de verano son los únicos momentos auténticos de su vida. Una existencia que ahora discurre aburridamente en una casa prestada de un amigo al borde de una inhóspita playa californiana. El egoísmo idólatra del líderde la secta, un insufrible y degenerado Russell, y la idiotez drogadicta de las chicas que lo siguen bajo el aura de la paz en el mundo, el todo es de todos y el sistema es falso van creando un creciente rechazo y alejando la posible empatía del lector. El presente de traficantes de marihuana y adolescentes objeto sexual no es mucho mejor. Al final, uno solo quiere acabar la novela de una vez y olvidarla rápido.

hace 2 años
3

He tenido un problema con este libro, uno muy claro, no me gusta el estilo de la autora. El ritmo es demasiado pausado, descriptivo, reflexivo, quiere dar profundidad pero a mí lo que me provoca es aburrimiento y pérdida de interés. El libro trata de una chica que comienza a relacionarse con un grupo sectario y las consecuencias de ello, pero no creo que tenga uno que ser tan chapa para que comprendamos qué le lleva a alguien a hacer algo así o cómo cambia su vida. Y le sobran páginas, Emma Cline a veces menos es más. Por supuesto tiene cosas interesantes, cómo vivían en la comuna, la libertad sexual o ese amor paterno-romántico-idílico-obsesivo por el líder (aunque en el caso de la protagonista más que con el líder es con una de sus compis del rancho), incluso sus reflexiones adolescentes. Pero eso es lo único por lo que he conseguido acabar. No me ha parecido que profundice en ningún personaje (más que en la protagonista), ni en la manipulación sectaria ni que la trama sea tan impactante como se espera. En general, si no fuera por las cuatro cosas interesantes que tiene y porque no es muy largo lo habría abandonado hacía mucho, me ha costado muchísimo acabarlo, la narración me resulta tan soporífera y aburrida que todo se va diluyendo y he tenido que hacer un verdadero esfuerzo por seguir.

hace 2 años
9

Una novela muy buena. Consigue zambullirte en la historia y comprendes perfectamente a la protagonista, a pesar de los errores que cometes, y que como lector puedes observar en la distancia. Muy bien explicado como las personas jóvenes o manipulables pueden acabar en una secta sin casi darse cuenta. Recomedable sin duda.

hace 2 años
6

La ambientación consigue meterte en la historia aunque yo creo que falta por pulir un poco más a los personajes, sus inquietudes, motivaciones... Para ser su primer libro está bastante bien y es algo diferente, un tema sobre lo que no hay mucho escrito pero se le puede sacar más chicha.

hace 2 años
8

La historia atrapa, sin duda es un libro brillante cuya autora destaca además por ser tan joven. Creo que hubo algunos elementos que se pudieron explotar más, particularmente el personaje de Russell que si bien no es el centro de la historia, no alcanza a entenderse por qué tanta admiración. Se nombra en muy pocas partes del libro. Fuera de eso, excelente historia.

hace 2 años
9

Fantástico!

hace 2 años
8

“Las chicas” de Emma Cline es una novela inquietante y perturbadora en la que la autora, basándose en los brutales asesinatos cometidos por los miembros de la secta de Charles Manson a finales de los años sesenta, nos relata la historia de Evie, una joven seducida por una secta; mejor dicho, por las chicas de la secta, y sobre todo por una de ellas, la cabecilla, que ejerce una fascinación absoluta sobre ella. La novela está narrada en primera persona en dos diferentes planos temporales. El primero, en 1969 nos presenta a la Evie adolescente, una joven con baja autoestima, que se considera una persona mediocre, lo que unido al divorcio de sus padres, le produce un gran desarraigo, y después, en otro plano, vemos a una Evie de mediana edad, marcada por los terribles sucesos que vivió en su adolescencia y que pretende pasar desapercibida, viviendo de prestado en casa de un amigo. Los sentimientos, la búsqueda de la identidad y el anhelo de la joven protagonista por encontrar algo o alguien que de sentido a su vida, están perfectamente perfilados por la autora, y explican en cierto modo la atracción que le produce el contraste entre su entorno y el singular universo que encuentra en el rancho donde en medio de la anarquía y casi en la miseria viven los miembros de la secta. La cercanía de lo prohibido, la rebeldía, la curiosidad y la fascinación, envuelve a Evie, que se mueve entre la adhesión ciega y el recelo, pero que a su vez observa cosas y gestos en el comportamiento de las chicas y su gurú, que la confunden, de forma que no acaba de desprenderse de las raíces de una vida normal. A partir de aquí no sería capaz de seguir comentando la novela sin cometer spoiler, así que concluyo que la autora, con un estilo rico en imágenes y metáforas y con sutiles referencias a los terribles acontecimientos que intuímos, pero sin caer demasiado en el morbo, sabe atrapar y enganchar al lector, hasta un convincente final.

hace 3 años
9

Una historia personal contada a través de una adolescente, sus vivencias y anécdotas personales sobre sus relaciones materno-filiales, con sus amigas y sus sentimientos hacia sí misma su inseguridad ante los hombres y todo ello hasta que terminó en una secta. Es imposible no empatizar con esta adolescente tan individualista ante la vida e insegura ante los demás, ese déficit de afectividad que le causa su madre y del que logra conseguir o consigue al formar parte de aquél grupo de jóvenes y su líder hasta llegar a un final insospechado y cambiarle la vida para siempre. Una novela muy amena, diferente de lo que nos encontramos habitualmente, nada comercial ni creada a través de un marketing. Altamente recomendable sin dudarlo.

hace 3 años