EL CLUB DEL AMANECER WINSLOW, DON

Nota media 7 Muy bueno 22 votos 4 críticas

Resumen

Boone Daniels, ex policía de San Diego, vive para el surf. Todos los días al alba sale con su tabla en busca de las olas más imponentes acompañado del resto de miembros del Club del Amanecer: el Doce Dedos, David el Adonis, Johnny Banzai, Marea Alta y Sunny Day. Sin embargo, la apacible y lánguida vida de Boone, que de vez en cuando trabaja como detective privado para poder pagarse las facturas, cambiará radicalmente cuando reciba la visita de una joven y ambiciosa abogada llamada Petra Hall. El bufete para el que trabaja le encargará encontrar a una bailarina de poca monta llamada Tammy, envuelta en un turbio asunto de fraude y testigo clave contra Dan Silver, propietario de varios clubes de estriptis de la ciudad. Boone solo tiene un propósito: resolver el caso en cuarenta y ocho horas como máximo, justo antes de que lleguen a las playas de Pacific Beach las olas más grandes jamás vistas en años. Pero en San Diego, la ciudad del sol y el surf, nada es tan simple como parece. La investigación se complicará y lo que, en apariencia, era un caso sencillo se convertirá en un descenso a los infiernos que obligará a Boone a enfrentarse con su pasado y con el único caso que jamás solucionó y que le atormenta desde hace años...

4 críticas de los lectores

Nadie debería tener dudas a estas alturas de que a Don Winslow, además de ser uno de los autores más originales y diferentes del momento, también le gusta arriesgar.
En cuanto a la originalidad, sus trabajos muestran un estilo directo, sin apenas descripciones, muy cinematográfico, con numerosos cliffhangers, con capítulos que se convierten en escenas paralelas que se solapan en el tiempo y la mezcla de narraciones brevísimas de apenas 3 líneas con otras de mayor longitud.
Respecto al riesgo, conviene recordar que sus dos últimos libros en España han sido: Satori, la precuela del famosísimo libro de espías de Trevanian, en la que su autor muestra un dominio asombroso sobre Asia y en particular el Vietnam de los años 50; y Salvajes, en proceso de adaptación para la gran pantalla, y en la que las drogas y el narcotráfico en la coste oeste de EE.UU son los verdaderos protagonistas.
En esta ocasión, el señor Winslow (fanático del surf) vuelve a sorprendernos y fiel a los temas sobre los que más le gusta escribir (mar, mafia y drogas) ha escrito probablemente la novela que siempre quiso hacer cuando era joven.
Para escribir el Club del Amanecer, el autor se ha inspirado claramente en las desenfadadas películas americanas de surf de los años 60, (como el mismo Boone Daniels lo llama: la época dorada del surf), y lo mezcla con una novela de detectives al más puro estilo clásico de los años 40 y 50: tipo duro (a su manera) contratado por una bellísima y misteriosa señorita, investiga la muerte de una stripper y a medida que avanza en sus pesquisas las cosas se van complicando.
Por si todo esto no resultara suficientemente atractivo, Winslow lo actualiza, ambienta en el presente, da un toque desenfadado a sus personajes (los tipos duros de ahora no son como los de antes) y remata con una tormenta perfecta que se acerca peligrosamente a las costas de San Diego, que Boone no quiere perderse por nada del mundo para cabalgar olas enormes, y que como el lector sospecha en todo momento, terminará precipitando los acontecimientos…
Lo peor: Quizá sea la novela más local del autor, tanto las descripciones de los paisajes y lugares por los que transitan los protagonistas, como los numerosos detalles sobre San Diego, la costa este y el mundo del surf quedan algo alejados al lector no estadounidense.
Lo mejor: Se trata de un cóctel explosivo y muy “resultón”, la mezcla entre el desenfadado mundo del surf y la novela negra clásica funciona muy bien y convierten el libro en una opción muy aconsejable (una de nuestras primeras recomendaciones, si no la primera) para las tardes de calor al borde de la piscina o del mar.
Pero no se equivoquen, que la novela sea “resultona” no significa que Winslow escriba literatura facilona y simple, sería un error pensar así porque lo que en apariencia puede resultar sencillo, en realidad no lo es tanto y el lector que busque algo más, lo encontrará releyendo algunos de sus capítulos, en los que el neoyorquino se muestra incisivo, ácido, sarcástico y con elevadas dosis de “mala leche” en su crítica social.
Muy recomendable, de lo mejor de su bibliografía después de El poder del perro.
JGF (Quelibroleo)

hace 5 años
6

No está mal. Mantiene una dosis de intriga suficiente para para pasar un buen rato y los personajes se hacen simpáticos. La historia es, sin embargo, bastante sórdida y deprimente y las escenas de surf y su cultura ocupan demasiado espacio (estupendo para el que le guste, aburrido para el que no). En mi opinión, queda bastante por debajo de "El poder del perro" y "El Cártel", del mismo autor.

hace 3 meses
9

Un buen ejemplo de como debe ser una novela negra. Puede que el personaje principal no sea muy original, el típico ex-policia reconvertido en detective privado, que haya stripers y mujeres fatales, pero el meter el tema del surf y que la trama sea en San Diego le da un puntito. Un gran libro que se lee en un momento.

hace 1 año
8

Bajo la apariencia de un libro "típicamente Winslow" se esconde una novela negra clásica, con buenos, malos, chicas guapas e investigación de un asesinato aparentemente sin trascendencia, que a la larga no lo es tanto.
Recuerda en muchos capítulos y en su ambientación a las novelas de Ross MacDonald y su mítico detective Harper, y deja el regusto de la mejor literatura hard boiled.

hace 5 años