EL ZOO DE CRISTAL; UN TRANVÍA LLAMADO DESEO WILLIAMS, TENNESSEE

Nota media 8 Muy bueno 1 voto 1 críticas
  • GéneroPoesía, teatro
  • EditorialCÁTEDRA
  • Año de edición2019
  • ISBN9788437640525
  • ISBN digital9788437640617
  • Idioma Español

Resumen

"El zoo de cristal" es una declaración de intenciones. El teatro no puede ni debe ser una sucesión de diálogos y acotaciones. Una pieza dramática es la obra de arte más completa, pues en ella intervienen los más variados lenguajes. La pieza, más allá de valoraciones caducas, es un prodigio de teatro plástico. Por su parte, "Un tranvía llamado Deseo" es un clásico de la dramaturgia occidental. Como todo clásico, nunca ha tenido más vigencia que en estos momentos. Cuando Blanche le pide a su hermana Stella que no se quede atrás con las bestias y afirma que Stanley no puede ser la «solución», habla en nombre de una humanidad asediada por la brutalidad, la intolerancia, los atavismos y la mediocridad más ramplona; es decir, habla en nombre de todos nosotros.

1 críticas de los lectores

8

“Un tranvía llamado Deseo” es una obra de teatro que se plantea en once escenas y se sitúa en un barrio obrero de Nueva Orleans, donde viven Stella y su marido Stanley Kowalski. La llegada de Blanche DuBois, la hermana de Stella, causa un pequeño terremoto, y el choque de caracteres entre Blanche y Stanley es inmediato.
De la obra destacaría sus personajes, de gran profundidad, sobre todo Blanche, pero también Stella y Stanley tienen sus claroscuros con momentos ambiguos y muy humanos. En mi opinión el personaje de Blanche y lo que descubrimos de ella forman el centro de la historia, intensa, triste y brutal, con giros inesperados y un desenlace impactante. Los remordimientos y el contraste entre realidad e ilusiones son superiores a lo que la naturaleza de Blanche le permite soportar.
Me quedo con estas dos frases de la introducción como resumen: “Un tranvía se aproxima a la tragedia, y su sombrío final es implacable” y “el individuo herido frente a las injusticias de una sociedad brutal”.
Con esta obra el autor obtuvo el Premio Pulitzer en la categoría de Drama en 1948. En mi opinión, excelente.

“El zoo de cristal” (1944) fue escrita y representada unos años antes que “Un tranvía llamado Deseo” (1947). En mi caso la he leído en segundo lugar y para mí no tiene punto de comparación.
La acción se divide en siete escenas y se sitúa en el piso de los Wingfield, en la ciudad de St. Louis. Amanda es una mujer dominante que siente nostalgia de su juventud y pretende dirigir la vida de sus hijos. Laura es terriblemente tímida y su mayor interés parece ser su colección de figuritas de cristal. Tom trabaja en un almacén, pero sus sueños lo llevan mucho más lejos.
Aparte de fragmentos interesantes, como esa pequeña lección de confianza en sí misma que le da Jim a Laura, nuevamente destaca el choque entre realidad y aspiraciones de los personajes.
Aunque en mi opinión sobresale con diferencia “Un tranvía llamado Deseo”, no me arrepiento de haber leído “El zoo de cristal”, una lectura también interesante, que, como dice en la introducción: “El zoo es la historia de los miembros de una familia cuyas vidas forman un triángulo de pacífica desesperación”.

hace 6 meses