HASTA NUNCA PETER PAN LÓPEZ, NANDO

Nota media 5 Regular 2 votos 1 críticas

Resumen

David ha llegado a un momento de su vida en el que solo tiene dudas: no sabe si le llena lo que hace, no acaba de entender a su novia y tampoco se siente demasiado cómodo con sus amigos. En realidad, sus problemas son los típicos de cualquier adolescente. Con el pequeño matiz de que él, en vez de quince, tiene cuarenta y dos.Después de trabajar varios años en la industria del cine con escasa repercusión y menos éxito, ha empezado a darse cuenta de que se le acaban el tiempo para dirigir la gran película con la que siempre ha soñado y las excusas para instalarse definitivamente en la madurez.Un exilio forzoso de Nunca Jamás que se verá acelerado cuando su hermana Bea, a quien le acaban de ofrecer un trabajo en Japón, le pida que se ocupe durante seis semanas de un completo desconocido: Unai, su sobrino adolescente, un chico tan hermético como problemático con el que David apenas ha tenido contacto y que, dueño de unos cuantos secretos, tampoco tiene ganas de que lo controle ese tío del que Unai sabe muy poco y nada bueno.

1 críticas de los lectores

9

En las primeras páginas ya encontré rápidamente una bonita complicidad con unos personajes reconocibles que pertenecen a una generación que tardó demasiado en entender que significa hacerse mayor. Su protagonista, David, es víctima de una madurez malentendida que lucha para encontrar el equilibrio entre la frustración y las expectativas. Un perdedor entrañable, pero con la suficiente lucidez y autocrítica como para ir sobreviviendo. Como para digerir que la herencia que nos dejaron no es tan inmediata como pensábamos. Cuenta mucho con muy poco. Hace trascendental lo cotidiano, para volverse cercano e incluso empático con el lector. Sabe de lo que habla, domina los diálogos y crea una comedia sobre generaciones cargada de melancolía. Una lectura que se disfruta entre reflexiones sobre lo que somos y lo que quisimos ser. Un pequeño viaje iniciático urbano lleno de referentes cinematográficos y culturales para darnos cuenta que a pesar que sepamos que nunca seremos Peter Pan, tampoco está tan mal lo que nos ha tocado vivir.

hace 1 mes