LA DAMA DE LA FURGONETA BENNETT, ALAN

Nota media 7,27 Muy bueno 11 votos 3 críticas
  • GéneroNarrativa
  • EditorialANAGRAMA
  • Año de edición2009
  • ISBN9788433974938
  • Idioma Español

Resumen

En 1974, cuando Miss Shepherd y su furgoneta se instalaron definitivamente en el jardín de la casa de Alan Bennett, ya hacía varios años que ambas eran conocidas en el barrio. Tras algunos extraños encuentros, y después de que algunos gamberros comenzaran a atacarla, Alan Bennett le sugirió que pasara las noches en un cobertizo de su jardín. Aunque, afirma el escritor, él jamás se engañó pensando que su impulso obedecía a razones puramente caritativas; aquel sadismo le había perturbado demasiado, se pasaba el día vigilando a Miss Shepherd, y así no podía escribir. Y éste fue el comienzo de una convivencia que duraría quince años, hasta la muerte de la excéntrica, reservada y digna Miss Shepherd, una persona y una presencia muy reales, y con más de una identidad y una vida, como descubrió Bennett después de su muerte.

3 críticas de los lectores

7

Esta novelita con formato de diario a lo largo de los años es un ligero y refrescante entretenimiento.

hace 1 mes
8

Novela que destaca por su flemático humor inglés. El propio autor nos narra una experiencia de su vida extraída de su diario personal, consecuencia de un acto de solidaridad, que se extendió durante veinte años, quince de los cuales ocupó su jardín. Un buen día aparece una señora mayor viviendo en una furgoneta delante de su casa. El gamberrismo del barrio hacia ella le preocupa y distrae de su tarea y llega a proponerle que se instale en su jardín. A partir de ahí Alan nos narra, en forma de diario, las secuencias más hilarantes y chocantes que vivió con esta "dama". Original, real, divertida...única.

hace 5 años
7

El polifacético Alan Bennett nos cuenta con sentido del humor su curiosa relación de quince años, con una mujer a quien permite instalar su furgón-vivienda en el jardín de su casa, y que aparentemente padece el "Síndrome de Diógenes", lo que hace de ella un personaje muy singular y carismático, que funciona contra corriente y que proporciona momentos brillantes y divertidos a la peculiar narración. Sin embargo, me ha sorprendido la frialdad con que Bennet nos cuenta la historia, incluída la decadencia y la muerte de la protagonista. Da la sensación de que a pesar de esos quince años de tratarse casi a diario, nunca ha sentido ningun tipo de afecto o de cercanía hacia ella. Muy "british", quizá.

hace 5 años