EL ARTE DE CONDUCIR BAJO LA LLUVIA STEIN, GARTH

Nota media 8,11 Muy bueno 64 votos 18 críticas

Resumen

En Mongolia, cuando un perro muere es enterrado en lo alto de la montaña para que nadie pueda pisar su tumba. El dueño del perro le susurra al oído que desea que se reencarne, en su próxima vida, en un hombre. Hasta entonces, el alma del perro es libre de vagar por la tierra y sus paisajes, durante el tiempo que quiera. Sólo algunos perros se reencarnan en hombres, únicamente los que están listos para ello. Yo estoy listo. Esto lo aprendí viendo un programa de National Geographic en la televisión, así que debe de ser verdad. Vivo con Danny, y he aprendido tanto de él... he aprendido los principios para ser un buen piloto de carreras. Equilibrio, anticipación, paciencia. Éstas son lecciones muy importantes, tanto para la vida como para una pista de carreras. Danny es un verdadero campeón, aunque no todos lo vean así, porque Danny tiene responsabilidades. Tiene a su hija Zoë, y tiene a su esposa Eve. Y me tiene a mí. Lo que más me gusta es correr por la hierba con la cabeza baja, sintiendo cómo las gotas de agua del rocío me salpican la cara. Me gusta correr y sentir todos los olores, toda la vida. Cuando yo regrese a este mundo voy a volver como un hombre, y voy a caminar entre vosotros. Voy a estrechar vuestras manos. Y cuando vea a un hombre, o a una mujer, o a un niño en problemas, voy a ofrecerle mi mano, a él, a ella, a ti. Al mundo. Voy a ser un buen ciudadano, un buen amigo en el camino de la vida que todos compartimos. Mi nombre es Enzo. Y ésta es mi historia.

18 críticas de los lectores

9

Una historia sencilla, tierna, llena de amor, odio y dificultades, desde el punto de vista de un perro, Enzo. El perro es el que da el toque original a la historia. Muy agradable de leer y algo sentimental, que emociona. Gran final. Muy recomendable.

hace 1 semana
9

Se lee rápido pero deja un gran poso en el lector. Una historia de superación, y para ver por qué uno debe crecerse ante las dificultades de la vida.

hace 9 meses
7

Una historia común con un final predecible pero que deja muy buen sabor de boca. Me ha entretenido. Lectura de verano rápida de leer y con poca complicación. Emociona mucho al contar como protagonista con un perro muy humanizado.

hace 1 año
10

¡Genial! Super-recomendado a todo el mundo, tengan perro o gato, amen las carreras de fórmula 1 o no se hayan puesto al volante una sola vez en su vida... El mensaje es tan universal que creo que todos podemos sentirnos identificados... ¡un gran descubrimiento!

hace 1 año
9

Es una historia hermosa, tierna y muy conmovedora. Amé más a mi perro después de leerla (y ya eso es mucho decir). Sin mencionar la cantidad de mensajes positivos que contiene. Excelente libro!!!

hace 2 años
9

Me ha encantado, si bien es cierto que este libro lo comprenderán mejor las personas que convivan o hayan convivido con un perro.

hace 2 años
10

Me ha encantado el libro, me ha hecho reír, llorar, esperanzarme y desesperarme, todo en uno, además, lo he leído como hacía tiempo que no leía: rápido, no me ha durado ni una semana, y eso que empezé con él la semana que trabajaba que tengo menos tiempo. Totalmente recomendable.

hace 2 años
7

Todo el que tenga un perro debería leerlo. Es una pequeña gran historia.

hace 2 años
8

Una historia muy emotiva, contada desde la perspectiva de un perro. Muy entretenido. Lo recomiendo. Lee mi reseña en: http://conunlibroenlamano.blogspot.com.es/2013/09/el-arte-de-conducir-bajo-la-lluvia.html

hace 4 años
8

El protagonista de esta historia es Enzo, un perro al que sólo le falta hablar y andar a dos patas para ser el humano tierno y encantador que siempre ha deseado. Una historia que entenderá perfectamente aquel que haya tenido o tenga un perro que haya formado parte de su familia. Las carreras de fórmula 1 y las relaciones humanas acompañan a Enzo en esta historia que no deja indiferente. Muy recomendable.

hace 4 años
8

Enzo es un perro que está al final de sus días. Hay que decir que es un perro muy “humano”, lo único que le falta es hablar, y es casi imposible no encariñarse con él. Nuestro narrador recuerda su vida junto a Denny, su amo, y todas las alegrías y tristezas que han superado juntos. Denny, y también Enzo, son apasionados de las carreras automovilísticas, y el paralelismo que se establece entre las circunstancias y obstáculos de las carreras de Fórmula 1 con las vicisitudes que uno se encuentra en la vida me ha parecido muy original. Un libro precioso y emotivo, que aunque parte de la historia es triste, es en conjunto optimista y muy positivo. Muy recomendable.

hace 4 años
8

Un libro totalmente delicioso. Con un maravilloso narrador, un perro llamado Enzo. Es un libro de sentimientos a flor de piel, de esos que te llevan hasta las lagrimas, pero con una sonrisa. Creo que Enzo con su sensibilidad y con su amor por los suyos, nos da una lección de humanidad, de esas que estamos tan necesitados hoy en día, en la que parece que los sentimientos estén relegados a un segundo plano. El libro me ha encantado, absolutamente recomendable.

hace 4 años
6

Es delicioso, triste, real pero tan, tan tierno que has de leerlo.

hace 5 años
7

De entrada tuve dos grandes problemas. Me encantan los perros y tengo un labrador. Son muy inteligentes, se hacen querer, te entienden, tienen sentimientos, los amas porque sabes que ellos se entregan en cuerpo y alma... Pero me costó creerme a Enzo. Me costó porque son tan cercanos a los humanos que ese ser ascendido a humano (la forma de procesar la información, los recuerdos, la lógica) me resultó poco verosímil durante buena parte del inicio de la lectura. Si a eso añadimos que odio todo lo que tiene que ver con las ruedas (no conduzco) pues me hallaba ante una novela que deseaba leer por las buenas críticas pero ante la que de entrada había levantado un muro. Sin embargo acabé llorando. Enzo me convenció. No sé si rompió el muro o simplemente lo saltó. Pero acabé viéndolo como Enzo, alguien especial que me daba igual si era perro, perro-humano, humano perro, o la simple voz de la conciencia de todo ser humano. Y también acabé pensando que un coche no, pero saber maniobrar el volante y los pedales de nuestra vida, pensar cuándo hay que esperar y en qué lugar acelerar... podía servir de mucho. Entrañable, dura, ejemplar, emotiva son algunos de los adjetivos que le van... A la espera de una nueva lectura.

hace 5 años
8

Una historia conmovedora, pero a la vez esperanzadora, casi diria una lección de vida -hay momentos en los que también te saca alguna sonrisa-. Garth Stein sabe tocar la fibra sensible de los lectores usando a un perro -no en vano se dice que es el mejor amigo del hombre-, como narrador-protagonista, un espectador muy inocente de todo lo que ocurre a su alrededor, sea bueno o malo. Así, Enzo -como se llama el perro-, nos hace participes de lo que acontece en la vida de la familia con la que vive, en concreto de lo que afecta directamente a Denny, su amigo, amo, protector -o más bien es Enzo el protector de él-. Denny es un apasionado de las carreras, un hecho del que el autor se sirve para construir un simil sobre la vida, esto es saber conducir en condiciones adversas, o ser un conductor experimentado requiere de práctica, de conciencia de uno mismo -de las posibilidades de cada uno-, de paciencia... -tal como la vida misma-. No hace falta ser un experto en fórmula 1 ni ser un amante especial de los animales para disfrutarlo, aunque eso lo puede hacer quizá más atractivo.

hace 6 años
10

Me gusto y satisfizo mucho este libro, de hecho lo termine con lágrimas en los ojos. Me gustó porque habla de ser nosotros mismos, de hacer lo correcto aunque esto nos complique la vida, habla también de esperanza y amor y de tener un sueño. Creo que es una excelente recomendación para aquellos de nosotros que amamos a los perros, que creemos que tienen un efecto paliativo en nuestra vida y que como algunos solemos decir "a mi perro lo único que le falta es hablar".

hace 6 años
10

Una maravillosa novela, muy humana, conmovedora, triste y muy complicada emocionalmente que hace que se te encoja el corazón. Si realmente al leer novelas tan magníficamente descrita como esta, uno no termina llorando es que es necesario reajustar su corazón. Simplemente extraordinaria.

hace 6 años
8

Primero, debe leerlo alguien que sienta cierto grado de sensibilidad hacia los perros, si no probablemente no lo difrute. Aunque no habla de perros, habla de personas, de sentimientos, de lo que nos pasa en la vida. Historia tierna contada desde el punto de vista de un perro en la víspera de su muerte. No estoy desvelando el final. Se sabe desde la primera página. Si eres sensiblero, prepárate a llorar desde la primera a la última frase.

hace 8 años