Resumen

El «vigilante número 155» es un hombre de mediana edad destinado a una inhóspita cabaña solitaria, en las orillas de un fiordo noruego, con la misión de alertar de la presencia de terroristas en la zona, por lo que debe permanecer día y noche ojo avizor. Esa situación de pesadilla, íntimamente relacionada con el enloquecedor sentimiento de culpa que asedia a un funcionario de prisiones, conforma la atmósfera claustrofóbica del relato que da título a este excepcional libro de cuentos. Y algo de esa angustia provocada por el terrorismo se reconoce también en «Chavales con gorra» donde el miedo empuja a un matrimonio a huir de ciudad en ciudad, o, ya en su máxima expresión, en «Carne rota» un mosaico impactante a partir de las vivencias de varios personajes en la tragedia del 11-M. Otras conmociones más íntimas se recrean en la historia del adolescente que descubre la catadura moral de su padre durante unas vacaciones; en el personaje que se encuentra cada día con el dolor de una mujer que llora en una estación de metro, o en el que asiste a su propia muerte.

2 críticas de los lectores

8

Son ocho relatos/ cuentos de diferente temática, los primeros en forma más o menos directa sobre las consecuencias del terrorismo ("Carnes" revive el 11-M de Madrid en el que hubo 200 víctimas). Otro lleva a la sonrisa con el encuentro entre dos ancianos mediante una cita a través de una página Internet, por medio de sus familiares y que los implicados no tenían conocimiento previo. El último, breve, un difunto "ve" sus finales momentos hasta sentir las paladas de tierra. (Incluyo un fragmento en el que un niño descubre por qué su madre le dijo que su padre era un canalla). En su conjunto, libro agradable, entretiene. http://www.epdlp.com/texto.php?id2=8650

hace 4 meses
9

muy buen libro de relatos

hace 1 año