Resumen

El Jarama, que obtuvo el Premio Nadal de 1955, se trata de la narración de un domingo de verano a orillas del río que le da el nombre a lo largo de dieciséis horas. El Jarama inagura una nueva época de la narrativa española incorporando a una historia de apariencia realista una técnica absolutamente realista. Once amigos madrileños deciden pasar un caluroso domingo de agosto a orillas del Jarama. Durante dieciséis horas se suceden los baños, los escozores provocados por el sol, las paellas, los primeros escarceos eróticos y el resquemor ante el tiempo que huye haciendo inminente la amenaza del lunes. Al acabar el día, un acontecimiento inesperado colma la jornada de honda poesía y dota a la novela de una extraña grandeza.

9 críticas de los lectores

9

Una novela magnífica y avanzada para la época en que se escribió. La acción trascurre en un día caluroso y tedioso de verano que se arrastra junto al río a las afueras de Madrid. Ritmo pausado muy descriptivo y maravilloso. Imprescindible.

hace 6 meses
5

No he llegado a pillarle el punto. Unos buenos dialogos no compensan una trama soporífera. Me ha costado terminarlo

hace 1 año
9

Creo que esta novela adquiere mayor valor a medida que pasan los años. Es un relato en tiempo real de un festivo a las orillas del Jarama. Hasta casi el final, no sucede nada relevante, todo se reduce a las conversaciones de los protagonistas, unos diálogos absolutamente deslumbrantes en fondo y forma. El conjunto representa lealmente los modos y costumbres de un tiempo y unas gentes, su forma de sobrevivir desde la precariedad de medios, sus anhelos y sus miedos. En síntesis, la novela se podría considerar un retrato exquisito de una época no tan lejana como pudiera parecer.

hace 2 años
1

La leí hace más de 20 años, y quizás tenía con poca madurez literaria, pero me pareció sobrevalorada y soporífera. En año en que la escribió no puede ser un argumento para justificarlo, me vienen a la mente decenas de novelas literarias de principios de siglo o del siglo pasado que le dan mil vueltas. Siento decir que lo único me resultó interesante fue el final.

hace 3 años
10

Para mí una de las novelas españolas más importantes de la década de los 50. Ferlosio eleva la técnica del realismo a cotas muy altas. Sus diálogos son excelentes, y están muy trabajados. Lo mismo ocurre con el control del tiempo: que parece transcurrir muy lentamente, para luego acelerarse en el momento cumbre.

hace 5 años
6

Tiene una narrativa ejemplar, pero como novela me ha resultado aburrida. Su trama queda reducida a un vago intento al final. El resto no es más que una prosa dialogada; eso sí, de calidad suprema.

hace 6 años
10

Es una de las novelas más importantes de la literatura española contemporànea. De pronto, surge una novela en la que nlos personajes son seres anónimos de la época, un grupo de jovenes que van a pasar el dia al río, dando cuenta del aburrimiento, de la mediocridad de sus vidas. Una novedad es utilizar el diálogo para presentar a los personajes. Es la novela cumbre del realismo social español.

hace 6 años
6

Pese a una inicial impresión negativa el texto fue ganándome, construyendo, de un modo coherente, un universo narrativo suficientemente pertrechado. Probablemente el magistral uso del dialogo, cargado de vitalidad y frescura, que tantas veces ha sido alabado por la crítica al uso, hace que el lector se interese por el transcurrir de esas vidas hechas de palabras. Poco a poco, tal y como le sucede a Lucio, nos sentimos a gusto sentados en nuestro rincón privilegiado, con las cortinas de la puerta descorridas para contemplar la realidad, minúscula y cotidiana a los ojos de Mauricio, pero al final tan atrayente en su proteica complejidad, que nos resulta imposible apartar la mirada. Es precisamente este careo impúdico con la vida, lo que le ha valido a El Jarama el título de campeona del Realismo Social. Creo, no obstante, que a la hora de tratar de explicar sus características se han cargado excesivamente las tintas en aquellos aspectos favorables a las certidumbres académicas. Así, la selección consciente e intencionada que acompaña a todo narrador, no le será extraña al que descubrimos en la novela. No es posible obviar las descripciones poéticas, ni tampoco es posible disimular sin rubor aquellos cordeles que, ocasionalmente, descubrimos surgiendo de las extremidades de sus personajes. Por lo tanto, hagamos como Lucio y pidamos permiso para descorrer las cortinas.

hace 11 años
8

En sus páginas se ve reflejada la sociedad española de los años 50, sus costumbres, su forma de trabajar y de disfrutar, y sobre todo el autor nos ha dejado aquí una estupenda muestra del lenguaje coloquial que se hablaba en el Madrid de aquellos años. Hay un punto que quiero comentar. En la novela se repite varias veces la acción por parte de diferentes personajes de tirar la basura al río, y el autor no lo censura, me da por pensar que en aquellos tiempos no se veía como un delito contra la naturaleza, ¿o sí y es una forma de denunciarlo por parte del autor?

hace 12 años