Resumen

Peter Jernigan vive en una urbanización de Nueva Jersey con su mujer y David, su hijo adolescente. Cuando su mujer muere en un extraño accidente de automóvil, su vida comienza a naufragar: trasiega más alcohol del que es capaz de soportar, pierde su trabajo en Nueva York e intenta convencerse de que, pese a todo, es un padre responsable; su situación no mejora cuando se lía con la madre de la novia de su hijo. David Gates logra crear un personaje magistral, el antihéroe Peter Jernigan, en un hilarante monólogo en el que se repasan algunos de los temas que caracterizan el fin de siglo en el mundo occidental: las diferencias generacionales, la opresión de la vida en los suburbios o las adicciones. En su particular viaje a ninguna parte Jernigan carece de un sistema que le permita ser consciente del mundo en el que vive y termina siendo víctima de su errática y voluble personalidad. Finalista del premio Pulitzer en 1992 y unánimemente alabada por la crítica, Jernigan está considerada como una de las novelas norteamericanas más importantes de los últimos veinticinco años y no ha dejado de leerse y disfrutarse desde su publicación.