EL MANANTIAL RAND, AYN

Nota media 8,61 Muy bueno 26 votos 5 críticas

Resumen

El Manantial es una de esas raras muestras de la buena novela liberal. Es una historia en la que el protagonista, Howard Roark, un arquitecto brillante, está dispuesto a arriesgarlo todo por defender su libertad individual. De alguna manera, se trata de un alter ego de Ayn Rand, quien dedico su intensa y fecunda vida intelectual a combatir el colectivismo en cualquiera de sus múltiples variantes. El fundamento de El Manantial es el individualismo y el colectivismo en el alma humana. La obra se concentra en la vidas de los cinco principales personajes. El héroe, Howard Roark, es la persona ideal para Rand: Un arquitecto intransigente que está completamente entregado firmemente, aun cuando de manera serena, a sus ideales, especialmente creyendo que ninguna persona debe jamás copiar el estilo de otra, sobre todo en el campo de la arquitectura. A lo largo de la novela todos los demás protagonistas en algún momento u otro, por diferentes razones y con distintos grados de énfasis le piden que renuncie a algunos de sus principios. Sin embargo Howard se mantiene incólume y no compromete su integridad. Un aspecto interesante e impactante de la personalidad de Howard es que, en contraste con las formas acostumbradas de los héroes típicos, no se lanza a explicar sus puntos de vista y por qué el mundo no es lugar justo por medio de largos y apasionados sermones y monólogos; todo lo contrario, Howard lo hace de forma desdeñosa, lacónica y altiva. Basada en la novela fue llevada al cine con el mismo título en 1949, la película fue dirigida por King Vidor y protagonizada en sus principales papeles por Gary Cooper, Patricia Neal, Raymond Massey y Kent Smith.

5 críticas de los lectores

9

No hay ningún libro que te cambie la vida, pero sí muchos que te den el empujón para hacerlo; "El Manantial" pertenece a ese selecto grupo. Es recomendable leer las últimas 100 páginas en el lugar más placentero que conozcas.

hace 1 año
9

Dejando atrás los placeres vistosos y típicos, se centra en la naturaleza humana como única forma de encontrar paz. Varios personajes, cada uno utiliza sus armas para la vida. Queda claro que sólo gana el que cree en él aunque el mundo le de la espalda. Howard estaba seguro de lo que sentía, estaba seguro de lo que quería. No se dejó cegar por el poder ni por la sociedad dictatorial. Fue libre, es libre. Un saludo. Julio.

hace 2 años
6

Es una extensa novela que pasa por distintos estadios ; personalmente, hay párrafos interesantes, pero también tiene partes en cierto modo densas y hasta tediosas, si se quiere. La escritora ha plasmado un relato que por momentos me ha resultado bizarro, dando vida a personajes que hasta me cuesta imaginarlos como reales. Todo esto tal vez alineado en el énfasis que hace en resaltar un Individualismo exacerbado, posturas que lógicamente son avaladas en regímenes de corte. Capitalistas - sociedades del mundo occidental - como los que ella ha abrazado ideológicamente. Esa puja entre egoísmo y altruismo , como temas básicos de su relato, permite la construcción de personajes con características hasta en cierto modo siniestras . No la catálogo como algo fuera de serie ni como descartable: puede resultar interesante a pesar que, insisto, algunos personajes parecen poco creíbles . El alegato final del protagonista es una diatriba imperdible, más allá que uno la comparta o no,

hace 3 años
9

Leer a Ayn Rand es una revelación. Buena caracterización de los personajes principales, lo que permite hacer un claro distingo entre el colectivismo y el individualismo. Gran final.

hace 5 años

Uno de los mejores libros que he leído en mi vida. Superado sólo por La Rebelión de Atlas también de Ayn Rand. Son libros que transforman la vida, y que te inspiran para que des lo mejor de tí, en tus actividades diarias. Ampliamente recomendado.

hace 9 años