Resumen

Se reúnen en FICCIONES dos libros de Jorge Luis Borges fechados en 1941 y 1944. «El jardín de senderos que se bifurcan» incluye ocho relatos, entre los que cabe destacar dos breves narraciones de excepcional calidad: «Pierre Menard, autor del Quijote» y «La Biblioteca de Babel». «Artificios» lo forman nueve cuentos, entre ellos «La muerte y la brújula» (historia de una tortuosa venganza), «Funes el memorioso» (una larga metáfora del insomnio) y «El Sur» («acaso mi mejor cuento» en palabras del autor).

26 críticas de los lectores

No sé si influido por la advertencia preliminar de Borges, pero "El Sur" me pareció sublime

hace 7 meses
5

Genialidades y frases para el recuerdo en un libro tan denso que se me hace cargante, complicado y pesado. Eso sí, la biblioteca de Babel me ha parecido maravilloso y por eso dejo un 5 a este libro, el cuál no me arrepiento de leer pero tampoco recomiendo más allá de este cuento.

hace 1 año
10

Este libro comprende dos partes: La primera, "El jardín de senderos que se bifurcan". La segunda: "Artificios". Creo notar que la primera parte, la más difícil y posiblemente por esta misma razón, la más impresionante, digamos, la que posee una cuota mayor de genialidad, contiene de alguna manera el resumen de todas las obsesiones de Borges, ya conocidas hasta por sus más furiosos detractores, a saber, el tiempo, los laberintos, los espejos, el ajedrez, la teología, la muerte, la memoria, los libros, la historia; en cada relato, repleto de nombres, de citas, de referencias históricas y literarias, borda una pequeña obra maestra y si digo pequeña es por la extensión de cada cuento, que no pasa de las seis páginas, creo, y no por la gigantesca calidad y complejidad de los temas y estilo. En Borges, todo es importante. La forma y el fondo; todo es maravilloso. A veces, al leer una sola página, creemos haber leído diez; esto se debe a la sobrenatural carga y fabulosa capacidad de resumir, en pocas- muy pocas- líneas, todo un orbe de ideas; es como una exquista esencia concentrada, que no requiere grandes cantidades para desplegar su maravilla. Recuerdo que nunca pasaba del primer relato (una manía personal, un capricho algo idiota; sabía que cada relato era independiente, por eso no entiendo como no seguí con un segundo o tercer cuento), Tlön, Uqbar, Orbis Tertius. Una vez leído ese cuento, en donde aparecen como dije anteriormente, muchos de sus temas predilectos, pude comprobar que mi "audacia" iba a tener su premio. Quiero detenerme en los relatos que más me gustaron, que me han parecido más perfectos - casi todos o todos lo son-, o tal vez, los que más me han impresionado o he sentido identificado. Si bien tanto "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius" como "Pierre Menard, autor del Quijote" son admirables por lo genuino de su ejecución y argumento (en el primer caso, luego de una conversación de Borges con Bioy, y que surge luego de sentir ese desagrado que causan los espejos muchas veces, se da una investigación a raiz de un párrafo que Casares había leído en una enciclopedia sobre un país desconocido; lo fantástico se adentra lentamente en la realidad (?) en un relato hábilmente escrito; el segundo caso, un hombre, un escritor, Menard, quiere escribir, en el siglo veinte y escribe parcialmente, el Quijote, siendo Pierre Menard, con toda la carga del siglo, y las inevitables diferencias que los años provocan en nosotros; aun así, cada línea del Quijote de Menard, es más sutil, más perfecta que la de Cervantes) me ha gustado particularmente "Las ruinas circulares". El tema de los sueños, la identidad, la realidad son elementos con que dibuja, magistralmente, la pregunta más importante, de más peso en nuestras vidas. ¿Seremos un sueño de otro? ¿Somos una frágil imagen; todo, nuestras tristezas y alegrías, nuestra carne que goza sufre, nuestro corazón palpitante, nuestra sangre caliente, que fluye y fluye sin sonido, es una fina película, una proyección, una irrealidad?. Particularmente me gusta esta idea; me afirma más y exacerba mis pasiones: alegrías y tristezas pasan a ser relativas. Se vive el momento, entonces. Somos un sueño, seguro, el sueño de Dios, a quién no veo o no puedo ver (ningún durmiente ha podido ver jamás a quién lo sueña; otro gran consuelo), y cuando despierte, nos esfumaremos. Tal vez la muerte sea eso; Dios, poseedor de infinitos cerebros, infinitos centros nerviosos, que nos sueña a todos al mismo tiempo, deje de soñar de a uno; a mi viejo lo dejó de soñar el 23 de octubre del 2012, entonces. Dios estaría perdonado. No lo mató. Lo dejó de soñar. En el metafísico relato "La lotería en Babilonia", otro cuento absolutamente genial, cabe decir que La Compañía, con sus sugerentes y variables juegos con premios y castigos, no es otra cosa que el mismo Dios y sus incomprensibles azares (destino) otorgados misteriosamente a sus criaturas. Esa tenebrosa y mística Compañía, "que ha existido, posiblemente desde siempre", hacedora de suertes positivas y adversas, es el Creador. Quién, sino Borges, pudo escribir algo semejante. En pocos párrafos, hace que la máquina ronronée y conjeture estas divinas imaginaciones, para el deleite de la inteligencia y ese hábito hermoso de leer e intentar comprender. En "La biblioteca de Babel", ensaya, mediante imágenes fantásticas y arquitecturas imposibles (Escher y Piranesi tendrán mucho que ver en esto) un mundo infinito que es una biblioteca finita. El eterno retorno y su premisa (el tiempo una vez más) son el centro del relato. Si las combinaciones (que imaginamos, no, mejor dicho no podemos imaginar; tan tremenda es la cifra) de todos los alfabetos en todos los idiomas posibles, y aunque fueran estas increíblemente enormes, estuvieran plasmadas en libros, tendríamos entonces, esa biblioteca imaginada por Borges. Ahora bien; el tiempo es infinito, es decir, no tuvo comienzo, no tendrá final. Pero las combinaciones de esas letras, de todas esa letras, aunque siderales, tienen un "límite". Entonces, ¿como puede ser infinita la Biblioteca sin en algún punto no debería haber más libros?: La respuesta es la misma y la premisa es la misma que la de "El eterno retorno". Ese tiempo circular, que crucifica a Cristo eternamente (pensamiento intolerable) se da según este postulado: En un tiempo infinito y con un número de átomos que componen el universo (aunque desmesurados) finitos, el número de permutaciones posibles de esos átomos deberán repetirse. Es decir, de nuevo viviremos toda nuestra vida, desde el más pequeño detalle, todos nosotros, hasta el fin de las posiblidades y de nuevo otra vez... Termina el relato: "...no es ilógico pensar que el mundo es infinito. Quienes lo juzgan limitado, postulan que en lugares remotos los corredores y escaleras y hexágonos pueden inconcebiblemente cesar, lo cual es absurdo. Quienes la imaginan sin límites, olvidan que los tiene el número posible de libros. Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden)..." Me extendí demasiado en estos relatos. Abundan policiales, locales, fantásticos y teológicos. "El Sur", es efectivamente, un relato hermoso. Y mucho más sencillo para quiénes odien a Borges. Tiene color, y pasión, y menos laberintos (que tanto nos gustan). Es redondo. Suguiendo la locura del pensamiento de Borges lo acabo de decir. Es perfecto, porque es redondo. El círculo es la forma más perfecta porque cada punto de su centro equidista con su circunferencia. Dios es o sería, además de un hipotético durmiente - como Mana-Yood-Sushai, el Dios de Pegana imaginado por Dunsany que sueña a Dioses menores- una gran esfera, cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna. Sueños, esferas, laberintos, bibliotecas infinitas; linda noche me espera...

hace 1 año
4

Libro de relatos con un tema central.. El tiempo. Que decir? Honestamente? No me gusto ni un poco.. Creo que no estoy preparada para este tipo de lecturas, o no soy lo suficientemente inteligente, no se, pero me parecio aburridisimo, dificil de entender, y muy lento.

hace 1 año
9

Primer libro de Borges que he leído... y me he rendido ante su genio. Magistral. Te arranca una sonrisa en mitad de sus ensueños surrealistas, de sus cuentos paradógicos, o de sus simpáticas tomaduras de pelo. Me resultó original, refrescante, distinto, personal. Nunca había leído nada así. Lo recomiendo encarecidamente a todo aquel que le guste la lectura y que abomine de estar encasillado- como a veces nos puede pasar- en un tipo de lectura, en un género literario concreto, o en un autor. Podría perderse a Borges.

hace 2 años
9

Borges solo se lee dejándose seducir por sus letras y los dédalos han de abrirse solos, permitiendo al lector encontrar el vórtice y en él el entendimiento de una filosofía simple y amable. Sus cuentos son seductores, que nos invitan a descifrar lo que en verdad Borges ha querido manifestar

hace 2 años
8

Muy buena compilación de cuentos. A veces se torna muy enrevesado y difícil de entender. Es necesario hacer un minucioso análisis y estar absolutamente concentrado en lo que Borges narra para lograr comprender las historias.

hace 2 años
10

De los pocos a los que pondría un diez perfecto. Borges es la representación máxima de un escritor erudito y exacto, su prosa es compleja y cuesta trabajo leerla, cierto, pero mientras más la analizas a detalle, descubres que no son palabrerías presuntuosas, sino lenguaje de un experto letrado que no podría comunicarse de una manera más simple. Los temas son filosóficos, fantásticos y complejos. En particular, «La biblioteca de babel» fue mi relato favorito. Si Borges se hubiera atrevido a escribir una novela o un formato largo, creo hubiera escrito sobre el universo entero. Genio.

hace 2 años

Genial, ùnico. Indispensable para un hombre que ama la literatura. Solo Don Jorge Luis puede llegar a esta maravillosa sìntesis, plena de contenido y de inquietudes para el hombre comun.

hace 2 años

¿Es normal que vaya por la página 50 y que no haya entendido casi nada? ¿Alguien me podría explicar que se pretende conseguir con este libro y alguno de los relatos como el de "La lotería en Babilonia"?

hace 3 años
10

Simplemente Borges, genial en todos los aspectos. Escritura breve pero de altísima calidad para temas eternos. Lo más semejante a la perfección matemática en texto. Recomendable al 100% a gente aficionada a la filosofía y a los libros de culto. Las ruinas circulares para mi, el preferido.

hace 3 años
9

Hermosos cuentos, de difícil comprensión, lenguaje radiante y bello, rebosante de filosofía, obra de un grandioso escritor.

hace 4 años

Junto con "El Aleph", los dos libros clásicos de relatos de Borges. Aquí se dan cita el vértigo metafísico, los juegos de espejos, los universos paralelos. Y nada de que Borges es oscuro. Es diáfano, para quien haya aprendido a amarlo.

hace 5 años
8

Disfruté todo el libro aunque la segunda parte mucho mas que la primera, entrar en la literatura de Borges es simplemente dejarte arrastrar a traves del tiempo y formar parte de ese relato casi inexplicable pero a la vez tan cautivante, claro que al final terminas siendo testigo de un mundo completamente nuevo. Es lo primero que leo de Borges y sin dudas es, como muchos dicen, un maestro.

hace 5 años
10

Lo leí hace bastante y era muy joven. Debería releerlo ahora para poder entender mejor sus cuentos, ya que valen la pena. En su momento me acuerdo que algunos de sus cuentos me causaron un gran impacto, como "Las ruinas circulares", "La lotería en Babilonia", "Funes el Memorioso", o "La muerte y la brújula". Otros me parecieron muy rebuscados y complicados, como "Tlon Uqbar Orbis Tertius" y "La BIblioteca de Babel". Es lectura bastante complicada sin dudas, pero hay que hacer el esfuerzo, siendo Borges. Lo que cuesta a la larga se disfruta el doble.

hace 5 años
10

lo mejor de lo mejor

hace 6 años
10

Imposible hacerun comentario. Está de más. Para los que creen que Borges "es difícil": abórdenlo sin prejuicios, hay distintos niveles de interpretación y todos son válidos. Sus cuentos son cajas chinas. Se las va descubriendo de a poco, con el tiempo, con relecturas.

hace 6 años
10

una verdadera joya

hace 6 años
8

Esto totalmente de acuerdo con Chema, es un aun autor y un libro superiores, y leyéndolo puedes comprender realmente que hay gente nacida diferente y con un don único que los comunes mortales no tenemos, pero por suerte podemos acceder a sus conocimientos leyéndolos y maravillándonos. Desde luego, estos relatos de Borges sólo se parecen a los relatos de Borges, y cuando los lees tienen la impresión de que nada se podría haber dicho mejor y que cada palabra, cada coma, cada sensación son justas las que deben ser, y que nada aparece por casualidad, ni siquiera lo que no se cuenta.

hace 6 años
3

Demasiado complejo para mi obtusa mente.

hace 6 años