Resumen

Con La vida ante sí, Romain Gary obtuvo, bajo el seudónimo Émile Ajar, su segundo Goncourt (1975), un honor único ya que este premio solo puede concederse una vez. Una vieja prostituta judía, superviviente de Auschwitz, regenta en el barrio parisino de Belleville una casa donde crecen los hijos no deseados de las prostitutas. Momo es uno de ellos. A través de su mirada infantil, con grandes dosis de ironía y ternura, el lector descubre el mundo sórdido que le rodea y la decrepitud de la mujer que le ha hecho de madre.

1 críticas de los lectores

8

La dura existencia de un chico de la calle que vive refugiado en la casa de una vieja ex prostituta. Está narrada con sarcasmo, con una gran agudeza y una fina ironía. París se nos presenta como un oscuro mundo de suburbios, arrabales, antros de perdición y de miseria. Me pareció bastante buena. Entretenida.

hace 1 año